29 julio 2011

104

Fondant: sí o no? he ahí la cuestión

Después de muchos meses siguiendo blogs y viendo fantásticas y churriguerescas tartas hechas a base de fondant, andaba yo con la idea metida entre ceja y ceja de que tenía que aprender a manejarlo. En mis sueños multicolores, hacía una tarta de tropecientos pisos esplendorosa y provocadora de admiración total.

Para los que no lo sepan, el fondant es un tipo de recubrimiento usado en la decoración de pasteles que aunque viene del francés "fundente", no tiene nada que ver con el chocolate ídem ni con el ídem hecho sólo con azúcar y agua. En inglispitinglis, lengua materna de los maestros de esta técnica, se llama rolled fondant o fondant icing a la pasta dulce creada con glicerina y gelificantes que puede amasarse, moldearse y estirarse para cubrir o decorar un postre.

Hete aquí que yo me compré un día, en una de mis compras compulsivas por la red, un paquete de fondant blanco, y ahí está, metido en el armario, mirándome con ojos de cordero degollado cada vez que abro la puerta. Investigué, leí y googleé pero me parecía bastante complicado tirarme a la piscina en plan autodidacta.

La versión casera del fondant se puede hacer en casa, a base de nubes de chuchería y azúcar glas a cascoporro. Como no podía ser de otra manera, la barbie repostera se compró para su kit un paquete enorme de jamones (así es como llamamos a las nubes en Bilbao), que también pone ojitos tiernos desde su rincón. La cosa no podía seguir así, de modo que ni corta ni perezosa la semana pasada fui a un curso de decoración con fondant.

A estas alturas ya querréis saber qué porras pasó, si me gustó, si fondant sí o fondant no. Pues tendréis que esperar, paciencia! De momento, esto es lo que me salió:

En mis andaduras blogueriles, llegué hasta el blog de una chica que suele dar cursos de repostería creativa y a finales de julio impartía uno de decoración básica con fondant. Así que el sábado pasado me fui a con mi caja de tartas y mi bizcocho (un madeira sponge cake de chocolate que me salió bastante mazacote porque no puse bien las cantidades, ejem).

El curso, de 4 horas, estaba muy bien organizado y la profesora llevó de todo: almíbar, colorantes, bolas ya teñidas en varios tonos, cortadores, estecas, rodillos, delantales... éramos 6 personas y pasamos una mañana muy entretenida aprendiendo a preparar fondant.

Cortamos los bizcochos en capas, los bañamos en almíbar con un biberón, y los rellenamos y cubrimos: crema de chocolate, de queso, swiss meringue buttercream normal, de frambuesas...

Después de alisar, se metieron las tartas a la nevera y entonces la profesora explicó cómo se colorea el fondant, los tipos distintos que hay, su consistencia y conservación, herramientas necesarias, etc. Aprendimos a amasarlo y teñirlo, a hacer lazos, rosas y a usar cortadores.

hablando sobre los colorantes, y arriba, las chorrocientas herramientas y cosiquinas que había
Tras media hora, sacamos las tartas de la nevera y empezamos a estirar el fondant que iba a recubrirlas. Algo que me sorprendió fue que hubiera que dejarlo tan gordo, de unos 4 o 5 mm, yo ingenua de mí creía que el fondant se dejaba finísimo y que por eso era tan difícil manejarlo: error! no fue demasiado complicado darle la vuelta y colocarlo sobre el bizcocho, pero sí alisarlo para que no quedaran arrugas ni pliegues.

Después de cubrir, cada uno tiró de imaginación y adornó la tarta como quiso
Y aquí tenéis mi tarta, de bizcocho esponjoso de Madeira con chocolate, en 3 capas, y rellena de crema de chocolate y swiss meringue buttercream de frambuesa.

Fondant entonces, sí o no?

A riesgo de despertar las iras de todos los fondant-fans, me decido por el no.

"Pero vamos a ver alma de cántaro, por qué? si estaba saliendo todo bien"

Entendámonos: escribo el blog porque me gusta cocinar, y me gusta cocinar sobre todo, porque me gusta comer. Mucho. Por eso soy una comedora ansiosa y una golosa irredenta, voy en busca del sabor apropiado, del postre pluscuamperfecto que te deja turuleto cuando lo pruebas, no cuando lo ves.

El fondant ya sé que depende de las marcas (en el caso del industrial y no casero, como era aquí), pero usamos Credipaste, que mi investigación googleadora previa había puesto en el número 1 de los que "saben mejor". Y qué es lo que le pasa? pues que no sabe a nada. O sí, sabe un poco a chuchería dulce sin sabor definido.

Y eso no es lo que yo quiero poner en una tarta! Para mí las tartas tienen que ser (esto lo digo yo, y cualquier hijo de vecino pensará otra cosa completamente distinta) jugosas, con un sabor sorprendente, con una untuosidad viciosa, y ya si nos ponemos a pedir el oro y el moro, bonitas.

Mi obra en fondant cosechó muchos "ohhs" y "ahhhhhs", pero luego casi todo el mundo peló la parte de fuera y se comió lo de dentro. Yo incluida. Se oyó mucho lo de "alguien quiere lo blanco?", de modo que no pasó el terrible test familiar de cata dulce.

mi sobrino, quitando el fondant para comerse lo demás...
Me da casi hasta pena porque comprobé que usar el fondant no es tan complicado como pensaba, que se pueden hacer cosas muy resultonas con él... pero en el momento decisivo, las papilas gustativas me dijeron que aquello no sabía a ná, y qué es la comida más que gusto y deleite?

No sé si volveré a usar fondant alguna vez, si le daré más oportunidades, en definitiva. No he llegado aún al modelado con pasta de azúcar y ya estoy pensando que a ver, realmente: eso se come? porque si un alto porcentaje de los comensales hacen como mi familia y lo retiran, para qué molestarse? sería lo mismo adornar la tarta con figuritas de plastilina, o con flores de verdad, o...

Me gustaría que comentarais aquí vuestra opinión, si creéis que se puede hacer de otra manera, o que no todo el mundo es tan talibán como mis catadores. Y por supuesto agradecerle a Inés el curso tan fantástico que dio.

ACTUALIZACIÓN (31.07.2011): resumición acientífica de los resultados de vuestros comentarios aquí en el blog y en twitter.

El 58% de los comentarios se decanta por el NO rotundo y sin concesiones.
El 40% por el SÍ con peros.
Sólo el 2% de las opiniones fueron de defensores a muerte del fondant.

Mi conclusión personal: lo que más me ha sorprendido es que muchos de los fondant-fans han admitido que no les gusta y/o que no lo comen en sus tartas. !? Eso no me lo esperaba para nada.

Muchos habéis dicho que el fondant resulta demasiado empalagoso, yo el problema que le vi no es que fuera demasiado dulce (tipo atracón de leche condensada), sino que no sabía a nada, absolutamente a nada más que a artificialidad.

Como en este blog hablo de repostería casera (de pequeños vicios que podemos hacer para satisfacernos y sacar una sonrisa a los demás desde una cocina pequeña), intento siempre que los ingredientes sean lo más naturales posible y que estén al alcance de todos. El fondant industrial no es natural, pero tampoco es pernicioso, tiene ingredientes que habitualmente llevan muchos productos que consumimos con asiduidad. Cada uno es libre de elegir usarlo o no, y de que le guste o no.

Simplemente creo (gracias a varios expertos que me han orientado!) que el método que usé en la tarta no es el mejor, que su versión casera deja mucho margen a la mejora del sabor, y que el fondant puede ofrecer un montón de posibilidades creativas pero que hay que supeditarlas al objetivo final de un postre: que alimente y que enamore.

De momento y hasta que no aprenda a utilizarlo mejor, el fondant no es para mí ni para mis degustadores habituales: hay muchas maneras de adornar un postre, muy pecaminosas y muy apetecibles y que no se van a quedar en el plato. Seguiréis viendo todas ellas aquí!

PD: gracias sinceras a todos los que habéis expresado vuestra opinión y habéis ayudado a que nos formemos una idea mejor de cómo trabajar esta técnica.

104 comentarios:

Luciana dijo...

Hola!

Estoy completamente de acuerdo contigo. Entiendo que se use para que la apariencia de la tarta sea de una manera determinada pero creo que prefiero otro tipo de apariencia que además no tenga una cosa blanca con textura plasticona encima.

Las tartas se pueden decorar de muchas maneras sin necesidad de fondant y con elementos que además aprobarían sin problema la rigurosa cata familia ;) ¡Que viva el frosting!

Me ha gustado mucho el post porque le has dado la oportunidad al fondant antes de elegir.

Un beso.

Miriam dijo...

