Cupcakes Carolina (de Bilbao)

/
49 Comentarios
Las Carolinas son un dulce típico y endémico de Bilbao, objeto de deseo para todos los niños botxeros y centro de disputas en las sobremesas familiares. En mi casa, como no solíamos comprar pasteles, eran casi una leyenda urbana y nos pegábamos por poder comerla llegada la ocasión.

Se compone de dos elementos bizarros a más no poder: la parte de abajo es un pastel de arroz envuelto en hojaldre (que no lleva arroz, ni nada que se le parezca: en Bilbao somos así) y arriba lleva una nube gigantesca de merengue con rayas de chocolate negro y yema. Su poder atiborrante es tan extremo, que ésa debe ser la razón por la cual de momento la carolina no ha sido exportada a otras partes del mundo.

Inauguro hoy con ella una nueva y flamante sección en el blog: con denominación de origen.


Se trata de versionar a mi humilde manera postres típicos, esos de toda la vida de nuestra ciudad, región o tradición. No es "modernizar" porque maldita la necesidad que hay de modernizar todo, espumarlo, reducirlo y gelificarlo.

Confieso que en un principio iba a hacer una carolina normal, como dios y los cánones mandan, pero no tenía moldecitos para la base y tampoco hojaldre, de modo que se me ocurrió adaptar la receta a formato cupcake.

Así que esta receta la podéis usar como la de un frosting cualquiera, parecido al de los hi-hat que hemos visto tan bien explicados recientemente por Las aventuras de Teresita y Pigscuit. Como base, yo he usado unos cupcakes esponjosos de chocolate que intentaré explicaros esta semana, pero se podría utilizar cualquier receta de bizcocho.

Dedicadas especialmente a todos los bilbainos, a los que lo son pero están lejos, y a los que no lo son pero podrían serlo debido a su mastodóntica capacidad de ingesta.


Frosting de merengue Carolina:
Dificultad, así de primeras: del 1 al 10, 6. Probabilidad de complicaciones: el merengue salpica que da gusto. Presentación: estratosféricaSabor: dulce a rabiar.

Ingredientes: (para decorar unos 8 o 9 cupcakes)

    2  claras de huevo
    1 taza de azúcar normal o glas (con glas el merengue queda más suave)
    unas gotas de zumo de limón o crémor tártaro
    1 yema
    1 cucharada de azúcar
    chocolate negro 70% al gusto


Preparación:

Encontrar un recipiente con el que poder usar la técnica del baño maría. Colocarlo sobre una olla con agua hirviendo (en cuanto hierva bajar el fuego para que siga caliente pero no suba de nivel) y echar dentro el azúcar, las claras y las gotitas de limón, que a falta de crémor tártaro ayudarán a que el merengue tenga más cuerpo.

Remover para ligar los ingredientes y empezar a batir con una batidora eléctrica de varillas. CUIDADO con no salpicar demasiado alrededor, porque costará despegar la mancha, y con que os entre agua dentro del recipiente superior!

Este merengue suizo se puede hacer así, o también elaborando un almíbar que posteriormente se echa sobre las claras a punto de nieve. Como yo no tengo termómetro de azúcar y la iba a liar, me fue más fácil usar este método. Si necesitáis más merengue, sólo tenéis que usar media taza de azúcar por cada clara extra.

Hay que estar batiendo durante un rato: ya, ya sé que cansa pero el resultado lo vale. Poco a poco el merengue irá espesando y cuando empiece a formar picos duros y a arremolinarse (unos 15 minutos, dependiendo de la potencia de la batidora), podéis apartarlo del fuego.

Es importante tener en cuenta que cuando se enfría aún coge más consistencia, así que mejor no batirlo en demasía para que no quede excesivamente duro.


En cuanto esté listo, lo dejamos templar unos minutos y lo introducimos en una manga pastelera con boquilla redonda lisa, o si no tenemos boquilla ni manga, en una bolsa de congelar a la que le haremos un corte recto en la punta.

Para hacer la forma del merengue, apretamos la manga y cubrimos con círculos la parte superior del cupcake, haciéndolos más estrechos a medida que vamos subiendo en altura, y al final dejamos de apretar para levantar la punta ligeramente.

El almíbar de yema se hace con una de los yemas sobrantes, calentándola a fuego junto con una cucharada de azúcar y batiendo hasta que ésta se disuelva por completo. Atención a no incorporar nada de clara!!! Precalentar el horno a unos 100 grados.


Esta mezcla de yema hay que dejarla enfriar y después verterla con cuidado con una cuchara sobre la punta del merengue, dejando que caigan hilillos por cada lado. Si queréis que la yema sea más visible, podéis usar más huevos y en vez de dejarla caer, bañar un lado del cupcake con cuidado en un recipiente con el almíbar.

Como la yema está cruda, para cocinarla ligeramente y que quede dura y brillante habrá que meter los cupcakes dentro del horno a 90-100 grados durante 5 minutos. Esto hará también que la parte exterior del merengue se endurezca un poco mientas que el interior queda blando.

