EL cupcake de chocolate, con mayúsculas

/
43 Comentarios
La mayoría de los que somos golosones sin remedio somos fans acérrimos del chocolate. Los más finos comen una onza de chocolate gourmet sin azúcar 80% después de cenar. Otros, los más, nos pegamos atracones de nutella a cucharadas y nos da igual negro, blanco o mestizo.
    
Para todos vale este receta de LOS cupcakes de chocolate, con mayúsculas, negrita y subrayado. Son los más chocolateados que he hecho nunca, y el bizcocho supera en sabor y humedad al de los cupcakes de Guinness, o al de la tarta de chocolate y fresa.  Mezclado con crema de ganaché de chocolate y toffee, gloria bendita.


Por casualidades de la vida (o mejor dicho, invenciones sobre la marcha y la receta original) creo que he dado con la receta requetedefinitiva, aunque habrá que ajustarla un poco.

Como no pensé que crecerían tanto, la masa se desbordó un poco y como veis en la foto, quedaron con forma de champiñón. Tardan un poco más de lo normal en hacerse pero la parte superior queda con una especie de costra crujiente, y el interior blando y jugoso. Arf.

Están basados en una receta de la Primrose Bakery, pero como he hecho varias modificaciones, me otorgo el atrevimiento de ponerles mi nombre. Porque yo lo valgo.


Cupcakes de chocolate Biscayenne:
Dificultad, así de primeras: media. Probabilidad de complicaciones: comerte la masa a cucharadas, entonces no te quedará nada! Presentación: soberbia. Sabor: a puro vicio. Recetas de inspiración: Primrose Bakery y mi imaginación

Ingredientes BIZCOCHO DE CHOCOLATE  (para unos 6 - 8 cupcakes, si queréis hacer más, multiplicad):
60 gr. de chocolate fondant negro
40 gr. de mantequilla semisalada a temperatura ambiente
90 gr. de azúcar moreno
1 huevo grande a temperatura ambiente
70 gr. de harina
2 cucharadas de cacao puro en polvo
125 ml. de leche a temperatura ambiente
vainilla al gusto
3/8 de cucharadita de polvos de hornear o Royal (o sea, 1/4 de teaspoon + medio 1/4 más)
3/8 de cucharadita de bicarbonato (o sea, 1/4 de teaspoon + medio 1/4 más)

Preparación:
Precalentar el horno a 180 grados y colocar los papeles de cupcakes en los moldes que vayamos a usar.


Primero hay que derretir el chocolate fondant: al baño maría o al microondas. Yo siempre uso el segundo método, partiendo el chocolate en onzas o trozos y calentándolo 30 segundos a media potencia. Entonces se saca el recipiente, se revuelve bien el contenido y se le da otro golpe de 30 segundos. Esto sirve para que no se nos queme el chocolate: normalmente, a la segunda ya está blanda la mitad del chocolate y revolviendo con una cuchara conseguiremos que el calor se distribuya derritiendo todo.

Dejamos el chocolate aparte para que enfríe ligeramente. 

En un bol grande, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa y añadimos el azúcar batiendo unos 3 o 5 minutos a continuación. Este paso es muy importante ya que es lo que permitirá introducir aire en la mezcla para que luego suba bien: debe quedar una crema suave, en la que se habrá disuelto parte del azúcar. Podéis usar azúcar blanco, que es más fino, pero el moreno de caña da ese toque meloso y acaramelado que quedará tan bien conjugado con el toffee. La mantequilla semisalada ayuda a agudizar el sabor del chocolate, si no tenéis, echad una pizquita de sal. 


Hay que separar la yema de la clara del huevo. La yema, la batiremos ligeramente con un tenedor y la agregaremos al azúcar + mantequilla, batiendo muy bien hasta incorporarla. Seguidamente haremos lo mismo con el chocolate derretido, añadiéndolo a la masa y mezclando hasta que quede una crema homogénea.

Si tenéis el libro de la Primrose Bakery, podréis ver que su receta de cupcakes de chocolate muestra una foto de un bizcocho que no tiene mucho color. De modo que yo alteré los ingredientes, disminuyendo la harina, aumentando los líquidos e introduciendo cacao en polvo. De este modo, ha quedado una base mucho más oscura y chocolateada que la original. 

Ahora es el momento de mezclar en un vaso la leche (que no esté fría!) con la vainilla natural o en esencia que tengáis. Entre media y una cucharadita.