Aaaaaaaah!!! No podría estar más de acuerdo, el fondant es una SOLEMNE PORQUERÍA! Concedido que puedes hacer auténticas virguerías con él, cosas muy llamativas y que te harán quedar como una reina, pero... está bueno? NOOOOOO! Qué valor tienes de decir esto en un blog, cuando está el fondant tan de moda, jajaja. El tema de las decoraciones y los frostings es una moda que proviene de donde todos sabemos y esa es la única razón para que la gente lo haga. Igual que los cupcakes con torres de frosting. Joerrr, soy la pera haciendo amigos...

cookemila dijo...

a ver...creo y con experiencia que me puedo llamar cake designer. Que ademas de hacer tartas, modelar, hago cursos, los imparto y etc etc...que el fondant es una masa increible para hacer las cosas mas increibles que se puedan concebir. Pero que no me gusta su sabor original. Es demasiado empalagoso. Prefiero el mazapan, mucho mas mediterraneo, igual de versatil...eso si mucho mas caro y por supuesto vedado a los alergicos a los frutos secos. Pero me encanta mi trabajo.Aunque el fondant es una forma de trabajar el azucar venida de america y pensareis, demasiado de alli como dice MIriam, mucha grasa, mucho colorante, mucho azucar, pues nacio en Francia y era como de clase alta.O sea de al lado del pirineo, no os engañeis. Nos lo hemos bajado a todos los niveles, pero aun asi, el gusto español no cuadra con el fondant.De echo he investigado y el gusto en general europeo y ya parte del americano, no cuadra con el fondant a secas. Todo el mundo pela el envoltorio y se queda con lo de dentro. Por eso lo de dentro tiene que estar a la altura o mas de lo de fuera. Por eso no dejas de comerte un donuts o abrir el regalo de tu cuñada, que lo de fuera es bonito, si, pero nadie ha dicho y ni podra decir que es alta cocina.En todo caso es alto diseño.Y no solo de madeiras vive el fondant, gracias a dios, se puede combinar con un monton de cosas, de rellenos, hasta rizar el rizo de lasmousses o de las genovesas, o de un angel cake....
Yo soy la primera que no aguanto ni cremas de mantequillas ni fondanes noramles (y eso que ahora con los sabores que empiezan a cubrir el mercado se comen mejor), pero un trozito en una tarta que lo normal es una racion de unos 75-90gramos no es mucho y aun asi la aparto (o el fondan es de limon o de choco y me lo como ,sino ceroooooo()asique vestu...no somos americanos y nunca nos comeremos (expto niños y personastopalcuerpo) el fondant de azucar (es lo mismo que el algodon de idem y la peña sigue con ello) lo que no quita que hagas y puedas hacer arte con ello. Y otra cosa te felicito por que lo dices, pero ojala no te quedes ahi, prque en realidad uno empieza a cocinar por lo que le enseñan y acaba adaptandolo (ahi la verdadera globalizacion) a los gustos de su gente. Cuando lees frosting acabas pensando en marsmallos o jamones o en crema de mantequilla, cuando lees fondant solo en nubes de azucar y ya ....pues no, hay mas mundos ademas de esos...mas sabores, mas texturas, mas bizochos y al final, no sera un sabor de alta cocina, pero tampoco es una porqueria.

Mikey F. dijo...

Yo ya te di mi opinion en su momento, pero me repito. Estas tartas son muy monis y muy cuquis y muy chachis, pero a mi me da la sensacion de estar hechas con plastico y me llaman la atencion mucho menos que una tarta con su frosting mantequilloso y sus marcas de la pala etc.

Llamenme rustico pero por ahora me quedo con las tartas menos preciosistas y mas tastys.

Eso si, la tarta monisisisisisima. Aun asi croe que una clase de esto me podrias dar... solo para decir que se hacerlo, basically jajaja.

Besotes,
Mikey.

Pigscuit dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo! Me da rabia porque mis amigos me enseñan tartas hechas de fondant en plan: mira qué bonito! Y yo sólo puedo pensar en que, además de que no es tan difícil de hacer, es bonito pero no está bueno. Aún así, yo tengo amigos a los que sí les gusta (yo he de reconocer que me lo como), todo es muy relativo...Creo que si le pones una buena capa por ejemplo de ganache se disfraza bastante el sabor, aunque no queda tan lisito...Aún así te ha quedado muy bonito, yo en septiembre haré un curso también, al final todas caemos. Y también estoy de acuerdo con cookemalia en que hay distintas formas de hacerlo (algunas bastante complicadas, por cierto) y que, si vas probando, puedes dar con una buena receta, pero aún así siempre será demasiado dulce. Yo me decanto más por hacer tartas cubiertas de cremas y ponerle alguna figurita de sugarpaste, es llamativo y comestible.

luisa dijo...

a mi no me gusta nada, esta de moda pero para mi gusto no sabe a nada. Y del frostting te digo lo mismo. Hace poco hice una tarta y al final casi la tire entera a la basura pq. nadie la queria. Con lo cual. Bss.

Muxu dijo...

AMÉN HERMANA!!!
Y yo que me creía rara por no gustarme ni interesarme lo más mínimo el fondant... u_u' Donde esté una decoración barroca con mantequilla o una cobertura de chocolate...!!!

Eso no quita que sean monísimas de la muerte esas tartas...

Besos

Muxu dijo...

Por cierto, yo me quedo con la expresión de tu sobrino... No se puede ser más sincero!!
Jajajjaja!! XDD
Toda una declaración de principios.

Pilar dijo...

Nunca he hecho ni probado una tarta así; por eso no puedo opinar. Pero el aspecto es espectacular...¡Son verdaderas obras de arte!

Miss Cupcake dijo...

Pese a las variadas opiniones acerca del fondart, me parece muy bien que hayas probado, ahora ya sabes lo que es y como trabajarlo.
Lo que no podemos negar es, lo resultón que termina siendo, así es que personalmente pienso que para decorar está muy bien!

Magdalena de Chocolate dijo...

Vale, totalmente de acuerdo contigo y eso que como te dije no lo he probado. las tartas o cupcakes decorados con fondant me parece una preciosidad, pero al igual que tú, cuando cocino es para disfrutar luego comiendo ese postre, y para que los demás disfruten de un sabor realmente bueno, no para ver una decoración bonita y luego meterlo en la boca y que sea horroroso...

Pero oye, que pa gustos los colores, y seguro que hay muchísima gente a la que le guste el fondant, yo no lo he probado, pero conociéndome sé que ese tipo de textura sobre una tarta no me gustaría, y como te dije, pienso que debe resultar excesivamente empelagoso... pero bueno, es para gustos, también se usan muchísimo las buttercream en los cupcakes y a mí no me gustan por el tacto que tienen y por el sabor, así que yo me quedo con lo más tradicional, una buena cobertura de chocolate, una ganache, nata... :D

Besitos!

La cérise sur le gâteau dijo...

Te ha quedado bien bonita, y me siento súper identificada contigo en muchas cosas de lo que dices. Desde que estoy de bloguera cocinera, descubro maravillas que me abren las ganas de intentar hacer yo también tartas de fondant o cupcakes pero aún no he tenido el valor de ahcer ni uno ni otro.

En cuanto al fondant, gracias, me has solucionado mi principal duda: ¿estará bueno? hace mucho que me olía que seguro que no sabía a nada o que sabía demasiado dulce. La cara del pequeñajo de blanco lo dice todo, el fondant no está bueno!

Eso sí, el relleno de esa tarta me vuelve loca!!!!!!!!

Un besazo!

Mary dijo...

Pues te ha quedado una tarta preciosísima. Yo soy de fondant, pero me gusta más en galletitas o cupcakes, quizás sea por eso que tú dices, demasiado azúcar. A mí me encanta trabajarlo aunque luego no me lo coma. Disfruto viendo a los niños que me rodean comérselo y disfrutar.

Caldebarcos dijo...

Creo que era necesario que alguien levantara la voz.
Soy como tú, quiero que me guste lo que como y lo que doy a comer
Son bonitas, si, pero son más bien obras de arte, esculturas. No tartas para disfrutar con el paladar.
Además dan un trabajazo un poco inútil, y lo siento, tanto trabajo para algo perecedero y que por encima no está bueno, pues, en mi opinión, no. Nunca me atrajo.
Son bonoitas, pero artificiales. A mi me parece más bonita una cobertura bien puesta con nata o choco que esto y además está buenísima.
Bicos
AH! la tarta te quedó preciosa, superfina

Laura Selene dijo...

Jajajaj, por favor que no me lea ninguna futura clienta, no en serio no puedo opinar demasiado sobre el sabor, no me gusta el dulce y realmente eso es muy dulce, probé un trozo para no envenenar a nadie y mis dientes se rebelaron de tal manera que no he podido con más. La cuestión es que de alguna forma tiene que gustarle a alguien, los 4 pedidos que he tenido es de gente que ha repetido y no hay que negar que el reto de moldear me impresiona, sera parte de mi subconsciente infantil que sale a flote y recuerda la plastilina. En cuanto a tu tarta te ha quedado genial. Un beso guapa.

Andrea dijo...

Te felicito por tu tarta, la flor es divina! Con respecto al fondant, a mí me encanta decorar con él aunque en casa mis hijos a veces hacen lo que tu sobrino. El fondant también se puede saborizar, los hay de chocolate, pero me resultan demasiado empalagosos. Sin embargo como han dicho por aquí, si le pones una capa de algo rico (en mi caso el dulce de leche es lo que más me gusta y le pega genial) puedes llegar a comerlo sin problemas. Si que está de moda aquí, si que es mucho azúcar, pero a mi me gusta el resultado y las posibilidades que tiene. Sin quitar por supuesto otras maravillosas coberturas como merengues, chocolates, mantequillas, glases... todo va en gustos. Y espero que aunque no te guste el gusto (vaya juego de palabras), te animes a usarlo otra vez, pues con tus manos, harás seguro, cosas muy bonitas!
Un beso.

Tartas Helena (Elenabilbao) dijo...

Menuda entrada màs interesante y amplia..primero la tarta te quedo chulisima y a tus compis tambien...hace muchos años,,cuanto tenia 19 ya doble la edad y otro tanto màs, estudie un año el metodo wilton, y yo era de las que lo que sobraba de merengue italiano succionaba la bolsa hasta vaciarla jjajajaa..o sea que las tartas con merengue italiano de toda la vida me chiflan, pero aqui en españa vine a descubrir el fondant que me tiene maravillada hasta el punto de gastarme hasta mi ultimo euro en comprar todo lo que sea para decorar tartas con fondant...da la sensacion que son de plastilina, y depende el dia cuando hago tartas para casa, me como el fondant, mi marido se lo come puro en cachos, pero casi siempre lo retiro de la tarta y me como el bizcocho y el relleno, hay personas que les he hecho tartas y han repetido, otras no, no cabe duda que estamos ante algo nuevo, muy bonito, muy vistoso, pero que nos costara que las personas lo acepten, estamos acostumbrados a la nata o al merengue italiano, y es mas la sensacion que da ala vista que es algo plastico lo que tire para atras el poder disfrutarla, porque sinceramente, haciendo la prueba, no es mas dulce que una nata que se pone a las tartas san marcos,....besos guapa y gracias por esta entrada tan completa.....

sandra dijo...

