Tarta y cupcakes de frutos del bosque o el ♥ está en el aire

/
15 Comentarios
"Ya puestos a pasar un calor infernal con el horno encendido, y con las manos en la masa... qué más da hacer una tarta, que unos cupcakes, o las dos cosas a la vez?..."

Esto lo pensé la semana pasada, cuando no hacía tanto, tanto calor como estos días. Si os pasáis ahora una tarde entera en la cocina, con el horno a 180º, no me responsabilizo de las consecuencias físicas ni morales...

Para el concurso Love is in the air de tartas y/o cupcakes bodorriles, organizado por For the Cakes, tiré la casa por la ventana e hice las dos cosas: tarta y cupcakes. (Qué chula soy). Claro que usé la misma base de bizcocho para las 2 cosas, y así todo se simplificó exponencialmente; pero de todas maneras me pasé 2 días trajinando en la cocina para cumplir con mi primer concurso repostero-blogueril.

Ya os enseñé en el anterior post cómo había quedado el resultado, y hoy os traigo las recetas en caso de que queráis exponeros imprudentemente a un golpe de calor, o guardarlas para cuando llegue un clima más templado.

Si os gusta la receta, dejad una opinión sobre ella, o sobre mí en los comentarios del blog de For the Cakes, o en su página de Facebook. Cada comentario cuenta como un voto!


Como había que contentar a Rodolfo, he puesto limón y chocolate blanco, y para que le guste a Micaela, un poco de color rosa y frutos del bosque.

Ellos son de tamaño pequeño, así que una mini tarta les va que ni pintada, con sus tres pisos de rigor y su parejita en lo alto. Los invitados más informales podrán disfrutar de los cupcakes a juego, y encender las velas en el momento álgido del baile (ése en el que el primo de rigor lo da todo, ellos se aflojan las corbatas y ellas se quitan los tacones).

La base del bizcocho es una receta de Magnolia Bakery, que yo he adaptado para conseguir 2 sabores y 2 colores distintos.

Con las cantidades que pongo, salió una mini tarta de 3 pisos de 20 cm de altura, y 10 cupcakes (frutos del bosque, chocolate blanco, limón y vainilla). Podéis hacer una tarta más grande, o todo cupcakes, o reducir las cantidades a la mitad, pasar del rosa, pasar de la vainilla, tomaros un mojito...

Elegid la combinación de sabores que más os guste: la receta del bizcocho os la recomiendo porque es la mejor de las que he probado como base de cupcakes. A parti de ahí, usad vuestra imaginación y lo que tengáis a mano en casa! Lo que importa es pasarlo bien, y que el resultado sea de nuestro gusto: empecemos bailando un poco...



Tarta y cupcakes de frutos del bosque:


Dificultad, así de primeras: con 34 grados a la sombra, todo es difícil. Probabilidad de complicaciones: mejor olvidaos de la perfección. Presentación: 10 en la escala de la monería-cucadaSabor: muy bueno. Recetas de inspiración: Trotamundos (sobre una receta de Magnolia Bakery) y yo misma

Ingredientes masa del BIZCOCHO VAINILLA MAGNOLIA BAKERY (unos 24 cupcakes)
Buena voluntad
400 gr. harina
225 gr. mantequilla en pomada
440 gr. azúcar
4 huevos
250 ml. leche
20 gr. o una cucharadita colmada de polvos de hornear
Extracto de vainilla, o vainilla natural raspada
Extracto de almendra (opcional)
Mermelada de frambuesa (opcional)
Esencia de frambuesa (opcional)
Colorante comestible en gel rosa (opcional)
Cerezas frescas (opcional)

Preparación:
Batir la mantequilla ablandada a temperatura ambiente hasta que esponje. Gradualmente, añadirle el azúcar y batir hasta que se integre. Incorporar los huevos, uno a uno, batiendo muy bien tras cada adición.

Mezclar aparte la harina con la levadura y tamizar.

Unir en otro recipiente la leche con una cucharadita de vainilla.

Precalentar el horno a 180 grados.

Añadir la harina a la primera masa de mantequilla con huevos y azúcar, alternando con la leche, pero empezando y terminando con los ingredientes secos. Integrar completamente.