En otro recipiente aparte tamizamos juntos la harina, el bicarbonato, el royal y el cacao. Es muy importante tamizar? Pues sí, porque la harina, y sobre todo el cacao, tienden a agruparse y si no los separamos bien nos quedarán grumos en la masa. Ni no tenéis tamiz, podéis usar un colador con una red tupida.

Echamos un tercio de los ingredientes secos a la masa principal, incoporándolos bien pero sin batir demasiado, para que no se pierda esponjosidad. Después, la mitad de la leche con vainilla, mezclando a conciencia. Luego, otro tercio de secos, la mitad restante de leche y finalmente lo que quede de la harina. En todos estos pasos es importante mezclar bien, raspando los bordes del bol para que no queden grumos  pero no batir en demasía!


La clara que ha sobrado antes, debemos montarla a punto de nieve hasta que forme picos blandos (o sea, que al levantar el batidor los picos o "churretes" se doblen hacia abajo sin desprenderse y tengan un aspecto muy aireado). TRUCO: Es muy, muy importante que esto se haga en un recipiente hondo sin mota de grasa, mejor de metal o cristal, y si tenéis dudas de si puede haber algún resto, echar antes unas gotas de limón y esparcirlas por el interior con una servilleta de papel. 

Con cuidado y cariño, añadir la clara a punto de nieve a la masa, usando una cuchara o lengua de gato en vez de un batidor, y con movimientos suaves y envolventes, no vaya a ser que se nos baje la clara.

Es hora de repartir la mezcla en los moldes, con una cuchara de helado o jarra si os es más fácil. Yo llené las cápsulas hasta 3/4 de su capacidad, pero me quedaron "champiñones" por encima, auqnue no se derramaron. Si queréis unos cupcakes más planitos, llenadlos sólo hasta 2/3 partes de la altura del papel.


Normalmente, los cupcakes se hacen en un horno a 180 grados en torno a unos 20 minutos. Estos, como usé unas cápsulas altas y eran bastante líquidos, tardaron un pelín más, casi cerca de la media hora. Estad atentos, palillo en mano, para insertarlo a partir de los primeros 20 minutos y comprobar si sale limpio y seco, o sucio. 

Cuando estén listos, hay que sacarlos del horno y dejarlos unos minutines dentro del molde, pero pasarlos después a una rejilla de enfriamiento porque el calor del molde de silicona (que es el que yo uso) puede reblandecer el bizcocho. Me salieron 6 cupcakes muy altos y 4 minis con un poco de masa sobrante, o sea, 8 cupcakes normales, calculo.

Cuando estuvieron fríos, los rellené de crema de toffee, que usé también para decorar el frosting. Esa receta la tenéis aquí!


FROSTING DE CHOCOLATE  (para unos 8 cupcakes, si queréis hacer más, multiplicad):

Mi intención era usar solamente ganaché de chocolate, cuya receta tenéis al final de esta entrada. La tenía guardada en la nevera pero mi ansia y varias expediciones furtivas hicieron que su cantidad menguara, de modo que inventé un híbrido entre ganaché y buttercream, usando lo que me había quedado.

80 gr. de chocolate fondant 70%
100 gr. de mantequilla semisalada, a temperatura ambiente
media cucharada de leche, a temeperatura ambiente
media cucharada de vainilla
azúcar glas al gusto

300 gr. de ganaché de chocolate negro (150 gr. de chocolate + 150 ml. de nata)

Preparación:
Derretir el chocolate en onzas en el microondas o al baño maría, revolviendo bien para que no quede ningún grumo (ups, yo en esto fallé y por eso no quedó tan brillante como debería) y dejando enfriar un poco antes de utilizarlo.

Batir la mantequilla junto con la leche y la vainilla hasta conseguir una crema suave de color pálido. Agregar el chocolate fundido y batir homogeneizando el color y la textura de la crema.

Aquí podéis ver los puntitos oscuros de las semillas de vainilla
Yo añadí también 2 cucharadas de azúcar glas, pero no hace falta mucha, porque es para endulzar (si queréis) no para aportar consistencia ya que el chocolate y la mantequilla, al enfriarse en la nevera, endurecen bastante el frosting. Usamos glas en vez de azúcar normal para que no se noten los pequeños cristalitos al comerla.

Yo aquí agregué toda la ganaché que tenía en la nevera, y batí muy bien hasta incorporarla. Podéis usar perfectamente sólo ganaché (que era mi intención original), o una receta de buttercream de chocolate que os guste (ya sabéis que yo no soy muy fan de la buttercream, porque además con ella es difícil conseguir el color oscuro y el sabor mega chocolateado que a mí me gusta).