Bueno, me toca. Yo hice una pequeña el sábado 16 que fue el cumple de mi cuñi. Ella me dijo que estaba buena y muy jugosita por dentro, que lo de fuera para comer un poco estaba bien pero eso, un poco, que si no resulta demasiado dulce (hay que tener en cuenta que lo de dentro también es dulce). La marca Regalice no sabe mal... aunque de todas todas tenemos que ser conscientes que es azúcar leñe! Yo aparto el fondant lo mismo que aparto la nata en un milhoja o la crema empalagosa de un "mojí" o el cabello de ángel de un lazo de hojaldre... es cuestión de gustos. Yo siempre fui de salado más que de dulce hasta que me quedé embarazada... sigo siendo de salado pero por desgracia para mi cuerpo ahora me gusta mucho más el dulce... pero no el empalagoso... que hay que quitarle la corteza a la tarta... pues se le quita!!! con lo bonita que queda presentada... eso sí... en lo que hay que esmerarse es en lo de dentro, eso tiene que estar de muerte!!! así la gente primero recibe el pastel por los ojos y tiene un buen recuerdo y luego come algo riquísimo y el recuerdo bueno aumenta. No te des por vencida y sigue practicando, que te ha quedado muy chula la que has hecho maja. Como dicen algunos comentarios, hay que adaptar la receta a los paladares de aquí porque por ejemplo me parece HORRENDO que los americanos unten mantequilla de cacahuete y mermelada en pan de molde y sin embargo ellos parecen encantados... a mi no me gusta la leche condensada y hay gente que se la come a cucharadas... a mi marido le da un asco de muerte los pepinos y yo me los como a mordiscos...
Ahora me encuentro en la búsqueda de un buen frosting para cupcakes que pueda teñir de colores, que aguante tieso, que no lleve tropemil kilos de mantequilla y azúcar y que no lleve queso porque no me gusta... jajajja alguien da más??? Ves, hay que ir capeando el temporal y encontrar lo que más le cuadre a cada uno. Muchos besos Anita guapa. Te ha gustado el rollo que te metí??? ;D

Amaranta dijo...

La tarta te ha quedado monísima, y es que con fondant quedan muy bonitas. A mí personalmante me gusta muchísimo todo lo que lleve fondant, queda precioso. Yo ya he hecho alguna tarta y unas cuantas galletas con fondant, lo hago sobre todo porque me gusta modelar y ponerle imaginación al "asunto". Es muy entretenido y puedes explorar tu creatividad.
Ahora bien, es un sabor muy dulce. Yo confieso que casi siempre me lo como cuando está sobre una galleta, y si es en una tarta, pues un poquito, porque termina empachando. Y por eso mismo a casi nadie le gusta. A mi chico le horroriza, y a la mayor parte de mi familia también. Eso sí, una vez llevé una tarta con fondant al trabajo y no quedó ni una sola pizca!! Creo que va en función de los gustos de cada uno, y que cada cual es libre de si usarlo o no.

Enhorabuena por el post, hacía falta algo así para que tod@s opinásemos.

Besotes guapetona!!

Monaguillo dijo...

Un muy buen articulo.... Yo no he hecho nada con fondant ( ni creo que lo voy a hacer) , por eso me gusta que alguien que si lo hay trabajado, tenga el valor para levantar la voz y decir que eso es un "pansinsal" y que mas alla de la estetica - que quizá se pudiese conseguir de otra forma - lo unico que aporta es una racion innecesaria de azucares y otros aditivos.... pasando por los colorantes, que por muy naturales que sean, yo si quiero pintarme la "barriga" me compro unas temperas ... :D

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

pues yo no he probado.....ni muchos menos hacerlo, aunque como todo, me encantaría (pero me da una perezaaaa)....me imagino que será un poco insulso, y si queremos sabor habrá que conseguirlo con el relleno, lo de fuera no deja de ser algo bonito, pero quizá no demasiado comestible?, no se, me gustaría quitarme las dudas algún día.....

Marta y Cris dijo...

La tarta preciosa !!!!
Espero que al menos el relleno cumpliera con vuestras espectativas !!!

Es cierto que el fondant es pesado y que a simple vista sólo es algo decorativo, por eso quizás en cupcakes y galletas pase más inadvertido. Yo hice para el cumple de mi niña galletas, y no quedó ni una miga. A los niños del cole LE ENCANTÓ

MUACKS

LA COCINA DE LAS PINUINAS

PATRICIA SORDO dijo...

Hola guapa, la tarta te quedó muy fina, y desde luego para ser la primera vez que cubrías una tarta te quedó muy limpita.
Yo tengo que decir que soy defensora del fondant, ciertamente es muy dulce y la gran mayoría de la gente no se lo come, pero también tengo que decir que se puede conseguir bizcochos y rellenos maravillosos que acompañen a un exterior espectacular. Además ya hay fondant con sabores a la venta (yo aún no he probado...).
No te digo que te lances al fondant de cabeza, pero investiga un pelín mas en la red y dale otra oportunidad mujer, que tiene muchas posibilidades.
En cualquier caso, ya sabéis, detractoras y defensoras, para gustos están hechos los colores y por fortuna no pensamos todos igual. Gracias por este fantástico debate.

Chocolat dijo...

Pues la tuya ha quedado muy bien,que pena que no te convenza.De todas formas con todo lo que haces tan bueno nos conformaremos.
Un beso
Paloma
www.chocolatmalaga.blogspot.com

Rakelilla dijo...

Desde luego has creado un debate muy interesante. A mi me encantan las tartas de fondat, me parecen obras de arte, se pueden conseguir cosas realmente bellas y no me lo como.
Tienes toda la razón cuando dices que no sabe a nada, a mi me empalaga, pero tampoco me como la crema de trufa, las nueces caramelizadas, los fideos de chocolate y otras cosas que se utilizan para decorar, lo aparto y disfruto del resto de la tarta tan ricamente. Y como dice Cookemila, debajo de una tarta de fondant tiene que aparecer un bizcocho jugoso y un relleno sabroso para que la tarta no sólo sea bonita sino también deliciosa.
En resumen, que yo estoy a favor siempre que no se creen espectativas y avises a los comensales que la cobertura es empalagosa y que ellos decidan si la quieren comer o no.

Bicos

Sweet 180° dijo...

Yo hago tartas con fondant, y no me lo como! Aunque el fondant es casero, y tengo que decir que hay gente que le gusta mucho. Creo que el secreto es siempre optar por rellenos deliciosos y decadentes. los bizcochos son la prioridad.
El fondant incluso lo que tiene de bueno es que si no te gusta se quita con facilidad...y el interior queda virgen y muy bien conservado. Y esa tarta decorada sorprendió a muchos y seguro hizo feliz a alguien en un día especial.

En cualquier caso, en mi blog no suelo hacer tartas de fondant y más bien me voy por lo rústico, lo sabroso, lo que se cuece y se come casi de forma instantánea. Pero defiendo el fondant porque sus resultados le roban la sonrisa a la gente, y porque para mi no es una moda, así han sido mis tartas de cumpleaños de toda la vida.

Un beso

pulgas dijo...

Uf, vaya frente has abierto¡¡¡¡jajaja
No voy a entrar en el debate porque creo que no se puede criticar algo que no se ha visto de cerca pero que nos atrevemos a llamar porquería.
Hago tartas vistosas y además deliciosas según dicen (suelen repetir) y creo que es un trabajo que no se puede menospreciar, un trabajo de muchas horas a veces y mucha dedicación. No creo que nadie tenga licencia para llamar a esto porquería, y que conste que yo hago con el fondant lo mismo que el niño de la foto jajaja.
Tu tarta para ser la primera está muy bien, y me alegro de que para opinar lo hayas probado. Te aconsejo que pruebes otras marcas y le añadas esencias (aún así sigue siendo superdulce).
Me encanta tu blog y tus entradas me tienen enganchada, eres la bomba.
Besotesssssssss

Olguichi1970 dijo...

Una auténtica preciosidad....Yo he probado a hacer fondant en galletas, a ver si me atrevo con tartas...Besos

Isabel dijo...

Hola!!
Pues como tu bien sabes yo también hago tartas con fondant y en mi primer curso , con mi primera tarta me pasó lo que a tí. Pero de tal forma me enamoró esta técnica que me propuse mejorarla.

El fondant que cubre mis tartas lo hago yo, no es de nubes (demasiado empalagoso, ni comprado porque sabe raro), sino pasta laminada y le doy el sabor que más me gusta según los rellenos que pongo dentro (limón, vainilla, coco).

Nunca hago un madeira sponge cake para mis tartas, a no ser que sea una tarta con altura que tenga que modelar y recortar, aunque no te equivoques en las cantidades, es un bizcocho con una textura muy dura, reseco y nada esponjoso.

Llevo dos años intentando mejorar mis rellenos, almibares, cremas y bizcochos.

Y te puedo asegurar que mi gente no solo se come mis tartas y galletas, sino que les encantan, no hay un cumpleaños familiar en el que no se espera con impaciencia la tarta de "Morenisa".
...Y así empecé ha hacer tartas para mis sobrinos y ahora elaboro muchas más y hay muchas personas que les ha gustado repetir.

Tambien hay quien me ha dicho que es demasiado dulce, para gustos los colores...pero no es más dulce que una buttercream o un dulce de leche.

Además solo hace falta un poquito de idea...
Al almíbar que yo hago, siempre le pongo la mitad de azúcar, con los bizcochos hago lo mismo y con los rellenos que me lo permiten también, de esta forma el paladar te pide comer también el fondant.

Dos años de trabajo con este tema son muchas experiencias, que te dan paso a prender y rectificar.