Ya sólo falta el chocolate: para esto, yo derretí unos 50 gramos de una tableta (en el microondas, o al baño maría) y de nuevo lo vertí sobre la punta con una cuchara.

Para comer las carolinas, es mejor esperar a que el chocolate vuelva a solidificarse para que cruja un poco al morder.


Os animáis a bilbainizaros?

Entradas relacionadas

49 comentarios:

  1. La semana pasada preparé este merengue para hacer buttercream con fresa y es genial para hacer formitas con la manga pastelera (incluso pude hacer mi primer intento de flores y quedaron mucho mejor de lo esperado).

    Tienen una pinta riquiisima!

    Yo de momento voy a seguir preparando mi primer helado!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenísimos! No conocía las Carolinas pero ahora no puedo esperar a probarlas. :)

    ResponderEliminar
  3. Vaya pinta tan buena que tienen, apuntaré la receta para más adelante.

    ResponderEliminar
  4. Mira, te aseguro que el merengue no es una de mis pasiones, de hecho no lo como nunca... pero no me importaría atravesar de un mordisco la pantalla si con eso logro probar una de estas carolinas!! :D
    Menuda pinta!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Y bueno habra que romper de nuevo la dieta jejeje
    q ganas de probarlos :D

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por tu nueva sección.

    ¡El estreno no podía ser más bueno!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que recuerdos tan bonitos me traen las carolinas, nos las compraba en la pastelerias de Aberasturi o Martina de Zuricalday, las dos en Las Arenas, y a día de hoy, con todos los años que han pasado, me siguen chiflando, daría cualquier cosa por poderme comer ahora mismo una de las tuyas.

    ResponderEliminar
  8. Que pena que no me guste el merengue, por que la pinta es deliciosa! Aunque el almibar de yema, me lo apunto, no se donde lo podré utilizar pero me parece super interesante!

    ResponderEliminar
  9. me encanta tu nueva sección y me encanta que los de Bilbao no le pongais arroz a un pastel de arroz, jajaja

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  10. Creo que podría ser de Bilbao por mi "mastodóntica capacidad de ingesta" jajaja! esto se ve para chuparse los dedos.

    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Madre del amor hermosooooooooooooooooooooo! Tienen una pinta que no veasssssssssssss. Te entran solitas por la vista. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. me gustan!!enhorabuena por la sección,me parece muuuy interesante!
    besicos

    ResponderEliminar
  13. Tienen una pinta fantástica, aunque lo de la yema no me va. Beso.

    ResponderEliminar
  14. Que buena sección, ves? este postre no lo conocía y así me voy enterando, jeje, seguro que están deliciosas, besitos

    ResponderEliminar
  15. Que recuerdos....... debajo de casa de mis padres hay una pastelería que las hacia,bueno... las sigue haciendo solo que ahora ya no les ponen yema.......junto con los "rascacielos "es el pastel preferido de mi marido.
    A ti te ha quedado perfecto,ah! y le podéis no echar arroz al pastel que pa'eso soy de Bilbo
    Muxu aundi bat

    ResponderEliminar
  16. una sección muy interesante. Y muy ricos los cupcakes de carolina. Bss.

    ResponderEliminar
  17. ains madre mia, nose si podria con uno de estos, pero es que tienen una pinta!! :) besines

    ResponderEliminar
  18. Ostris, qué pinta tienen!! En la adaptación te ha salido el lado maleni, eh?
    ;-)
    Por que tengo los dulces a raya que si no te aseguro que no me comería uno sólo.

    La nueva sección promete!

    ResponderEliminar
  19. Y si te digo que ahora mismito le pegaba un mordisco a estas delicias? me encanta este nuevo apartado en tu blog! enhorabuena!

    ResponderEliminar
  20. Superfan de tu nueva seccion "con denominacion de origen"

    Curiosamente ayer subí un post con un tipico postre portugués, se llama Bolo de arroz, y al igual que tus carolinas, su peculiaridad radica en que ninguno de sus ingredientes es el arroz.

    Me apunto a bilbainizarme con este postre, por supuesto!!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa, gracias por ser tan indulgente con mis magdalenas, pero me interesa mucho lo de los moldes de magdalenas, efectivamente, yo solo uso las capsulas de papel, pero dime, por fa, en Bilbao o alrededores hay algun sitio donde pueda ir a comprar esos moldes. Espero tu respuesta. Gracias guapa.

    ResponderEliminar
  22. Me bilbanizo ya! La receta es estupenda, dan ganas de comerse la pantalla a bocaos, jeje! La sección ni te digo, nos vas a tener a todos enganchados a tus entradas, esperando las nuevas recetas (a ver de dónde será ésta, igual es de mi tierra, jiji...). Un besazo, guapa, y felicidades por la adaptación!
    http://elfaritodeazucar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Veo que no os andais con tonterias en Bilbao. No conocía yo este dulce así que otra cosita que aprendo. Un beso malenero.