De la masa resultante, reservé una tercera parte en otro bol: añadí esencia de frambuesas, y varias cucharadas grandes de mermelada de frambuesa ( o frambuesas frescas, si se tienen), más una pizquita de colorante rosa en gel. La otra parte de masa se puede aromatizar con más vainilla, o un poco de esencia de almendra, al gusto personal.

TARTA:
Para realizar la tarta, he usado 3 moldes cuadrados, cada uno más pequeño que el anterior, de 12, 9 y 6 cm, respectivamente.

El molde mediano lo usé con la masa rosa de frambuesa; el más grande, y el pequeño se rellenan hasta la mitad con la masa avainillada: tras deshuesar varias cerezas frescas, puse 12 en el molde mayor y unas 4 o 5 en el menor. Después se vierte un poco más de masa de bizcocho para tapar las cerezas y que queden en el interior.

Los tres moldes han de estar unos 45 minutos en el horno, a 180 grados.

Tras comprobar que cada uno está bien cocido, se dejan enfriar sobre una rejilla y cuando estén bien fríos puede montarse la tarta: abajo, el bizcocho grande de vainilla y almendra con cerezas. Sobre él, se extiende un poco de mermelada de frambuesas rebajada con agua, como almíbar. Encima, el bizcocho mediana de frambuesas, partido en 2 pisos y con una generosa capa de lemon curd en el medio. Un poco más de mermelada de frambuesas encima, y arriba del todo, el bizcocho pequeño con cerezas en su interior.

Sobre el primer y tercer bizcocho va una buttercream de cereza y frutos del bosque, y encima del segundo, una ganaché de chocolate blanco que adorna también las esquina de los otros pisos y la flor central superior


CUPCAKES:
Con una tercera parte de la masa total hice los cupcakes: hay que colocar las cápsulas de papel en el molde, y repartir la masa dentro de ellas, hasta 3/4 partes de su capacidad. Los cupcakes de masa avainillada, llevan una cereza deshuesada dentro, tapada con un poco más de masa; los de bizcocho rosa tienen una cucharada de mermelada en el centro.

Cocinar 25 minutos en el horno, a 180 grados.

Los cupcakes de color rosa están rellenos de lemon curd: cortamos un cono de bizcocho con un cuchillo e introducimos la crema con cuidado o utilizamos una boquilla especial de relleno. Por encima, ganaché de chocolate blanco aplicada con manga pastelera o directamente con una espátula (quien dice espátula, dice cuchara, cuchillo de extender o apaños similares). Los cupcakes de cereza tienen frosting de buttercream de frutos del bosque: intenté hacer flores con la boquilla de pétalos, y como la rosa era difícil de narices, al final salieron unos "claveles". Ejem



GANACHE DE CHOCOLATE BLANCO:

200 ml. de nata para montar
300 gr. chocolate blanco

Calentar la nata al fuego, justo cuando rompe a hervir, echar los trozos de chocolate dentro, retirar del fuego y dejar que se disuelva. Una vez enfriado, meter unas horas en la nevera y después montarlo con unas varillas hasta conseguir una consistencia esponjosa y firme.

El chocolate blanco tiene más grasa que el negro, por lo que para que la ganaché no quede líquida la relación de chocolate respecto a la nata no es 1:1, sino de 1,5 o 2:1.

BUTTERCREAM DE FRUTOS DEL BOSQUE

250 gr. mantequilla en pomada
75 gr. Fondant Squires de grosella negra (si no se tiene, mantequilla y el doble de azúcar glas, más mermelada o aromas)
2 cucharadas de agua hirviendo
mermelada de frambuesa
esencia de cereza
100 gr. azúcar glas (a partir de ahí, al gusto)

Batir la mantequilla en pomada con el polvo tamizado del fondant de grosella negra. Añadir las 2 cucharadas de agua hirviendo, y emulsionar batiendo bien. Agregar azúcar glas hasta que la crema espese, y más tarde la esencia de cereza y la mermelada colada para que no tenga grumos.

La receta de lemon curd la tenéis aquí.

Y eso es todo, puff... ésta es la receta más complicada de las que he hecho hasta ahora, pero el nivel del concurso es muy alto, así que me doy por satisfecha con que os guste, y si alguno me quiere votar, pues genial! Desde aquí mando toda la suerte del mundo a los demás participantes, en las entradas de For the Cakes podéis ver todas sus obras.