Hay algunos comentarios aquí que me han hecho sentir...triste. Es como no valorar el trabajo que tiene hacer estas tartas...Yo hago todo casero, hasta el fondant.
Son muchas horas de trabajo y es una de mis pasiones.

Tu tarta quedó francamente preciosa por fuera, pero le falta experiencia, para quedar esponjosa y deliciosa por dentro.

No os dejéis llevar por el fondant comprado y el madeira sponge cake, que piden en todos los cursos para asegurarse el éxito de vuestras tartas por fuera.

Hay un mundo precioso y muy rico que descubrir con esta dulce técnica.

Un abrazo y buen finde.

Inés Misqueridastartas dijo...

Hola, Ana. ¡que pena que no gustara la tarta que hiciste! Yo llevé la que hice en el curso a una comida que tenía al día siguiente y se comió toda... Lo primero te digo que te quedó genial para ser la primera. Lo que ocurre es que como bien dicen por ahí, hay que hacer rico lo de dentro y no muy empalagoso. En tu caso, teniendo en cuanta las limitaciones por el tema del bizcocho que ya te comenté, sólo le pudiste poner una capa de relleno, a mi me gusta que tenga al menos dos capas de relleno, incluso combinando dos tipos. Para mí el SMB es el relleno más suave y que más me gusta, y con frambuesas está ríquisimo, pero por ejemplo me gusta más combinado con un bizcocho de vainilla, queda mejor. Mi secreto para el bizcocho es ponerle avellana picada, en serio que casi nadie me hace caso cuando doy la receta, le da muy buen sabor y queda más jugoso. De todas formas, yo muchas veces hago tartas decoradas sin fondant, se puede perfectamente usar una cobertura de chocolate, de SMB, de merengue,...y luego hacer figuras o dibujos con pasta de azúcar. Pero en realidad la cuestión es que si lo que buscas es únicamente el sabor no tiene tanto sentido usar el fondant, ya que para lo que sirve fundamentalmente es para hacer decoraciones. Se trata más de un espectáculo que de gastronomía. Un espectáculo que puede estar muy rico, pero sólo apto para golosos.
Una cosa más: las raciones de estas tartas han de ser finitas, sólo un goloso empedernido podría comerse más cantidad.

Trini Altea dijo...

Te ha quedado fantasta!!!

Que bonita.

Tere dijo...

Una tarta sin duda preciosa.

Ja ja totalmente de acuerdo y me sumo a NO fondant, de forma puntual repetiré pero reconozco que me gusta bien poco y tambien me gustan todo más natural, sin colorantes.. Perooooo que bonita te ha quedado¡¡¡

Un fuerte abrazo, Teresa

la gata golosa dijo...

Hola! yo también hago tartas fondant y no me como lo de fuera, no me gusta su sabor tan empalagoso, pero tampoco me gusta la buttercream y hay mucha gente a la que sí, así que si una vez hecha la tarta la gente a la que no le gusta lo retira no me parece tan grave. Yo misma quito de otro tipo de tartas frutas o frostings que no me gustan, o que me parece que no casan con el resto de sabores. A mí lo que de verdad me gusta es la creatividad, y eso es algo que el fondant me permite, así como personalizar las tartas. Lo verdaderamente importante es lo que hay debajo del fondant, no tiene porque ser un madeira sponge, y los rellenos pueden ser muy variados, así que prácticamente puedes hacer lo mismo que estás haciendo hasta ahora y luego simplemente decorarlo con fondant.

carmen dijo...

De entrada no he trabajado nunca con fondant, mi desconocimiento es total, pero me encantaría probar, tu tarta preciosa!! un beso

Paco dijo...

Biscayenne, no se si su sabor tendrá algo que ver con la apariencia, porque esta es espectacular y sorprendente, y muchas veces comemos con la vista.
Un saludo Paco

Mirasens dijo...

jajaja eres muy graciosa, me ha gustado mucho leer tu post, eres muy sincera. Pues la verdad es que sí, el fondant rico rico... no está, pero la comida entra por los ojos y aunque después "retires lo blanco" estoy segura que la impresión que causa una tarta así no la causa una tarta cubierta de nata.

Saluditos!

http://www.lasrecetitas.blogspot.com/

Manderley dijo...

Te ha quedado preciosa! De escaparate. Pero yo haría igual, retirar el envoltorio, no me gusta nada comer azúcar en pasta. Tengo fondant que compré hace un siglo y aún no lo he usado, porque cómo bien dices, es sólo apariencia. Cómo dicen otras comentaristas, hay otros recursos iguales de bonitos y que "se comen"!! jajaja
Por fin alguien pone las cosas en su sitio y nos dejamos de tonterías, la vista está muy bien, pero me quedo con el sabor.

Besosssssss

Miss Migas dijo...

No me lo puedo creeeeeer! Por fin encuentro a alguien que dice esta gran verdad sobre los Fondants, pienso totalmente igual que tú. Me parecen una porquería a gran escala. ¿Por qué decorar tartas con estas cosas si podemos hacerlo igual de bien (bueno, vale, quizá igual de bien no) con otras cosas que encima le dan sabor?
A mi lo del fondant me parece un arte, toda la gente que veo con unas tartas espectaculares, yo no me sentiría capaz a hacerlas, tienen un mérito totalmente cierto. Pero.. se queda ahí, en lo bonito, en algo que yo también quito para comerme lo de dentro.
De todas formas, esto también me pasa con los famosos cupcakes, con el buttercream.. me parece algo tan mantequilloso-empalagoso...etc que hace que lo demás pierda el sabor, la textura, todo lo rico!

Pero también pienso que eso va en gustos, me encantan ver esas tartas tan preciosas que muchos maestros consiguen pero me sumo al NO, si tengo que elegir, siempre elegiré una que no lo lleve. Aunque le haré la foto a la que sí.


Muuuá

Nathalia dijo...

Por lo que he leído, muchas coincidimos contigo. Las tartas de fondant son una pasada de bonitas, pero es para la foto, porque en cuanto cortas, el fondant se va a un rincón del plato.
Hace tiempo que estaba con la copla de ir a alguna clase para aprender a trabajarlo, pero ya desistí, porque mi experiencia es que no hay nadie (adulto, al menos) que le pegue un buen bocao a "lo blanco" como dicen en tu familia.
Creo que me gusta mas una tarta tradicional, jugosita, con algún sabor sorprendente y que me incite a pecar con la calorias, que otra que parece de utileria, por impresionante que se vea.

Besos y buen finde

biscayenne dijo...

@Inés Misqueridastartas comerla la comieron toda, pero quitándole lo de fuera! El mío llevaba 2 capas de relleno, que no se distinguen muy bien en la foto porque una era de smbc de frambuesas y la otra de chocolate...

Otra cosa no, pero golosos lo somos a muerte, lo que pasa es que es verdad que estamos acostumbrados a otras texturas y sobre todo a buscar el sabor, lo del aspecto les da bastante igual :D

biscayenne dijo...

A ver si mañana, repaso todos los comentarios, los de aquí, facebook y twitter y sacamos alguna conclusión actualizando el post. Buenas noches y gracias a tod@s!!!

María dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Creo que una tarta o, en definitiva, cualquier plato debe estra ante todo "bueno", por dentro y por fuera. si además es bonito pues perfecto pero, en mi opinión lo principla es el sabor. Por cierto, tu tarta te ha quedado de cine, nadie diría que es la primera que haces. Un beso.
cosicasdulces.blogspot.com

Isabel dijo...

Biscayenne,
decirte una sola receta de mi blog para orientarte sobre la pasta laminada, bizcochos rellenos... de mi blog sería imposible.

Tendría que echar una larga mirada
EN MIS RECETAS.-
- Bollería y panadería (para los bizcochos)
- Cremas dulces y saladas (para los rellenos)
- Mis tartas (podrás ver muchos cortes de tartas)

Mira en este enlace, el corte de la tarta de comunión de mi hijo. Yo no dejo el fondant tan gordo...no sobraron ni las migas...ni "lo blanco" tampoco quedó. morenisa.blogspot.com/2011/05/topper-tarta-restaurante-y-mesa-dulce.html



Y en este enlace podrías ver una de mis recetas de pasta laminada o americana
morenisa.blogspot.com/2010/05/escudo-del-real-madrid-en-pasta-de.html


Ya te digo que es mucho tiempo aprendiendo, practicando y compartiendo e intercambiando ideas y opiniones con tod@s vosotr@s.

Gracias por tu interés, pero no me mal entiendas, que eres muy libre tu y casi todos los que han comentado de que no os guste.
Yo por lo menos se que lo que ofrezco de comer está bueno...yo también lo como, jejeje.


Un besazo.

La cocina de Camilni dijo...

Me he leido todo de cabo a rabo, como nunca he probado una tarta de esas no puedo opinar.

Sí que son bonitas de ver, pero tanto colorante me hecha para atrás.
Saludos.

Rosita Vargas dijo...

LUCE MUY HERMOSA,ES UNA VERDADERA DELICIA,ESTÁ PERFECTA,FELICITACIONES,ABRAZOS.

Food And Travel By Mer dijo...

Te quedo barbara!!

Caty dijo...

Estoy de acuerdo contigo, el fondant es vistoso, bonito, lleva un proceso de preparación (en este caso a mi me gusta, pues he modelado con porcelana fría), yo lo hago en casa, no lo compro hecho, y me consta que muchas personas dedicadas a esto sí lo compran, pero... en casa también quitamos el fondant a las tartas, no es el "postre" que más nos gusta, y no es habitual que me lo pidan...esta bien conocer el producto, saber realizarlo y después que cada cuál decida...besitos guapa.

Miss Cherry. dijo...

Yo pienso lo mismo, las tartas son espectaculares, pero el fondant no está rico para mi gusto. Me pasa lo mismo con muchos frostings de cupcakes, que me saben a mantequilla pura y no me gustan. Besicos.

