Cupcakes especiados de cereza o cómo hacer un postre personal

/
18 Comentarios

Cocinar para alguien es como hacer un regalo. Debería estar enfocado en quien lo recibe, y no en quien lo hace.

Vale que todos hemos regalado alguna vez a nuestra madre/pareja/hermano esa cosa que tanto deseábamos (nosotros) con la esperanza de poder disfrutarlo de rebote. Esa jugada se traduce en la cocina como "québienquevienenfulanoymenganoacomer-aprovechoyhagocroquetas-queyollevounmesadietaymemuerodeganas".  Es muy válida, sobre todo si a Fulano y a Mengano también les encantan las croquetas. ¿A quién no le gustan?

Pero los mejores regalos que se pueden recibir son aquellos en los que se nota que han sido pensados para tí, conociendo tus gustos. Por eso cuando cocino para alguien, intento pensar siempre en lo que sé que más le va a hacer disfrutar: no se trata de lucirse con técnicas raras, ni ingredientes gourmet.

A mí me encantan los postres, cuanto más golosos mejor. Con mucha crema, mucho relleno y mucho de todo. Pero hoy ha venido mi hermana a comer y ya sé que ése no es su estilo: mejor ingredientes naturales, frescos, sin cosas complicadas...

Así que he pensado en lo que tenía en casa, y me he acordado de unas cerezas que nos quedaban que ya se iban a pasar de maduras. Buscando un poco por aquí y un poco por allá, he adaptado cosas de varias recetas (más abajo los links originales) e inventado un poco para conseguir unos cupcakes especiados de cereza y almendra. ¡Muy fáciles!



Cupcakes especiados de cereza y almendra:

Dificultad, así de primeras: sencilla. Probabilidad de complicaciones: tener que limpiar después, eso seguro. Presentación: fácil. Sabor: muy bueno y natural. Recetas de inspiración: A qué saben las nubes y Mundodulcinea

Ingredientes (para 12 cupcakes):
130 gr. de harina
100 gr. de almendra en polvo (si no tenéis, pues entonces 230 de harina)
150 gr. de azúcar
1 yogur natural
2 huevos
50 gr. mantequilla
1 pizca de sal
1 pizca de canela
semillas de amapola
2 cucharaditas de levadura
cerezas deshuesadas y picadas, o en conserva, o deshidratadas...

Preparación:
En un cazo o en el microondas, fundir la mantequilla hasta que esté líquida (podéis sustituirla por 3 cucharadas de aceite de girasol). Mezclar con los huevos bien batidos y el yogur: batir todos los ingredientes húmedos juntos.

En otro recipiente, mezclar los ingredientes secos: Harina, almendra, levadura, azúcar y canela (las especias son al gusto, podéis obviar las semillas de amapola si no tenéis, o echar nuez moscada, jengibre...). Revolver con un batidor para que no queden grumos.


Precalentar el horno a 180º, e ir colocando las cápsulas de papel en los moldes.

Agregar los ingredientes secos a los húmedos, en 3 o 4 veces: hay que mezclar bien la masa pero sin batir demasiado, si no no subiría! Mejor con una lengua de gato o cuchara que con el batidor.

A continuación, echar las cerezas. Yo he usado cerezas de temporadas deshuesadas y picadas, y un puñado de deshidratadas (de la marca Royal Orchid, las compré en Carrefour y las uso en los plum-cakes). AVISO: Probad el sabor, si queréis echarle más azúcar para contrarrestar el ácido del yogur, no hay ningún problema.

Ya sólo queda ir repartiendo la masa dentro de las cápsulas.
AVISO: el producto resultante es bastante líquido, así que cuidado al irlo echando (hasta 2/3 de la capacidad de la cápsula de papel) para no engorrinar todo.

Cocinar en el horno unos 20-25 minutos, o hasta que insertéis un palillo y salga limpio.

Et voilà! Vuestros preciosos cupcakes estarán terminados, algún trozo de cereza habrá salido a la superficie pero así quedan más vistosos. Dejarlos enfriar 5 minutos en el molde, y después pasarlos a una rejilla (si no tenéis la rejilla de la Barbie repostera, podéis utilizar una normal del horno con algún tope debajo para que circule el aire bajo los cupcakes).

