Shortbreads o cómo no romper unas galletas de mantequilla

/
7 Comentarios
La señorita Wikipedia nos cuenta que el shortbread es un tipo de galleta elaborada tradicionalmente con una parte de azúcar blanca, dos partes de mantequilla y tres partes de harina de trigo. 

Lo que no dice es que estas galletas de mantequilla son un pecado (venial), un delito contra las caderas y un placer excelso. 

Originarias de Escocia, y popularmente identificadas con la gastronomía británica, los shortbread no tienen mucho que ver con las galletas de mantequilla que conocemos por aquí: nada de lata azul, ni de cobertura de chocolate, y mucho menos guinda o mermelada en el centro.

Éstas juegan en otra liga: la de la mantequillorra total, con un olor delicioso a grasa fundente y un punto salado. Por esta razón, o te encantan, o las odias. Y aunque te encanten, me parece que no es recomendable su consumo abusivo a no ser que seas porteador de alta montaña o atleta profesional.

Por esta razón hace falta una muy, muy buena excusa para decidirse a hacerlas y luego tener la voluntad de no comerlas todas. En mi caso, eran para un regalo y sólo comí dos y las migas. (El porqué de las migas, más abajo)


RECETA Shortbread:
Dificultad, así de primeras: sencilla
Probabilidad de complicaciones: media-alta si no lees las instrucciones
Presentación: fácil
Sabor: para lucirte

260 gr. harina
225 gr. mantequilla sin sal (nada de margarina)
60 gr. azúcar
1 cucharadita (tsp.) de vainilla
2 gr. o 1/4 tsp. de sal

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa.
Añadir el azúcar y batir de nuevo para integralo a la mantequilla.
Agregar la vainilla, la harina y la sal, y mezclar bien.
Amasar con las manos la bola resultante, y cuando no tenga ningún grumo, envolver en plástico o film para alimentos, aplastar hasta que quede un disco plano y enfriar en la nevera, mínimo 30 minutos (mejor si son 2 horas)

La experiencia me dice que es mejor separar la masa en 3 discos, y dejar 2 en la nevera mientras estiras y cortas la primera. ¿Por qué? Pues porque al tener tanta mantequilla, la masa fría tiene un poco de dureza que va perdiendo al contacto con las manos, y es más fácil trabajarla.

Sobre una superficie antiadherente o entre papeles encerados estiramos el disco de masa con el rodillo hasta un espesor de (IMPORTANTE)  entre 10 y 15 mm. A continuación podemos recortar las galletas con un cortador, o con la boca de un vaso estrecho. 
Truquillo > los recortes sobrantes se pueden volver a juntar para intentar sacar alguna galleta más de ellos.

Si tenéis bandejas de hornear galletas (que son más pequeñas que las del horno) vais poniendo con cuidado las piezas que os salgan sobre éstas, con un papel de horno en medio. Si no tenéis todavía el kit de la Barbie repostera completo, como yo, las ponemos sobre una fuente o plato llano grande, con su correspondiente papel de horno. Entonces las volvemos a meter en la nevera, mínimo unos 15 minutos - media hora. El frío hará que no pierdan la forma del cortador y que no se derritan enseguida tras entrar en el horno.

Hacemos lo mismo con los otros discos de masa que tenemos esperando en la nevera. 

Cuando metamos el último grupo de galletas a enfriar, precalentamos el horno a 175º.
IMPORTANTE: ¡No dejar las bandejas del horno dentro! La bandeja tiene que estar fría cuando coloquemos las galletas encima, si no se ablandarían instantáneamente.

Hay que colocar los papeles de horno con las galletas encima de la bandeja del horno, no os preocupéis por dejar mucho espacio entre ellas porque al no llevar levadura no crecen, sino que menguan al derretirse la mantequilla. (Por eso es importante no cortarlas con un grosor muy fino, como hice yo la primera vez, porque se os quedarán transparentes y quebradizas...)

En 8 o 10 minutos de horno estarán listas, en cuanto los bordes empiecen a coger un tono dorado. 


Recomendaciones encarecidas: respetad los tiempos de nevera porque de lo contrario no hay alma humana que separe las galletas de los recortes.

¿Veis qué finitas me quedaron a mí algunas en las fotos? Pues después de todo este proceso, de haber decorado algunas con chocolate fundido, de meterlas en un bote personalizado con todo mi cariño... Muchas de ellas acabaron en nada más que migas (muy ricas, pero migas) porque se golpearon unas a otras dentro del bote durante el transporte (demasiado frágiles)

Entradas relacionadas

7 comentarios:

  1. Bienvenida al barrio!! En nuestra casita, www.clotildecontilde.com somos tres Asier IRa y yo misma, Virginia, y como hoy em toca marujeo, de parte de los tres te deseamos que nos deleites con muchas recetas muuuucho tiempo!
    Ah! y una petición personal: alguna receta para ignorante y torpes en la cocina, plis!!! jajajaja (esto es para mi, soy un desastre capaz de olvidarme la harina para rebozar un filete...¬¬)

    Lo dicho, un besazo, y pasate cuando quieras a saludar, estaremos encantados de verte!

    Virginia
    www.clotildecontilde.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Virginia!! Os leo desde hace mucho tiempo!

    Espero poner muchas recetas de dulcerías, y casi todas aptas para novatos, que yo tampoco soy ninguna experta! Lo importante es que te guste comer: ¿sí? Pues entonces ya está casi todo hecho, el resto es sacar un poco de tiempo y no obsesionarse con que quede perfecto. (A mí casi nunca me queda nada "de revista".

    Por eso este blog intentará ser sencillo, entretenido y sobre todo práctico, porque a todos nos gustan los blogs con fotos alucinantes, estilismos super trabajados ¿pero luego quién puede hacer eso en casa?

    Un muxu!!

    ResponderEliminar
  3. hola! tienes un blog estupendo que promete y mucho!
    saludos!
    Eva
    Ma Petite Boulangerie

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias, Eva! No pensaba que el blog fuera algo que llevara tanto tiempo y dedicación, uff, pero por ahora estoy encantada!

    Gracias mil por pasarte! Un muxu

    ResponderEliminar
  5. Me encanta como cuentas las cosas, tienes mucho arte ;)
    Me pierden las galletas de mantequilla! pero evito hacerlas porque yo sí que me las acabo comiendo todas!

    ResponderEliminar
  6. @Senda (CatsandCakes) Yo también me las como todas si alguien no me lo impide, arg! :D

    ResponderEliminar
  7. Umm qué buena pinta!! y que nostalgia!

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.