Cupcakes de lima y coco

/
35 Comentarios
Cuáles son los dos sabores dulces más contrapuestos? eso es en lo que estuve yo pensando cuando me hicieron el ancargo: quería hacer dos tipos de cupcakes, que no se parecieran entre sí ni en el blanco del ojo. Tenía claro que unos iban a ser hiper chocolateados, así que pensé en algo que contrarrestara tanto cacao, algo fresco, elegante, ácido... ergo > limón.

Como tenía varias limas en casa que me sobraron de cuando hice el trifle, y me gusta mucho más el verde que el amarillo, decidí hacer los cupcakes con ellas, y luego curioseando por ahí entre mis libros de recetas,  vi la combinación de lima y coco para el frosting.


El resultado? una maravilla. Aunque tuve que probar 2 recetas para el bizcocho de base porque el primero no subió casi nada, la combinación final es exquisita para los amantes de lo cítrico, como yo. Son unos cupcakes ligeros, con un bizcocho súper esponjoso y de un sabor muy fino.


Cupcakes de lima y coco:
Dificultad, así de primeras: sencillitos. Probabilidad de complicaciones: manchar mucho, desordenar más. Presentación: resultona pero simple. Sabor: delicioso. Recetas de inspiración: yo misma, blog Coconut & lime y libro de Primrose Bakery

Ingredientes para el bizcocho: (para 6 cupcakes grandes, sólo tenéis que multiplicar las cantidades para hacer más)
75 gr. de harina de repostería (no bizcochona)
95 gr. de azúcar normal
85 gr. de mantequilla semisalada a temperatura ambiente
1/4 + 1/8 de taza o 90 ml. buttermilk 
1 huevo a temperatura ambiente
1/4 cucharadita de polvos de hornear (royal)
1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
el zumo de 1 lima
ralladura de 2 limas

Perfectamente puede sustituirse la lima por limón, sólo tened en cuenta que los limones suelen ser bastante más grandes por lo que tendréis mucha más ralladura y zumo!
Lo de la mantequilla semisalada os parecerá raro, fue fruto de una confusión porque me equivoqué al comprarla y cuando ya la había echado me di cuenta de que no era la normal. Ha sido todo un descubrimiento: la que yo he usado es de marca Carrefour y le da un punto perfecto a todo, sobre todo en las recetas que como ésta, originalmente llevaban una pizca de sal entre los ingredientes.
El buttermilk ya sabéis que si no lo conseguís en la tienda, se puede hacer en casa con la misma cantidad de leche y una cucharada de zumo de lima, en este caso (limón o vinagre también sirven). Remover y dejar reposar unos 10 minutos hasta que el líquido espese.

Preparación:
Precalentar el horno a 180 grados. Después de varios experimentos, he descubierto que a mí me sale todo mucho mejor si no pongo la función ventilador, sólo calor normal arriba y abajo. Colocar las cápsulas de papel en sus moldes.

Tamizar en un recipiente la harina, el bicarbonato, el royal y la sal (una pizca si no usáis mantequilla semisalada).

En un bol, batir la mantequilla ablandada (recomendado 2 horas fuera de la nevera, podéis acelerar la "ambientización" cortándola en trocitos muy pequeños) junto con el azúcar hasta que se convierta en una crema esponjosa y clara. Añadir la ralladura (sin la parte blanca!!!) y batir un poco más para que impregne de olor la masa. 


Si no habéis preparado el buttermilk, es hora de hacerlo, midiendo la leche y añadiéndole una cucharada de zumo de lima: remover y dejar que la leche se corte ligeramente, espesando. 

Añadimos a la crema de mantequilla + azúcar + ralladura un huevo entero, y batimos bien hasta que se incorpore completamente. Después, agregaremos el zumo de lima: esto va por gustos, desde media cucharada hasta 2 que creo que le eché yo, dependiendo del gusto a cítrico que deseéis.


Cuando el zumo esté bien disuelto en la masa, empezaremos a añadir los ingredientes secos y los húmedos. Primero una tarcera parte de la harina, homogeneizando pero sin batir demasiado, luego la mitad del buttermilk. Y seguimos así, harina - buttermilk - harina, siempre hay que empezar y acabar con los ingredientes secos.  


La masa resultante es bastante líquida, por eso para echarla en los moldes y no manchar todo es mejor hacerlo con una jarrita  o con una cuchara de helado (de las que tienen en la heladerías, con el mecanismo que rebaña el interior), yo la uso mucho y sirve para medir la misma cantidad en cada cupcake. Llenad cada papel hasta 3/4 o así de su capacidad, no es un bizcocho que suba mucho.