Guardaremos la crema en la nevera durante unos minutos, pero no mucho, porque se quedará como un bloque y será muy difícil volver a suavizarla para poder introducirla en la manga pastelera.

Como en los cupcakes de lima y coco, sólo usé la manga (o bolsa de congelar, o cucurucho de papel de cocina) con un agujero grande para cubrir los cupcakes con una capa gruesa de frosting, sin hacer florituras. Si la crema tiene la consistencia necesaria, podéis usar boquillas con efectos o simplemente, echarla con una espátula o cuchillo por encima del bizcocho dándole forma redondeada.

aquí podéis ver mejor lo que pasa cuando no fundís perfectamente el chocolate: grumos.

Al final, cubrí con unos trazos de toffee, y a comer! Ah, en las fotos no se nota, y no pude hacer ninguna del interior, pero el corte es glorioso y el bizcocho por dentro es casi negro!

Entradas relacionadas

43 comentarios:

  1. Que bien que algunas no se vayan de vacas y nos cuenten sus historietas como tú... ummmm tiene buena pinta con el churrete de toffe por encima. Un besín maleni de mis amores y a seguir con la locura cupcakequera. ;D

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmh! chocolaaaate! Me has dado donde más duele... Qué pintorra tienen los cupcakes!!!

    Tengo pendiente una receta de toffee que me tiene enamorada hace semanas y viendo como te ha quedado el frosting la voy a hacer ya mismo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ♥ chocolate!!!!!!!!!!!!!! Qué hambre!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Si tuviera hambre, me tragaba uno de un bocao. Gracias por felicitarme, ha sido muy especial para mi. Te he nombrado en mi entrada de hoy, si lo lees sabrás porqué.
    Sitos

    ResponderEliminar
  5. Diooos!! Que grande!! jajajja Yo como soy de estómago pequeño, ya me veo comiendomelo en 3 tandas!! jejejje

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. Son estupendos!! Me requeteencantan!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. mmmm siempre es un pecado entrar en tu blog!! ay qué ricas con ese toffee por encima y esa masa super chocolateada!!! De lujo!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Tengo la boca, literalmente, hecha agua!

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ... creo que he dado con la receta requetedefinitiva, aunque habrá que ajustarla un poco
    Si no tuviera suficientes motivos para leerte, con frases como esta me rendiría de forma absoluta, una vez más que no importa lo que uno cuente siempre que lo cuente bien (como vos Mme Repostera). Y no menosprecio lo que cuentas que los golosos son tropel, pero ya sabes que mi gula anda por otros caminso. Requetefelicidades.

    ResponderEliminar
  10. Que delicia!!! gracias por alegrarme la mañana primero con el anuncio de que soy finalista en el concurso de Tito y despues con esta maravilla, gracias ,un besote guapa.

    ResponderEliminar
  11. Pues claro que lo vales!! Les puedes poner tu nombre y tu apellido.
    Jolín, ver estos cupcakes me pone las papilas gustativas a hacer la ola. Qué cosa más rica Anita!!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Rico, Rico! El chocolate nunca falla, jajajaja.

    ResponderEliminar
  13. yo chica lo siento pero soy de chocolate amargo y sin azúcar , me chifla. Pero este cupcake sin duda me lo llevo también. Bss.

    ResponderEliminar
  14. tienen una pinta exquisita, gracias por dar con la receta y compartirla! un besote

    ResponderEliminar
  15. Voy a intentar no resbalarme con mis propias babazas.... De verdad que tienen que estar de morirse.

    Y el chocolate para mi de tableta con leche de Nestlé y un trozo de pan (seria capaz de comerme una tableta entera, así que mejor no lo compro y evito tentaciones...) o el de con leche con almendras!! Y la nocilla.... Mmmmmmmm... En medio sandwich como en los cumpleaños cuando era pequeña, todo un clásico!!!

    ResponderEliminar
  16. wooow menuda pintaza, pues me encanta la forma de champiñon!:) a ver si me puedes recomendar algún chocolate en polvo, porque no acaban de gustarme mucho los que he probado.
    Están espectaculares!:) besines

    ResponderEliminar
  17. Menuda pinta más deliciosa!!! Gracias por la receta, se ven deliciosos!!!