Quedan buenísimos, con un sabor penetrante a cereza y un toque de almendra y canela insuperable! Si queréis adornarlos con frosting, rápidamente se puede hacer una mezcla de queso crema (Philadelphia o tipo mascarpone) con más cerezas picadas y azúcar: yo la hice y la pusimos sobre algunos de los cupcakes, pero sinceramente ¡están mejor sin nada!

Ya que estamos en plena temporada de cerezas, también podéis animaros a probar otras recetas con esta misma fruta. Echar un vistazo a otros cupcakes realizados con esta fruta, como los de Cakes Haute CoutureObjetivo Cupcake, o Cupcakeproject, los muffins de Fotomerienda, los bizcochitos de Mi dulce Magdalena, las galletas de Joy the Baker o las cerezas al vodka de Lorentzero.



Entradas relacionadas

18 comentarios:

  1. Qué buenos! Adoro las cerezas, me gustan tanto que siempre me las acabo comiendo solas así sin mas, jejeje. Pero el otro día me sobraron unas pocas e hice un pastel de cerezas... madre, qué rico!! Pero vamos, que seguro que pruebo tus cupcakes ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me pongo tonta a comerlas sin más, sobre todo si me regalan algunas de las de mi pueblo, que no son rojas sino rosa-amarillentas. Pero cuidado con beber agua con ellas, que sientan mal...!

    Ésta es la mejor época para las cerezas, y hay que aprovechar!

    ResponderEliminar
  3. Niña, me gustan los cupcakes, tu rico blog y tu buen gusto. Te sigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Silvia! tu blog es toda una referencia, así que yo, orgullosísima de que vayas a leer el mío!

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Acabo de conocer tu blog y es... muy apetitoso :)
    qué recetas más ricas nos ofreces.
    Me encanta y, sin duda, me apunto esta.

    Un besito.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Lily! Tu blog me ha dado ideas acerca de cómo mejorar éste, sobre todo para evitar el copia-pega! Gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Ya me he comprado las cerezas. Te contaré el resultado. Lorentzero.

    ResponderEliminar
  8. Lorenzo, eres un sol de grande :).

    Recomendación de últimas horas: si lo haces con cerezas frescas, casi mejor poner una cereza entera (sin el hueso) en el centro sobre un poco de masa y luego cubrirla por encima. Yo puse muchos muchos trozos y hoy estaban un poco pegaos al papel!

    Gracias por tu visita y tus tweets!!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo este verano haré de moras... que al rededor de la casa está llenitooooo :P

    Genial como siempre Anita.

    muaaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. oh ah, moras! no he pasado yo horas ni nada cogiendo las de detrás de mi casa en el pueblo... ahora empiezan las frambuesas! muaaaaaaa

    ResponderEliminar
  11. Hola! Me encantan las cerezas, y tengo unas por aquí dado vueltas (las compré porque el frasco decía que eran en almíbar... pero de almíbar NADA!!), así que voy a probar tu receta. Felicidades por tu blog, me ha gustado mucho!
    Saluditossss.

    ResponderEliminar
  12. Que buena pinta... ¿rehidratas las cerezas o las hechas tal cual? Yo el otro día hice unos de arándanos deshidratados directamente de la bolsa y quedaron un poco durillos.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Éstas que tengo yo no están muy deshidratadas, pero las puse antes con el resto de las cerezas frescas picadas para que cogieran jugo... Los arándanos como tienen menos carne, quedan bastante secos y sí que hay que hidratarlos antes!

    ResponderEliminar
  14. Hola!!!

    Tu blog ha sido todo un descubrimiento, que´cosas más ricas y buen gusto para todo!
    Te sigo desde ya :)

    Besos mil

    ResponderEliminar
  15. que delicia!!! me chiflan estos cupcakes!
    besitos

    ResponderEliminar
  16. @Ivana Gracias por tu visita, Ivana! aquí somos todos unos chiflados por el dulce...

    ResponderEliminar
  17. Menudas fotos! Acabo de conocerte y me quedo sin dudarlo como seguidora, qué cupcakes tan ricos! Voy a seguir leyendote ;)
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  18. Tienes un blog interesante.
    Gracias por al mio
    Besos

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.