Seda Sabor dijo...

Pues me sumo ABOSOLUTAMENTE a tu opinión. Me parece que son tartas para verse y no para comerse. Nosotras no nos decidimos por estas tartas porque el precio es bastante alto y el resultado no es el de una tarta untuosa a base de mousses, glaseados de chocolate del bueno, etc.
No tenemos que olvidar que este concepto es aANGLOSAJON, lo hemos adoptado casi por necesidad.
No obstante, desde aquí, mi admiración por los que trabajan el fondant. Para gustos y sobre gustos.... ya se sabe.
bss

Maria Isasi dijo...

Hola guapa, me has dejado muerta con esa tarta tan maravillosa, me han encantado todas todas, ahora yo no puedo darte mi opinión, ya que nunca he hecho nada con fondant, a pesar de que estoy pasando una envidia de muerte. Nada mas leer tu entrada me he ido al blog de Ines y le he dicho que cuente conmigo para próximos cursos. Hoy, por hoy no puedo ser objetiva, solo puedo darte la opinión sobre lo que veo, y la verdad, es que lo que veo me gusta un monton. Espero poder aprender algún dia y darte una opinion mejor. Besos guapa, y por favor, si te enteras de algun curso, sea de lo que sea, me podrías avisar, como somos más o menos de la misma zona y soy muy despistada, me vendria bien una ayudita. Muchas gracias y ya sabes que me encanta todo lo que haces.

gratis total dijo...

que coño es eso del fondant? y del frosting?
mira, yo soy incapaz de comerme una cosa de esos colores!

rosilet dijo...

De acuerdo y más de acuerdo contigo...Es cierto que no sabe a nada interesante, es pura azúcar...yo también prefiero cualquier otra cobertura o decoración para una tarta...además que el bizcocho para fondant tiene que ser tan consistente que si no cuidamos tenemos una tarta muy seca, sin contar con la humedad que el fondant "absorbe"...pero es eso, está de moda y quedan muy lindas (la tuya es preciosa!) Yo las dos que he hecho ultimamente, han sido con fondant a solicitud de mis amigas por eso, porque son lindas...y mira que les adverti que el fondant rico no es...pero bueno...al final, como con la tuya, todos quitaban lo de afuera...
Por cierto, Amy Atlas una vez hizo un post comparando Fondant con Buttercream...por si lo quieres leer. Si mal no recuerdo ella defendía el fondant, pero claro ella diseña mesas de dulces y es más práctico que pasearte con cupcakes cubiertos de buttercream o de tener que ir a poner el topping después de montar la mesa...Nada que me he enrollado...por cierto, yo también tengo fondant en la despensa!
Besitos y feliz finde!

juani dijo...

Pues no sabes el peso que me has quitado de encima que ya llevaba un tiempo pensando en probar a hacer una de estas tartas,pero mejor me relajo un poco jajaja .
Un besito

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Primero que nada, la tarta te quedó preciosas, sencilla, pero muy elegante, en serio, me gustó mucho.
Cuando realizo cosas con fondant, por ejemplo una tarta, procuro que la capa sea lo más fina posible y que el bizcocho y el relleno sean cortos en dulce, porque sé que el fondant es una buena proporción de azúcar, que yo en particular no admito en grandes cantidades, solo las justas para degustar un trozo de tarta.
Pero no te desanimes, puedes hacer cosas que no lleven mucho, no tiene porqué ser todo de fondant.
Un beso.

miren dijo...

Pero qué salada eres y la tarta realmente bonita.Tu decides, en mi vida lo he probado, pero creo que donde esté una buena moka o una yema tostada....
Besitos guapa.

La cocina de Camilni dijo...

Tengo que decir que yo pregunté por un curso de decoración de tarta en Cádiz, pero despues de ver las maravillas que se ven en algunos blogs la mayoría no se come el fondant, entonces: ¿para qué tanto trabajo en decorar, si solo se comen lo de dentro? Primero te hacen la ola y dicen ohhhhh, pero luego nadie se lo come. No lo digo por experiencia propia porque no he hecho nada con fondant pero es lo que he leido. De todas maneras tu tarta con tu amapola te ha quedado espectacular para ser la primera. Buen finde

Ilusiones Color Pastel dijo...

He aquí mi humilde opinión!!! La capa de 4 ó 5 mm es gordísima!!! entiendo que a personas que estén aprendiendo les indiquen este grosor para q no se desanimen pero por supuesto quedó empalagosa!!! Lo ideal es dos mm de grosor para evitar roturas y no es fácil de recubrir, por eso nos ayudamos de un rodillo antiadherente. De todas formas yo uso "mazafond" es decir jajaja, mitad fondant - mitad mazapán, a no ser que quiera una base blanca inmaculada!! y queda muy bueno, delicioso, xq es una lámina fina y casa genial con el sabor del bizcocho y la cobertura. Me da pena que tu familia probase una capa tan gorda xq efectivamente empalaga al tercer bocado, te animo a que la próxima vez decores unos cupcakes con fondant, con la masa mucho más fina que como son pequeñitos los forrarás sin problemas y ya me cuentas ;) Y sino... da igual, para gustos colores y yo me muero por tus recetas!!! con o sin fondant!! jajaja

lacasitadeazucar dijo...

Pues a ver, vamos por partes, el fondant de sabor que quieres que te diga que tú ya no sepas... Por mucho que quieras variar no puede ser, es dulce muy dulce, y NO suele gustar. A mí mucha gente de mi alrededor me riñe cuando entrego una tarta porque siempre digo lo mismo, la capa de cubierta es muy dulce probad y si no os gusta apartad. Creo que el truco está en poner un buen bizcocho y rellenos por dentro, para conseguir que la tarta sea bonita por fuera y por dentro. Un besazo.

Anna dijo...

Cuanta sinceridad!!. me encanta!!!. besos

SofyLeon dijo...

Todavía no he hecho ninguna tarta con fondant ni he comido ninguna. Admiro a los que hacen esas impresionantes tartas, son verdaderas obras de arte. Después de leer todos los comentarios creo que el día que haga una tarta con fondant la regalaré porque no creo que me guste su sabor. Yo soy más de chocolate ;)

vicky dijo...

Hola biscayenne....... gracias por pasarte por mi blog y dejar tu comentario,así he podido llegar hasta el tuyo....... me quedo por aquí,si no te importa.
Sobre tu pregunta yo te doy un no,aunque me gusta ver las maravillas que hacen algunas con el,tengo que reconocer que solo me gusta para eso,para admirar algo que yo soy incapaz de hacer... y sobre todo sabiendo a ciencia cierta que mi gente es de la que lo quita para comerse solo lo de dentro......
Tu tarta te quedo muy bonita...
Besitos

Mari dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, fondant no. Prefiero comer algo delicioso, antes que algo bonito. La única vez que lo hice, mi familia también lo apartaba Jajaj
Saludos.

Karma dijo...

Hola guapa!!! madre míaaaa! no he podido leerme todas las opiniones y comentarios aunque sí tu post..
En algunas cosas sí estoy de acuerdo contigo.. es cierto que las tartas fondant tal y como hoy se conocen tienen una textura muy dulce a las que no tenemos el paladar acostumbrado aunque tampoco me atrevería a llamarlo porquería.. a mí personalmente el fondant no me gusta demasiado, aunque no me ocurre lo mismo con la pasta laminada como dice Isabel, el sabor de un fondant preparado en casa no es el mismo, se puede saborizar y en el paladar resulta menos empalagoso, el sabor de los industriales es.. raro.. algo elástico en la boca que cuesta deshacerlo.. es cierto.. aunque el interior de la tarta ofrece muchísimas posibilidades, cualquier bizcocho puede ser utilizado para el inerior de una tarta con fondant, a excepción de si vas a darle forma o si vas a montar pisos encima.. En mi caso me he encontrado personas que no les ha gustado y a otras les encanta.. de hecho hay muchísimas personas que repiten y si repiten es que estaran ricas no? eso sí, contra gustos no hay nada escrito.. yo por ejemplo odio la crema pastelera, no me gusta nada.. aunque imagino que a mucha gente les encanta, sino las tartas de crema se habrían extinguido no? ;)
Un beso wpa!

Morguix dijo...

Jajaja... Supongo que para gustos serán los colores. Pero a mí me pasa un poco lo mismo que a los de tu casa: cuando hay algo con fondant, me como "lo de dentro".
Yo sólo he intentado hacer una, y como tuve un problema con el bizcocho, lo dejé. Nunca he vuelto a usar fondant.
Entendámonos: me parece un meritazo increíble que alguien sea capaz de crear las obras de arte que se ven por ahí. He visto desde bolsos perfectos de Chanel hasta escenas de Bob Esponja, pasando por zapatos, niños de comunión, jardines tropicales...
Pero para mí es una pena que, después de toda esa trabajera, la gente aparte el fondant y se coma el bizcocho. Y es que, a mucha gente, el sabor del fondant no nos gusta: resulta insípido y empalagoso al mismo tiempo. Así que me alegro mucho de haber leído tu entrada, porque coincidimos al 100%.
Y eso que a ti te había salido una auténtica obra de arte. Pero pienso, como tú, que lo más importante de la cocina es que lo que cocinamos esté rico. En este caso, como en "La Bella y la Bestia", la belleza está en el interior, jajaja.
Un besote, guapa.

Nómada dijo...

Gracias por los piropos a mi trifle!!

Y gracias por llegar a mi blog, gracias a eso he descubierto el tuyo. Me parece realmente precioso! Voy a bucear muchos ratos por tus recetas!!

Nómada

Nómada dijo...

Y en cuanto al fondant... también soy de la opinión de que queda todo lo bonito que quieras, pero que ponerle a la tarta algo que todo el mundo va a apartar porque no aporta nada más que decoración, no compensa...

sabor a galletas dijo...