Los próximos días pondré alguna propuesta más sencilla, y sobre todo, más fresca para estos calores.

Entradas relacionadas

15 comentarios:

  1. Qué tarta divina!!!
    Los cupcakes ideales pero la tarta son palabras mayores!!! merece la pena desintegrarse en la cocina...
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. @Isabel pasé un calor inhumano, si hubiese tenido que hacerla esta semana creo que hubiera fenecido en el intento :)

    ResponderEliminar
  3. Qué feliz harás a los novios con esa tarta y cupcakes tan deliciosos, me dan ganas de casarme y todo Ups! (no se lo contéis a mi novio, que saldrá corriendo hehehe)

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Desde luego, tanto calor ha merecido la pena!! Te ha quedado todo maravilloso!! Te felicito! un besote guapa

    ResponderEliminar
  5. qué trabajo mujer! todo se ve delicioso!
    saluditos,
    Andrea.

    ResponderEliminar
  6. Gracias :-) Ella sólo le propone matrimonio después de probar el jamón, las inglesas son muy interesadas....Por cierto que ayer probé a montar el ganache y estaba más o menos consistente...Tendría que haber leído tu explicación antes!

    ResponderEliminar
  7. Hola! acabo de llegar a tu blog y me quedo encantada! Me gusta esta minitarta i los cupcakes a juego!!!! besitos y mucha suerte en el concurso!!! ;)

    ResponderEliminar
  8. Pero que tarta más impresionante, el sabor debia de ser exquisito, ha valido la pena pasar ese calorazo para que podamos ver este resultado!!:) besines y suerte!

    ResponderEliminar
  9. Pues menos mal que hacia calor y no querias encender mucho horno,porque si llega a hacer frio montas esa tarde una confiteria en tu casa!!!
    Todo tiene un aspecto delicioso!!
    Besos Esther

    ResponderEliminar
  10. Lo tuyo es un no parar!!!!
    Me gusta todo muchísimo, como has combinado los sabores y los colores y ademas te ha quedado monisimo todo, de quedarme con una receta, me lleva la del buttercream de frutos rojos,que delicia!!! Espero que tengas muuuucha suerte!!!
    Bsssss.

    ResponderEliminar
  11. Tanto la tarta como los cupcakes te quedaron espectaculares!!! Entiendo perfectamente lo del calor. Yo no tengo aire acondicionado en la cocina y cada poco me voy al salón porque si no me daria algo.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  12. @Virginia yo no tengo aire acondicionado en ningún lado! en el norte no es algo común porque (se supone que) no hace tanto calor, pero estas semanas nos estamos saliendo... arg!

    ResponderEliminar
  13. Vaya como te lo has currado!!! Wowwwww!!!

    Es maravillosa! Ahora mismo te dejo un comentario en facebook :)

    Y menuda pinta, tiene que estar todo buenísimo!

    Cómo me he reído con la entrada, me ha matado lo de tomarse un mojito jajaja

    Un besote de los grandes artista!!! :)

    Posdata: yo tampoco había visto nunca los papelitos de magdalenas en el mercadona, están en la zona de los platos de plástico, tuppers, etc...Rebusca que seguro que los encuentras! :)

    ResponderEliminar
  14. No te conocía! Gracias por pasarte por mi blog! Qué trabajo te has llevado con esta receta, no?? Es una maravilla! Un beso :)

    ResponderEliminar
  15. CIELO MÍO, CÓMO ME ALEGRO QUE A TRAVÉS DE LAS PINUINAS ME CONOCIERAS, ENTRARAS EN MI BLOG, ME DEJARAS UN COMENTARIO MARAVILLOSO QUE ME HIZO METERME EN TU PERFIL Y AHÍ, TAN SOLO LEYENDO COMO TE EXPRESABAS SUPE QUE ME IBA A GUSTAR TU BLOG... PERO ME EQUIVOQUÉ... NO ME GUSTA... ME ENCANTA!!! ES MÁS... ME SUPERENCANTA!!! QUÉ FOTOS MADRE MÍA, QUE TARTA, QUE CURRADO, QUE PAJARITOS MÁS MONOS, QUE TODO GUAPA. SEGUIDORA FIEL Y TOTAL A PARTIR DE YA. UN BESAZO.

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.