Introducimos los cupcakes en el horno y dejamos unos 20 minutos. A partir de ese momento se puede abrir la puerta del horno sin miedo a que baje la masa y pincharla con un palillo. Si éste sale limpio, ya están hechos. 

Dejad entibiar dentro de los moldes unos minutos y cuando no quemen, ponerlos sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente.

FROSTING  Ingredientes para la crema de queso, lima y coco: (para 6 cupcakes bien cubiertos y sobró)
50 gr. de mantequilla semisalada a temperatura ambiente
1 cucharada de zumo de lima
ralladura de 2 limas
azúcar glas (100 gr. y a partir de ahí al gusto)
coco rallado
250 gr. de queso mascarpone (no lo usé todo, unas 3/4 partes) sin el suero

Preparación:
Aviso de que no es una crema muy espesa, es decir, que no sirve para usar boquillas de manga pastelera ni hacer florituras. La receta original de la Primrose Bakery es de buttercream, pero a mí no me gusta porque sabe demasiado a mantequilla y hay que echar azúcar glas a cascoporro. Así que la reconvertí en cheesecream usando mayoritariamente queso mascarpone y quedó buenísima. Tendré que perfeccionar la receta, quizás añadiendo gelatina neutra para que espese un poco más.


Batir la mantequilla blanda junto con la mitad de la tarrina de queso (cuidado con no coger parte del suero que lleva, hay que desecharlo!!) hasta conseguir una crema uniforme. Añadir el zumo, la ralladura de la piel de lima (reservando un poco para después)  y el azúcar glas y batir hasta homogeneizar.

A partir de aquí podéis echar más queso y más azúcar hasta dejar la crema a vuestro gusto.

Introducir en una manga pastelera desechable y meter en la nevera para que coja firmeza. Al cabo de un rato, sacar la crema de la nevera y adornar los cupcakes.

Podemos hacer un pequeño hueco o hendidura en el bizcocho de abajo con la punta de un cuchillo, de manera que la crema también sirva de relleno. Yo hice un agujero grande en la punta de la manga (unos 2,5 cm.) y simplemente apreté para cubrir todo el cupcake, con un espesor grueso y sin llegar a ras del borde, para que no se derrame.

mini cupcakes que hice con un poco de masa sobrante
Echar bien de coco rallado en un bol hondo y con cuidado, coger cada cupcake por la parte del papel, voltearlo y hundir la crema boca abajo en el coco. No hace falta apretar demasiado! Pasar el borde del cupcake por el coco para que se peguen las virutas por todos los lados y sacudirlo ligeramente para que caiga el sobrante. Para adornar, podemos echar ralladura fresca de lima por encima, que aportará color y aroma.

Os animáis a hacerlos?


Entradas relacionadas

35 comentarios:

  1. Basta ya que se me hace aguita la boca... que ganas de dulce!! Y es muy temprano aun :S
    Imposible la dieta!!!

    ResponderEliminar
  2. mmmmmmmmmmmmmm.... babas.... jejeje deliciosos y con ese toque de coco tienen que estar geniales. Inspiración de la primrose por lo que leo... ese libro es una maravilla, yo estoy por ponerle un altar!! jaja lo único que como tú, las buttercream que nos proponen no me gusta, pero con un poco de ingenio salen cosas deliciosas como la que nos traes hoy :D
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Que buenos, hace tiempo preparé unos muffins de lima y coco que estaban buenísimos, me faltó el fronting pero ya próxima vez no falla, me gusta porque es muy parecido al que preparó yo con queso crema, la buttercream me resulta empalagosa.

    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Aun no me he atrevido con los cupocakes, pero este me parece perfecto para probarlo. No lleva demasiada decoración, porque con lo patosa que soy... jejejje y la combinación lima y coco, estupenda!

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos, madre mia al final me veo haciendo cupcakes....

    Nena ¿donde encuentras la buttermilk esa, que aquí por Cádiz no la veo hija mía?

    ResponderEliminar
  6. Mmmmm que buena pinta!!!! Añado esta receta a mi lista de pendientes, se ve delicioso!!!

    ResponderEliminar
  7. Que cupcakes mas refrescantes!!! Si que me gustaria probarlos!!! Y mira que yo soy mas de chocolate, pero esta combinacion tiene que estar bien rica! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Por Dios!! entre las fotos el texto, estoy por levantarme y ponerme hacer cupcakes, que rico lo veo todo, besitos.

    ResponderEliminar
  9. Biscayenne, que explicación mas detallada, me encanta encontrarme recetas asi de bien explicadas, que no se escape ni un detalle es perfecto para que, las novatas como yo, podamos hacer algo medio decente!!!

    Lima y cocooooooo, mmmmmmmmmmmmm!!! seguro que este cupcake se convierte en mi preferido!!!