Bueno bueno, llego en mal momento jiji, menudo polvorín!!! Que sepas que desde hoy soy tu fiel admiradora, me encantas. En cuanto al tema del fondant te diré que no he ido más allá de utilizarlo en galletas, en cualquier caso la tarta te quedó preciosa. Un besito muy grande. Rosa

Gema dijo...

Ayyy, que no llegooo a dejar mi humilde opinion!!!
Pues mira, yo como la mayoria de las fans-fondant aparto la cobertura de fondant. Pero a pesar de esto me parece que da muchisimas mas posibilidades para decorar una tarta. De todos modos, tampoco haria una tarta fondant para llevar de postre el domingo a casa de mi suegra. Yo lo veo mas para una ocasion especial que quieras sorprender a alguien con una tarta original y divertida.
Ademas como te han dicho lo de dentro es lo mas importante. Puedes hacer cualquier bizcocho, a no ser que tengas que modelar algo en 3d. Y luego el almibar y los rellenos son importantisimos.
Ademas la capa de fondant de 4-5 mm me parece gordiiiisimaaa!! Yo a veces peco de delgadita y por eso no me queda ¡tan lisa como me gustaria, pero es que encontrarme con una mazacote encima de la tarta no me gusta nada. Y como te han comentado tambien suelo utilizar mazafond, que es un poco mas caro, pero el sabor si que me gusta. Tiene un saborcito a almendra muy rico.

Espero que algun dia vuelvas a probar con otros rellenos y tu sobrinito no ponga esa carita... jajajaj

Besos!

zaida dijo...

Hola Anita! Vaya, vaya, qué post más interesante!!

De entrada quiero decirte que la tarta con la amapola te ha quedado preciosa. Qué mano tienes con el dulce!!!

Y en cuanto al fondant pues estoy totalmente de acuerdo contigo. Desde luego que se pueden hacer auténticas virguerías y preciosidades pero mis ojos no son capaces de transmitir el estusiasmo a mi estómago...

Qué le vamos a hacer!

Un besote!

Eneri dijo...

Hola guapa, menudo debate que has abierto aquí!! Yo he hecho un curso de fondant y ya he hecho varias tartas para ocasiones especiales. Es cierto que siendo una cosa que se vaya a comer, lo importante es que esté bueno, pero como han dicho otras, no es necesario ponerle un madeira sponge si no va a ser de varios pisos. Puedes ponerle un bizcocho bien rico con su almíbar y un relleno de varias capas y queda estupenda. Que no gusta el fondant porque es muy dulce? pues se aparta un poquito y ya esta. A mi no me parece tiempo perdido el hacerlo y que luego lo retiren porque lo bueno de estas tartas es que se pueden personificar y por ejemplo la ultima tarta que hice, fue para un encargo que me hizo un amigo, y le expliqué que era una cobertura muy dulce y que no suele gustar y aún así la quiso porque quería que fuese exclusiva para su mujer y decía que estaba cansado de las típicas tartas de las pastelerías y cuando su mujer la recibió se emocionó tanto que casi llora, porque era una tarta con lo que más le gusta a ella, yo creo que es algo inolvidable. Además, el bizcocho les gustó muchísimo y los que quisieron, apartaron el fondant y listo. A mi sobrina le encantó la que le hice con animalitos y era una tarta de 3 pisos y cada uno de mi familia se comió un trozo de cada piso!! y no les obligué ehh si es verdad que mi cuñada quitó el fondant, pero es como yo, que suelo quitar la nata porque no me gusta. Lo que está claro es que el fondant no va a ser una pasta que digas: mmm qué rica, la voy a poner siempre a mis tartas, pero para hacer tartas especiales me parece muy bien, quedan tartas muy originales en las que puedes hacer todo lo que imagines!!
Yo creo que con lo bien que se te da la repostería, harías unas tartas de ensueño, que podrían ser preciosas por fuera y deliciosas por dentro, aunque ya las que haces lo son, como la que hiciste para love is in the air. Yo ahora quiero aprender a hacer las que están decoradas con merengue pero ves, el merengue es otra cosa que a la mayoría no le gusta, pero es que siempre va a haber personas a las que no les guste una cosa u otra, bien difícil es acertar para que guste a todos, sea el tipo de tarta que sea!! Anímate a darle una oportunidad un día y utilizar ese paquetito que te mira con ojitos tiernos y si no, pues a seguir con tus maravillosas tartas! Un beso

Ainoa dijo...

En parte tienes razón, y digo en parte porque todo el que se estrena en el fondant cae en el mismo error ( yo la primer) y el resultado decepciona un poco. Si un exterior bonito, pero un interior nada acorde con nuestros gustos. Por alguna extraña razón me enganché a esas tartas que "no me entusiasmaban" quizás fuera el ritual hornear, preparar el almíbar, preparar el relleno, montarla y cubrir. Me gustaba hacer eso, entonces vi que era posible ademas de todo, que supieran ricas. Quiero decir con este rollazo, que yo también quito la capa de azúcar, que no uso buttercream ( alguna rara excepción ) y que no me gustan nos bizcochos ni borrachos, ni secos. Al final practicando das con el punto!
La simple razón por la que me encanta hacerlas es por ver la cara de quién la recibe, y porque me gusta, sin más!

Clara cocinillas dijo...

Muy buen articulo, yo el fondant lo hago de nubes y a casi todo el mundo le gusta, si que es verdad que no se suelen comer grandes cantidades y el acabado no es ni la mitad de perfecto que el de compra pero si que tiene sabor. He visto tu blog por casualidad y viendo los comentarios de la gente me quedo por aqui.
Un saludo
Clara
http://clara-cocinillas.blogspot.com/

Encarnita dijo...

Viendo tu blog me encontré con esta entrada y aunque es del año pasado,te daré mi opinión,yo antes hacia tartas con fondant de nubes casero,y quedan muy guapas y llamaban la atención ,pero luego me pasaba como a ti ,casi todo el mundo retiraba el fondant, así que ahora solo lo utilizo para hacer algún adorno,y cubro las tartas con chocolate.besinos

Helena Osés dijo...

Hola, soy una pamplonica que acabo de descubrir tu blog y me ha encantado.
Te diré llevo un tiempo con esto del fondant, en mi caso decorando galletas, y como es menos cantidad y más finito digamos resulta "más comestible", pero aún así personalmente el sabor y la textura no me emocionan demasiado.
De todos modos como de hace para "ocasiones especiales" tiene un pase. Me ha encantado la foto de su sobrinos retirándolo: yo tengo la misma de mis hijos y también la expresión: esto se come??... de hecho, casi casi así se llama mi blog.

Un besote ¡¡
Helena

http://ohperoestosecome.blogspot.com

Eva Flores dijo...

no había visto este post tuyo del fondant, y tengo que confesar que yo me apunto al grupo del "no".
No porqué me da repelús todo ese conjunto de ingredientes sintéticos, no porqué es azúcar y más azúcar, no porqué no me van los pasteles de colorines, no porqué "y eso se come?"... Para mi los pasteles y todo tipo de dulces con fondant son bonitos, si y mucho, obras de arte diría yo, pero de ahí a que resulten apetecibles va un rato.
Prefiero un buen chantilly o una yema quemada o un frosting de queso.

Nombre: Cristina dijo...

Hola! pues yo me inicié hace poco en esto del fondant, y tengo que reconocer que el de nubes no hay quien lo trague, sólo no está malo, en plan para hacer algún muñequito para los cupcakes y comerlo como una gominola, pero en las tartas yo se lo aparto, solo le gusta a mi sobrino. A mi novio le hice una tarta en fin de año de los pingüinos de Madagascar en la puerta del sol para que se llevase para su casa y se la comiese con sus primos pequeños, y el pobre me volvió diciendo que estaba un poco empalagosa, y mi primera pregunta fue: ¡¿pero le comiste lo de fuera?!, a lo cual, como esperaba, me contestó que sí, que si lo ponía era para comerlo...
Pero bueno, ese fondant solo lo utilizo cuando la tarta requiere de bastante perfección y quedar muy lisa, si no, el fondant de chocolate, que consiste en fundir chocolate y echarle glucosa líquida, está bastante bueno, de textura es un poco plastilinoso, pero no te estropea la tarta, vamos. Hay gente que lo mezcla con fondant del otro para que sea más manejable, y luego hay otras recetas que llevan glicerina y más cosas...
Y también está el fondant de leche en polvo, que lleva leche condensada, leche en polvo, azúcar glass y glucosa, y tb está rico, eso sí, olvidate de manejarlo como el de nubes, es mucho menos flexible.
Y por otro lado con un cacho de papel de plástico del de envolver flores, y chocolate fundido se pueden hacer maravillas sin usar fondant...
De todos modos aunque reconozco que sabe a caca, seguiré torturando a mi familia con el fondant, porque es lo que decía alguien por ahí arriba, mis tartas son como un regalo, hay que sacarle el envoltorio...

Teresa en "Casa Tere" dijo...

Yo no quiero entrar en polemicas ni discusiones, respeto la opinion de todo el mundo y para gustos se hicieron colores. No lo he usado nunca, mas que por otra cosa por desconocimiento y porque me da un poco de "miedo". Felicidades a todos los que lo hacen porque me parece un trabajo inmenso.
Besos

montse dijo...

hOLA ES CIERTO QUE EL FONDANT RESULTA MUY DULCE, PERO SE HA DE RECONOCER QUE LAS TARTAS HECHAS CON ELLO SON PRECIOSAS Y ESPECTACULARES. A MI ME GUSTAN MUCHO ESAS DECORACIONES, PARA TODOS LOS QUE TRABAJAN ESTA TÉCNICA FELICIDADES-

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

Parece que tu opinión sobre el fondant es muy generalizada, a mi me pasa como a ti me parece un poco artificiales, bonitas algunas espectaculares pero el sabor, a mi me resultan muy empalagosas aparte de que tanto azúcar no creo yo que sea muy saludable. Pero, siempre hay un pero en al gin momento sucumbimos a la tentación como me ha pasado a mi con una tarta monopatín que le he preparado a mi hijo para su cumpleaños. El se quedo con la boca abierta pero a la hora de comerla la ha cerrado (la boca me refiero) a pesar de que no ha resultado ni densa ni muy dulce porque yo, si que estire bien el fondan para que no tuviera una capa tan gruesa. No soy anti fondant porque si surge en otra ocasión volveré a preparar algo pero que quedo con la pastelería tradicional y sobre todo con menos azúcar. He llegado a este post al leer tu entrada de ahora que comparto totalmente. Un beso

All Washi Tape dijo...