    ResponderEliminar
  24. Yo me apunto a bilbainizarme, menuda pinta que tiene esta carolina.

    Bicos

    ResponderEliminar
  25. Ay, nena, que creo que tengo de todo eso, te cuento, compre en Ikea un molde metálico con 12 huecos, lo utilizo para los pastelitos de arroz, y luego tengo los famosos moldes de silicona azules, imagino que te refieres a eso.
    Pero aqui, va la pregunta, tengo que poner las capsulas de papel dentro?
    tomo buena nota del tiempo de cocción y de la temperatura.

    ResponderEliminar
  26. Que delirio de sabor y de presencia. Me embadurnaría de merengue hasta las orejas.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  27. No conocía estos pastelilloa bilbainos, mil gracias, cuanto aprendo contigo. Has hecho una adaptación absolutamente irresistible, le meto el dedo yaaaa...buenísimos los cupcakes.

    ResponderEliminar
  28. Madre mía qué buenosss!! no conocía estos pastelitos pero con lo golosona que soy yo, me muero por probarlos!!! menuda pinta!!!

    ResponderEliminar
  29. Tu si que sabes, te han quedado divinas, las que me abré comido, me encantan, pero nunca he hecho, con tu receta un día me pondré a ello, un beso

    ResponderEliminar
  30. ¡Qué ganas de probar esa delicia! Que vaya bien la nueva sección, promete ;).Nos ha encantado tu blog, te seguimos desde ya de ya!!

    ResponderEliminar
  31. Pues viva Bilbao y Carolina!! (aunque de momento prohibidos para mí) Bss

    ResponderEliminar
  32. Que presentación tan linda, me comería uno pero ya.Besos.Y eso que no soy de Bilbao,jeje.

    ResponderEliminar
  33. Guapa, creo que este postre no es delicioso es CELESTIAL. Lo que daría por meterme a hora mismo un par de ellos entre pecho y espalda. Por cierto, me encanta tu recién inaugurada sección. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  34. Que preciosidad!! Quedan super vistosos y originales. Encima estarán deliciosos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Hola niña Creo que despues de ver este lindisimo postre, una se puede morir tranquila....
    Cuando una tiene ciertas limitaciones, creo que apetece mas..
    Con tu permiso me quedo de seguidora; y si en algo te puedo sorprender, te invito a que visites mi blog.
    GRACIAS AMIGA

    ResponderEliminar
  36. Biscayenne,del otro día que estoy pero alucinada con lo que estás compartiendo, desde la caja de como enviar galletas hasta ahora. Me encanta tu blog, y tus fotografías, te felicito miles ^^
    esos cupcakes conmigo pasarían terror hahah me lo devoraría, besos!

    ResponderEliminar
  37. Esta versión es estupenda, dan unas ganas enormes de bilbainizarse si no fuera porque soy donostiarra ;). Espero ansiosa tu versión de la tarta de arroz.

    ResponderEliminar
  38. ¡Están tremendos!, me encantan.
    besos

    ResponderEliminar
  39. Mmmm que pinta! Tengo que probarlos YA, haber que tal me quedan! Muchos besos!

    ResponderEliminar
  40. guauuuuuuuuuu se ve delicioso xdddddddd preciosossssss felicidades se ven divinos un trabajo perfecto ;)

    ResponderEliminar
  41. Hello!

    Una receta con muy buena pinta y delicioso!

    Besos, un hermoso día y un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  42. ¡¡¡Pero qué pinta y qué rico tiene que estar!!!
    :oO ¡qué bueno, que buenoooooooo!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  43. Tienes un blog muy interesante, para tener en cuenta. No te conocía. Me quedo por aqui a fisgar. Un besín y viva tu postre!!!

    ResponderEliminar
  44. Ohhh por favor! se me acaba de hacer la boca agua!!

    1º Felicitarte porque no conocia tu blog y me ha encantado. Es precioso, tienes recestas muy interesantes y sobre todo me ha gustado mucho lo que cuentas en ellas

    2º adoro las carolinas! No soy de Bilbao, soy de Vitoria, y aunque me joda reconocerlo (ya se sabe, cada uno tira para su tierra jaja) en Bilbao estan las mejores carolinas que he probado!

    Me voy a poner este fin de semana mismo a hacerlas! Ademas me encanta la version Cupcake!

    Ya tienes una fiel seguidora mas! ;)

    Saludos,

    ResponderEliminar
  45. Decía (se me borró, creo) que ya sólo ver la foto y leer la rceta no puede ser ni bueno..xdxd!! Qué pinta.

    No sé si hacerlas o acercarme hasta Bilbao a probarlas..

    ResponderEliminar
  46. No sé si algún día seré capaz de hacer algo así....geniales!!!

    ResponderEliminar
  47. Que bueno.... y yo sin saber esto

    ResponderEliminar
  48. Si algún día se me pasa esto de la crisis, me compraré los moldes para hacer pastelitos de arroz y probaré a hacer las carolinas, porque a uno que yo sé le vuleven loco. Ya te contaré...

    Un saludo...

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.