    ResponderEliminar
  10. Dices que estos e spaar amantes del cítrico? Pues me lo llevo ahora mismo porque a mi me vuelve loca. Un besazo guapa. Por cierto, que pena que no estemos más cerca porque a mi también me encantaría encargar uno de tus deliciosos paquetitos. Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Yo también soy amante de los cítricos... ¡Qué haría yo sin ellos! Me apunto tu receta.

    ResponderEliminar
  12. Viendo esta entrada parece hasta fácil, así que será cuestión de probar.

    ResponderEliminar
  13. Vaya presencia tan apetecible y con la explicación que pones no hay excusa posible: hay que hacerlos!!! Gracias por la receta. Un besín.

    ResponderEliminar
  14. Wow!!!! ya se por que hemos decidido seguirte. ¡¡Que rico!!

    ResponderEliminar
  15. Que buena combinación!tendré que probarla. Yo dentro de poco arriesgaré intentando hacer unos cupcakes de horchata que me vuelve loca! un besazo de otra seguidora!
    Gisela.

    ResponderEliminar
  16. Buenas tardes Biscayenne, pedazo de receta que nos has dejado, con un contraste muy original y fresco. La presencia que tienen es para echarse a llorar.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  17. Me encanta esta receta, se agradece algo no súper empalagoso con este calor que hace hoy... Te han quedado muy vistosos, la lima rallada le da un toque muy refrescante. Como siempre me la copio con tu permiso.
    Por cierto, las fotos me encantan!!

    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  18. ¡¡¡Deliciosos!!! Me encanta la combinación de ácido y dulce. Justo un día de estos tengo pendientes de hacer unas cookies de lima. Y estos ¡seguro que también los pruebo! :D

    ResponderEliminar
  19. Buenísima tu receta! Qué rica la combinación! El frosting de mascarpone, yo también lo he probado y queda riquísimo.
    He respondido a tu pregunta en mi blog, espero que te sirva.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  20. Bueno creo que el otro comentario se me borró...
    Te decía que me parece buenísima la receta y el contraste de sabores. Y el frosting de mascarpone, que yo también he probado, es riquísimo!
    He respondido a tu pregunta en mi blog, espero que te sirva.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  21. mmmmm...parece que estan riquisimos!!! Tienes un premio en mi blog! Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Que buena combinación!! me encantan los cítricos y el coco!!!
    tengo que probarla... ya!!!!
    Gracias por tanto detalle en la receta

    ResponderEliminar
  23. Estoy con la boca hecha agua, vamos que inund´´´´´´´´é el portátil y ahora mmmmmmme falla el tecccclado, jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  24. felicidades guapa como siempre preciosos eres una makina jejeje se ven deliciosos

    ResponderEliminar
  25. Que ricos te han quedado,coco y limón dos sabores que combinan muy bien,Felicidades!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Lima y coco? que bueno... a ver si pruebo alguna pronto (ejem ejem)

    Muaaa!

    ResponderEliminar
  27. Hace días que tengo ganas de comer cupcake de lima y justo veo tu receta... ay dios mio!!! como me tientas jajaja!
    Cariños!

    ResponderEliminar
  28. Una combinación perfecta, me la quedo. Besin.

    ResponderEliminar
  29. Hola, encantada de conocerte y gracias por pasarte por mi blog y ponerte de seguidora, estoy haciendo un sorteo de unas tazas de café si te gustan te apuntas hoy es el ultimo dia alas 12 de la noche, entra en la entrada del sorte y di que quietes participar y tu direccion de blog y mucha suerte, nos iremos viendo por la red, un besico de una mañica.

    ResponderEliminar
  30. Se ven deliciosos, me encanta los cupcakes cítricos y el frosting ácido!
    Además te han quedado la mar de vistosos.

    Besosssss

    ResponderEliminar
  31. Me encantan los contrastes y sin son en dulces más. Tienen que ser un pecado.

    Besos.

    PD: sobre lo que me comentas de las galletas de chocolate y avellana, valen las avellanas tostadas y sin tostar (yo las usé tostadas, me gustan más).

    ResponderEliminar
  32. Qué pinta más estupenda!!! seguro que encantaron!

    ResponderEliminar
  33. De entrada te "confesaré" que ni he probado ni me llaman los cupcakes, me gustan mucho las magdalenas y en mis momentos de dulce, que tampoco son mayoritarios, son presencia asidua. El motivo de comentar no es otro que el mostrar admiración por la excelente entrada, el cariño que desprende hacia la cocina de "manos", la pedagogía tan precisa y en general un placer leerte.
    Felicidades y a ver si algún día me convences ;)
    http://ferranblasco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  34. Te contesté en el blog, un abrazo a los dos, sea quien sea el que elija la música ahora
    http://ferranblasco.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.