Es la primera vez que entro a tu blog y me ha encantado encontrar esta reflexión sobre el fondant. No me gusta nada el fondant, nada de nada. cuando veo un pastel azul pitufo me entra de todo menos hambre. A mí lo que me apetece siempre son los bizcochos sencillos, cocas y si busco algo que realmene sea atractivo opto por las galettes francesas, fáciles y muy bellas.

Inmaculada Rodríguez Romero dijo...

Llego tarde a tu debate pero no obstante me gustaría dar mi opinión. Empezare diciéndote que si me dan a elegir entre una Tarta Selva Negra (mi favorita desde la adolescencia) y una decorada en Pasta de Azúcar me quedo con la primera sin pensarlo ni un segundo. No obstante esto de la pastelería decorada es una moda que va al alza, con lo cual está bien saber dominar la técnica, por si por ejemplo a algún familiar se le antoja, pero adaptándola a las preferencias de nuestro entorno en cuanto a materia prima se refiere. Nunca use para estas tartas un MBSC (esta más duro que un peñasco) ni ningún tipo de Frosting (en casa las mantecas las dejamos para las tostadas), me apaño con masas bizcochadas clásicas y con compotas frutales caseras, en cuanto a la pasta de azúcar como todo la calidad cuenta yo uso Satin Ice que vale 10€/1kilo, si es caro pero para una vez que hago una tarta pos intento dar lo mejor a los míos, lo extiendo a 2 mm de grosor en una habitación a 16/180C y dejo que seque bien ya que la textura en boca no tiene que ser chiclosa sino seca tipo las pulseritas de caramelo que algunas comíamos de pekes. Pese a todo yo sigo prefiriendo la simple belleza y la delicia a nivel de cata de la pastelería tradicional, las pijadas decoradas solo las hago cuando no tengo más remedio la verdad. Por tanto y por contradictorio que parezca mi NO ROTUNDO AL FONDANT

carmen dijo...

Acabo de encontrar tu blog y no podría estar más de acuerdo,adoro la repostería pero tanto colorin me puede.Ya nos podríamos concienciar de las consecuencias que tienen los colorantes en nuestros pequeños,pero en este país parece que todo vale y viva el color y cuanto más churrigueresco mejor,lo siento yo de eso no quiero.Y en mi casa se toman postres caseros,ensalzando la calidad de los ingredientes sobre lo demás,cuestion de prioridades

Rikku dijo...

Buscando opiniones sobre el fondant he llegado a tu blog. Opino como mucha gente por aquí, las tartas me parecen una monería pero el fondant no me gusta, yo soy de las que se lo quita, me parece demasiado empalagoso. Aun no he aprendido a usarlo pero si lo hago algún día quizás lo use solo para decorar, flores, figuras,... no para cubrir, para eso prefiero una buena buttercream.

Anónimo dijo...

Vaya, he llegado demasiado tarde a tu blog y a leer este amplio debate sobre fondant. Pienso como mucha gente, para decorar es precioso y llamativo, en ocasiones especiales es agradable para sorprender a los tuyos pero NO ES AGRADABLE AL GUSTO. Simplemente es de un dulce tan empalagoso que solo los más golosos (niños etc.) pueden comerlo.
El problema es que he encontrado esta generalizada opinión demasiado tarde!! Yo hice fondant y al probarlo y ponerlo sobre el pastel no me gustó nada... pensé que lo había hecho fatal que me había pasado con el azúcar y lo tiré...
Parece ser que no! Lo he hecho bien! Solo que nadie se lo va a comer por que no es muy comestible que digamos...
Me quitas (y todos los comentarios del blog) un gran peso de encima pensando que tenía que torturar a mis comensales con altas dosis de azúcar. Ahora que sé que podría presentarlo como un "envoltorio" chachi y que al dejarlo de lado no es nada personal (no lo he hecho desastrosamente mal). Me has devuelto la ilusión sobre esta técnica! Mil gracias por abrir este debate y exponer tu más sincera opinión! (En todas las paginas de pasteles fondant solo decían lo bonito que se ve, nada de que nadie se acaba comiendo lo de fuera).
Besos!

Rocío González Pérez dijo...

Hola,

Ante todo felicitarte porque me encanta tu entrada. Para mí, fondant sí o fondant no, es también un debate importante de fondo. Nunca me han gustado los pasteles de colores y eso me hacía inclinarme por el no...
Al final experimenté en Mayo con una tarta para la comunión de mi sobrina y tengo que decirte que gustó mucho. Ahora que el fondant lo hice yo. Y por poco me quedo sin suficiente para cubrir, porque a medida que íbamos preparando la cobertura mi hija María, mi sobrina y yo, María se iba comiendo los trozos, porque estaba riquísimo y empalagoso, como a tí te gusta.

Te confieso que para mí no es la mejor cobertura para una tarta, pero rico y dulce estaba. Así que antes de cerrar por completo este capítulo de tu vida repostera, me atrevo a sugerirte que pruebes con fondant casero.

Yo hoy voy a preparar la tarta del cumpleaños de María que es mañana.... Ya te cuento qué tal esta vez.

Rocío

rococina.blogspot.com

Ainoa dijo...

Yo también opino que fondant no. Es cierto que no he decorado ninguna tarta con fondant, pero lo he utilizado para cupcakes y el resultado es el mismo que en tu caso. A la gente no le gustan los adornos hechos de fondant y si son grandes o hay muchos, los acaban retirando y no se los comen. Donde esté una buena cobertura que sepa divina y que se peleen por comer, que se quite la artificialidad. Mira que a mí me encantan las cosas dulces, pero con el fondant tampoco puedo ni yo.

En fin, me decanto por coberturas y frosting casero.

Anónimo dijo...

Me parece una tonteria decir fondant si o no,es una cosa divertida que puede resultar muy creativa y que dependera del momento si apetece ono comerla que ademas lo que lleva dentro es exactamente una tarta de las de toda la vida con un plu de cratividad Te ha qudado muy bonita y si te diviertes haciendola adelante y si no olvidate.

Montserrat Romano Sanchez dijo...

Hola!! Me encanta esta entrada... y es que últimamente parece que si no decoras una tarta con fondant es como si supieras hacer nada... creo que este boom pasará o al menos eso espero. Yo también prefiero una tarta decorada con chocolate, o cualquier otro tipo de crema, apetecible pero porque te hace bailar las pupilas nada más verla no porque se parezca a esto o aquello... aunque tampoco quiero quitar mérito a las obras que hacen con el fondant, yo sería incapaz, a parte de porque no me apetece mucho aprender también por el tema del sabor que comentas en la entrada. Hice una este verano con fondant y ni yo lo probe, además esto de manosearlo tanto... jejje!!
Ala, ya dejo mi disertación, me encanta tu blog, aunque te he descubierto hace poco, me paso horas saltando de entrada en entrada, gracias por cómo explicas las cosas y la pasión que se nota en lo que haces, un saludo!!

devorameotravez.wordpress.com

Anónimo dijo...

HERMI

Hola, soy primeriza en esto del fondant. Yo todavia no he hecho ningun curso pero me atrevi e hice una tarta fondant para carnavales. Me quedo muy chuli,pero la verdad es lo que tu dices que se comian lo de dentro y el fondant nada.
No se si repetire ha hacer otra tarta.Ahora estoy utilizando el fondant que me sobro solo para decorar otro tipo de tartas, haciendo detallitos pequeños.El otro dia hice una tarta de mousse de leche merengada y la adorne con flores de fondant t la verdad quedo muy bien.
Un saludo

Eva en el arca dijo...

Por fin alguien pone el tema del fondant sobre la mesa!!! La controversia está claramente en la creatividad versus el sabor. Yo me lancé a hacer una tarta de fondant, sin tener ni idea de las maravillas que ya existían, con motivo de los cumpleaños de mis hijos. Hacía poco tiempo que me había sumido en el mundo de la repostería y, buscando libros con diseños para tartas infantiles, me topé con el fondant sin saber lo que era. De hecho yo le llamaba sugarpaste y sólo después de levantar un dragón en tres dimensiones para el cumpleaños de mi hijo con la sola ayuda de mi libro y algún vídeo en youtube, me lancé a la investigación internauta. Porque aquel bizcocho de Madeira tenía un sabor muy rico pero hacían falta dos vasos de líquido para poder consumirlo -y conste que puse los ingredientes al pie de la letra y la mayor parte de mis incursiones reposteras tienen resultados más que satisfactorios. Pero claro ¿quién levanta un dragón de 30 cm. con un bizcocho esponjoso? Inicialmente me convencí de que era el precio a pagar por estas preciosísimas creaciones. Pero al año siguiente repetí el experimento con una tarta en forma de seta para mi hadita, esta vez desafiando las leyes de la gravedad con una receta mucho más esponjosa. De esta prueba saqué la conclusión de que el principal objetivo de estas tartas es llamar la atención y divertirse creándolas -que para el que le guste el modelado es un filón de placer- pero que si el objetivo es llegar al paladar, más vale decantarse por otra opción. Y en esa cruzada aún ando, en la búsqueda de una tarta preciosa y deliciosa al tiempo, porque el buttercream también cansa a muchos y yo he de reconocer que me gusta pero sólo para un trocito, menos mal que tengo en casa un fan insaciable! Ahora, el cumpleaños de mi hija es dentro de un mes y repetiré con otro diseño, aunque esta vez en plano que es menos complicado, sólo por ver su carita de felicidad. Para los que no gusten habrá tarta alternativa!

crisalida dijo...

hola!! pues yo en san valentín hice mi primera tarta con fondant..y bueno, me salió mejor de lo que esperaba,estaba super-esponjoso..y eso que coloqué el fondant tres dias antes de comerlo guardado en una olla..y el fondant..bueno me supo un poco a chicle,pero como lo rellené con crema de limón..que me salió un pelín ácida,pues contrastaba con el dulce del fondant y no me supo empalagoso
saludos

Berta dijo...