    ResponderEliminar
  18. Gracias por el regalo, un blog estupendo, para quien no lo conozca (http://www.daviddejorge.com/2011/08/12/musica-y-paladar/).
    Convengo en que las P en la playa son blandísimos pero su tema Mi bañera me acompañó el verano pasado con cierta asiduidad (Qué quieres, a veces tomo dulces!!)
    Mi comida dulce favorita (que soy muy muy poco de dulce, ni de pequeño me gustaba el chocolate) es desayunar, con mi chica, unas tostadas con mantequilla y meremelada. Los niños aún durmiendo y el disfrutar del dulce crujiente de la combinación mientras el día se dispone ante nosostros es un momento muy, muy deseable. Saludos

    ResponderEliminar
  19. Buenas tardes Biscayenne. Entrar en tu blog es pecado, hay que ver que cosas tan ricas que preparas, con una presentación genial al igual que la receta.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  20. con mayusculas, GUAUUUUUUUUUUUUUUU!!!!

    babeando estoy Biscayenne, con recetas como esta no puedo mas que seguir atrasando la idea de ponerme a dieta... mmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  21. me encanta cuando afirmais que es LA receta, siempre me gusta probarlas, así que la apunto a la lista ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  22. Probaré estos sin duda, que los que hice yo el otro día quedaron demasiado fuertes para nuestro gusto.
    Estos tienen una pinta fantástica!!

    ResponderEliminar
  23. La madre del amor hermoso, yo apuntito de irme de viaje y tú enseñando esto, yo que soy de las que cualquier chocolate me va bien, no puedo irme con kilos de más, se supone que los cogeré en el viaje no antes, ayyyy!!! me quedo la receta, si es el casi definitivo, lo tengo que probar, besitos guapa.

    ResponderEliminar
  24. Como siempre espectacular tiene que ser una gozada para el paladar,desde agui me llega la olor a chocolate.Tomo tu receta.un beso,cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. chocolateee!!! Si es la requetedefinitiva la tendre que probar seguro!!!

    ResponderEliminar
  26. Alaaaa! Que gula me ha entrado.....
    Tienes razón que los hay golosos sin remedio, yo prácticamente cocino y pienso en recetas de chocolate.... ¿ Es grave doctor? Jajaja!
    Me apunto tu receta en la lísta de cosas por hacer.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  27. Estoy a dieta. Te requetecontraodio.

    ResponderEliminar
  28. Desde luego para golosos irredentos, qué decir más. Se ve estupendo y rico, rico.
    Curioso porque yo antes no sentía pasión por el chocolate, me gustaba, pero no era nada "chocolatera" pero de un tiempo a esta parte (será la edad) que me pirra... es un vicio eh?

    Besossssss

    ResponderEliminar
  29. Yo me quedo contigo a comerme el chocolate a cucharadas y como sea.
    Una pinta deliciosa.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  30. Yo me apunto al club de los golosos sin remedio, repetidores de postres y amantes del chocolate!!! Tu receta es una auténtica tentación para los socios. Besinos.

    ResponderEliminar
  31. Chocolatero a más no poder, estos cupcakes son la bomba...

    Bicos

    ResponderEliminar
  32. Pues deseando ver la versión definitiva de los tiempos!
    Qué pintaza!

    ResponderEliminar
  33. Me ahogo en saliva... E S P E C T A C U L A R E S!!!!!

    ResponderEliminar
  34. Pero vamos a ver, que digo yo que POR QUE SALGO SIEMPRE DE ESTE BLOG CON HAMBRE Y BABEANDO COMO UN CACHORRILLO? Si es que no tienes perdón. Hala, otra receta pa las pendientes de hacer con urgencia. Te sales, Anita!!! Besos y sigue chocolateando mi vida, guapa.

    ResponderEliminar
  35. Muy ricos esos muffins, Ana, son una bomba, pero qué placentera ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Bueno bueno que ricos tu receta me encanta la hare algun dia sin duda se ven super esponjosos!!un saludo

    ResponderEliminar
  37. Mala hora para ver esta receta, deben de estar deliciosos, a ver si algún día les pruebo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  38. ¡Aaaaaahhh, el despiporre! :oO ¡ñammmmmmmmmmm...mmm..mmmm....!

    ResponderEliminar
  39. Wwwooowww! Cupcakes de Chocolate ♥
    Agendada la receta, el fin de semana los pruebo!:)

    ResponderEliminar
  40. Gracias por pasar por mi blog tambien me quedo por aquí para poder ver tus recetas de dulces!!! que pinta tienen los puscape o como se diga jajaj !!! saluditos!!1

    ResponderEliminar
  41. Hola! Me encanta tu blog. He preparado estos cupcakes y sí, para mi, para toda mi familia y amigos (no exagero) son LOS cupcakes. Sabor intenso, consistencia perfecta muy esponjosos mmm... deliciosos! Gracias!!

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.