Hola guapa, yo he realizado repostería toda mi vida. Hago también tartas fondant. He ido a numerosos cursos de fondant y modelados. Actualmente estoy asistiendo a uno de repostería tradicional en todas sus facetas en una pastelería. No estoy en contra ni a favor de nadie, considero que es a gusto de cada uno.
Creo que mucha gente ignora como es realmente una tarta fondant, no tiene porque ser seca, todo lo contrario, las mías son muy jugosas y suaves en el paladar. Se pueden usar infinidad de bizcochos, rellenos, almibares...Jamás he usado el madeira sponge cake que es más seco. La gente lo usaba cuando esta moda empezó a entrar en España. Ahora hay muchísimos más. Puedes usar incluso el típico de yogur, brownie, genovés, es decir clásicos decorados con fondant. Puedes poner la capa fina sin problema. Yo utilizo la marca Callebaut para cubrir y es genial.
Puedes darle el sabor que quieras y ahora lo hay a la venta de muchos sabores.
Tan importante es el interior como el exterior, no nos confundamos.
La gente flipa cuando come las tartas, no espera encontrar algo tan bueno y jugoso como una tarta tradicional.
Incluso la clásica tarta de galletas y chocolate de las abuelas puede llevar fondant:)
Ahora hay cursos sobre bizcochos y rellenos alucinantes. Los sabores son una bomba en la boca.
Una tarta no tiene porque ir con fondant puedes poner modelados en tartas tradicionales que ganarían un montonazo.
Besiños muaaaks

Ainhoa dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo. Las tartas de fondant me parecen muy bonitas pero entre mis catadores nadie se come el fondant. Y lo mismo con las figuritas de fondant... eso no hay quien se lo coma.
A mi me gusta que todo lo que hay en el plato sea comestible y delicioso, y por eso he abandonado el fondant.

Anónimo dijo...

A mi no me gusta el fondant. Hago yo misma el fondant con nubes y me parece asqueroso comerse eso . Una gran bola de caramelo masticable. Solo hice una totalmente recubierta para una comunion . La tarta riquisima de aspecto preciosa pero nadie se queria comer el fonfant. Conclusion un gasto y tiempo inutil. Ahora solo lo utilizo minimamente en pequeñas decoraciones...alguna florecilla o mariposa ...

karol dijo...

jajaja...estamos de acuerdo es muy empalagoso..pero lastimosamente yo hago cupcakes y por lo genral la clientela los pide con decoraciones personales etc..y el fondant hay es el rey jeje...pero me e quedado sorprendida porq cada vez q hago una entrega me dicen q estaban ricos los adornos!!!...yo hago fondant de nubes y lo e probado si tiene un buen sabor pero es muy muy dulce para mi gusto....asi q si van a usar fondant creo q yo q deberian hacerlo ustedes mismas con nubes :)queda mas comestible

Aran dijo...

jajajja completamente de acuerdo!!! tengo un post medio preparado... esperando a que me decida a hacer el fondant casero (no el de los jamones, sino el otro clásico) pero me da pereza porque NO me gusta. Muy bonitos sí... pero para dejarlo en el plato, como dices tú... como si lo decoramos con plastilina...
Encima este fin de semana he intentado hacerle una tarta de esas a mi sobri para su cumple (pensaba hacerle a Doraemon...) y su madre me suelta que va a comprarla porque en Irún hay una chica que ha estudiado bellas artes que hace tartas de esas y quieren hacerle algo especial... Nos hemos vuelto chorras... Menos mal que mi hermano más sensato hará Goxua... sino me llevo mi postre :P

Gracias por tu opinión y hacerme reír e identificarme contigo!!

elena mrmlada dijo...

Qué de acuerdo estoy contigo! Para guarrindongadas ya están el chocolate con chorizo y cosas de esas... ¡La foto de tu sobri quitando la capa de fondant lo dice todo! Nos hemos vuelto tan idiotas que hacemos tartas bonitas que lugo no hay hijo de vecino que les hinque el diente. En fín... que yo me quedo con una buena tarta de chocolate sin colorintxis ni nada. Gracias por hacerme pasar este buen rato leyendo tu blog!
Un saludo,
Elena.

http://mrmlada.blogspot.com

Anónimo dijo...

Pues yo tengo que decir que opinaba como tú hasta que logré dar con la combinación perfecta: bizcocho de cacao (esponjoso pero no excesivamente dulce), ganaché de chocolate blanco y fondant. Lo probé con niños y triunfó, a mi marido y a mi nos encantó e hice la prueba de fuego en la oficina, donde hay gente muy poco golosa y muchos de los que "pelan" las tartas. ¡No quedó ni una miga! El comentario general es que el conjunto sabía a tigretón, así que les gustó también un poquito en plan recuerdo de niñez.
En resumen, creo que la clave está en dar con la combinación perfecta de sabores.
¡Ah, y no olvidemos que para los niños es un punto y que se comen estas tartas fenomenal! ¿Cuantas veces hemos visto cómo se dejan tartas riquísimas sin comer?

Olga Gallardo dijo...

Me encanta tu publicación.
Estoy de acuerdo contigo, el fondant no es precisamente agradable para comer. Depende también de las marcas porque la de Regalice precisamente es el de peor sabor que yo he llegado a probar, vamos que lo compré una vez y no más.
Yo he usado fondant para vestir cake pops de muñecos y lo he dejado tan fino que apenas se aprecia su sabor, y todo el mundo se lo ha comido, asi que no siempre se desperdicia. pero creo que jamás me comería un grosor de 4 o 5 mm. Personalmente lo veo exagerado porque con 2 o 3 mm es suficiente.
Estoy a favor de las tartas decoradas con fondant, son impresionantes las obras de arte que pueden hacer, pero... hay que saber hacer el interior para que el comensal quede satisfecho o será un rotundo fracaso.

AUXAI TARTAS dijo...

Gracias por compartir. Estoy con la mayoría. En mi caso lo utilizo por su versatilidad para la decoración. Pero.... sinceramente, a la hora de comer.... siempre lo aparto. Muy importante hacer un bizcocho en condiciones.

Repostería creativa, tartas fondant

Michele Vivian dijo...

Hola..... Yo particularmente, ni fondant, ni cremas con mantequilla, prefiero el merengue italiano, es q se usa demasiado azucar, no disfruta de comer el pastel

Ratita Golosa dijo...

He sonreído con tu entrada porque, a pesar de hacer tartas fondant cuando me lo piden, para casa no suelo hacerlas, puede que de vez en cuando, aunque no por norma. El caso es que no nos gusta mucho por no decir nada y hacemos lo mismo que tú y los tuyos, "pelarlo" y dejarlo. He de reconocer que quedan muy bonitas, la tuya por ejemplo lo es,
He llegado a ver en cursos de tartas fondant, personas que van pellizcando la masa,,,y la verdad es que tengo que tengo que reprimirme, porque no puedo con algo tan sumamente dulce. Pero, como considero que soy una persona respetuosa, cada cual que coma lo que quiera, y como a mi me las piden, pues las hago y punto. El caso es que me gusta verlas cuando están acabadas, pero también dentro tiene que haber algo rico, jugoso y que te den ganas de repetir. Lo dicho, que me gusta el dulce, pero no tanto!!! ;-)
Besos y felicidades por tu tarta, por lo bonita y elegante que te ha quedado y seguro que por dentro sabía mucho mejor.

Tania Rodríguez dijo...

Hola:
Estaba buscando como hacer figuritas de azúcar que pesarán poco para adornar mis tartas de merengue y encontré esta entrada. A medida que iba leyendo me identificaba con tus comentarios sobre el fondant.
La verdad es que a mi no me gusta, aunque no dejo de reconocer que reposteros y aficionados a este tipo de pasteles realizan un trabajo a valorar, he visto tartas que parecen verdaderas obras de arte pero la verdad me parece demasiada azúcar.
Yo suelo hacer tartas decoradas únicamente con merengue italiano,pero para mi es sólo un hobby, eso si disfruto tanto haciéndolas como probándolas.
Si quieres ver las cosillas que hago tengo un blog: mistartasdemerengue.wordpress.com
Apenas lleva un mes de publicado así que es muy sencillo pero si te apetece curiosear eres bienvenida.
Y enhorabuena por tu blog.

Unknown dijo...

Bueno, yo particularmente amo el fondant! Yo misma lo elaboro. No lo compro hecho. Asì que le puedo agregar sabores y esencias a mi gusto y les aseguro que ahì si se marca la diferencia. Mientras estoy modelando mis figuras y decorando mis tartas, voy comiendo pedacitos de fondant. Pero bueno, lo importante para mì del fondant es que es una masa increìble. Puedes decorar las tartas màs Maravillosas, sorprendentes, e inolvidables. Porque la verdad para mì si que es importante que una tarta sea bella (ademàs de deliciosa) y llame la atenciòn, asì que no me importa mucho si dejan una parte del fondant en el plato. El fondant le dà vida propia a cada tarta!!! Nunca vì tartas tan fantàsticas como las que se realizan con Fondant.

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios viciosos, aquí: