Mandar galletas por correo: el tutorial "refinitivo"

/
37 Comentarios
Como la entrada de los Brownie Cookies, con su sencilla explicación de cómo mandar galletas en una caja por correo es una de las más leídas, me dispongo a enseñaros el paso a paso de cómo preparo yo el envío.

Lo básico y más importante, es haber hecho previamente las galletas y no habéroslas comido. En caso contrario, no hay regalo, no hay envío, pero sí remordimientos.

El objetivo es conseguir una caja repleta de galletas que no se muevan ni un ápice, para que no se partan durante el viaje y nos quede un regalo de puturrú de fuá. Este tutorial también sirve simplemente para embalar galletas de una forma práctica y bonita, aunque no las vayáis a mandar si no a entregar en mano.



Mandar galletas por correo:


Dificultad, así de primeras: chupado. Probabilidad de complicaciones: cortarse con las tijeras. Presentación: para el que recibe el paquete, genialSabor: a lo que sepan las galletas! Inspiración: años de experiencia con embalaje

Materiales que nos van a hacer falta:

Galletas
Caja (mejor rectangular para cuadrar mejor el contenido sin dejar espacios. La mía era cuadrada, de los chinos y de unos 20 x 20 cm.)
Tijeras
Bolsas de plástico apto para alimentos (también sirven unas de congelar si son bonitas)
Lazo o cuerda
Plástico de embalar con burbujas
Papel de seda
Cinta adhesiva
Cartón rígido
Cúter

INSTRUCCIONES:
Lo primero es elegir una caja adecuada, preferiblemente con tapa y de forma rectangular, así al disponer los pisos de galletas no quedarán espacios huecos. Si vais a enviar un montón de pastas, podéis optar hasta por una caja de zapatos o similar, que tiene más altura.





Sobre el fondo de la caja, ponemos un rectángulo grande de plástico con burbujas, que sobre bastante por los lados para al final poder plegarlo hacia el interior y que nos tape todas las galletas. Yo después me di cuenta de que queda todo aún más bonito si bajo el plástico se coloca un papel de seda, blanco o del color que mejor os combine, para que sea lo primero que se vea al abrir la caja.

Es mejor poner otra capa de burbujas aislantes del tamaño del fondo de la caja, para que no haya posibilidad de que el contenido se golpee.





Las galletas se pueden embolsar individualmente pero de esa manera ocupan más espacio: yo las meto con cuidado en una bolsa de vinilo transparente, formando una capa horizontal con 4 de ellas, que son las que cabían bien por su tamaño en el fondo de la caja.




Para el regalo de mi amiga Raquel elegí las galletas de dos chocolates y pistacho que ya expliqué la semana pasada, pero lógicamente podéis usar cualquier receta que queráis, eso sí, cuanto más frágiles peor porque sufrirán mayor peligro de rotura. 


La bolsa, apoyada con cuidado sobre una mesa o superficie plana, se cierra con un lazo intentando evitar que las galletas se desplacen de su sitio. Podemos adherir a la bolsa una pegatina o colgar de ella una etiqueta con el nombre de la receta o de quien va a recibir la caja, así el regalo quedará más personalizado!





Esta primera bolsa de galletas la disponemos con cuidado dentro de la caja, y la tapamos con un rectángulo de plástico de embalaje, un poco mayor que el área a tapar para poder remeter los bordes en las esquinas y los bordes. Si quedan espacios huecos, podemos ir usando pequeños trozos de burbujas o de papel de seda para rellenarlos.




Con las siguientes capas de galletas hacemos lo mismo: embolsamos en plano, cerramos y colocamos cuidadosamente sobre el fondo, volviendo a cubrir con capas alternas de plástico protector.

Así hasta que lleguemos al borde superior de la caja.






Al final, comprobar la existencia de huecos y rellenarlos bien para que las galletas no se muevan ni lo más mínimo de su sitio. Es el momento de colocar la tapa y sacudir muy ligeramente la caja: si hay espacio libre por arriba, poner más papel o plástico hasta que no se oiga ningún ruido proveniente del interior de la caja!

Hecho esto, doblamos los extremos del primer plástico hacia dentro y los aseguramos con celo o cinta adhesiva. Ahora podéis incluir papel de seda, una carta, un lazo o lo que queráis que se vea nada más abrir la caja.





Ya sólo queda envolver la caja con más plástico protector, asegurándolo de forma que quede bien tirante y no se vaya a abrir la tapa.

Para que viaje con todas las precauciones, yo uso una cubierta exterior de cartón: si tenéis a mano una caja rígida que pueda contener el tamaño de la que habéis usado, perfecto, si no, tendréis que recortar 6 piezas en cartón duro con el cúter: dos para el fondo y la parte superior, y otras cuatro para los lados.




Pegamos bien todos los lados de cartón sobre la caja, para que no quede ningún hueco, prestando especial atención a las esquinas y junturas, que habrá que reforzar con cinta doble. 



Sólo queda escribir la dirección, remite y confiar en el correo certificado!

Entradas relacionadas

37 comentarios:

  1. Maravilloso tutorial, me lo guardo en favoritos porque seguro que lo utilizaré en más de una ocasión ;)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Un tutorial genial y muy bien explicado ¡me ha encantado! Me lo apunto como favorito!! Muchas gracias :)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me mandas una a Barcelona? ;) Eres una crack!

    ResponderEliminar
  4. ois ois ois, pero qué monada de regalitoooo!! oye, que mi cumple es en febrero... jeje, es broma.

    Me encanta, muchas gracias por el tutorial y por como lo cuentas, me parto contigo :-)

    http://www.lasrecetitas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. ¡Eres la caña de España! jajajaja, Yo también preparo así el envío de galletas y doy fe, que llegan vivas todas, toditas, todas...

    ResponderEliminar
  6. Una maravilla de tutorial, no puede estar mejor explicado y con tanta gracia, es que eres la bomba Biscayenne.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el tutorial, llegado el momento me servirá, seguro, me encanta la explicación; tan clara, se nota la experiencia que tienes, jeje. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  8. ai hombre, que se me suben los colores!

    si os portáis bien ( :P ) igual dentro de poco monto un sorteo con una cajita de galletas de regalo!!

    ResponderEliminar
  9. genial el tutorial. yo también tengo ese tipo de cajas para poder regalar las galletas de mantequilla :) ahora podrán llegar al fin del mundo

    besicos

    ResponderEliminar
  10. Yo no me he enterado muy bien, creo que me tendrás que mandar una caja de muestras para probar, jejej. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Que buen post... Muy bien explicado y las fotos estan bellas :D

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla Anita, aunque no creo que necesite tanto para enviarte tu premio, que no nos hemos olvidado de tí, mañana mismo lo llevaré a correos, ya te informaré a tu correo la confirmación.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado mucho el tutorial, ya que siempre entrego las galletas en mano en una bolsita de cartón porque me da cosilla que se rompan. Pero así de bien envueltas es mucho más seguro. Me cojo prestada la idea!!!

    Muchos besos guapetona!!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8/01/2011

    Doy fe de que llegan intactas, suerte que vienen con mucho plástico, porque lo normal es que se te salten las lagrimas al abrir la caja y puedes estropear las galletas.
    Lorentzero

    ResponderEliminar
  15. Estupendo tutorial y muy útil ;)

    ResponderEliminar
  16. qué dulzura de tutorial! Me imagino la cara del destinatario del paquete al abrirlo y me pongo a sonreir :-)

    Jeje, muy bueno tu comentario Laura Selene!!

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno el tutorial, seguro que llegan perfectas.
    Aprovecho para invitarte al concurso que he organizado: 1er Concurso de Recetas El pucherete de Mari "Un Recuerdo, una Receta"
    Un beso y feliz verano

    ResponderEliminar
  18. Tú, lo que pasa, es que eres una artistaza como la copa de un pino. No sólo preparas unas cositas deliciosas sino que encima las presentas como los mismos angelitos. Vamos que recibo yo una de estas cajitas y me hace más ilusión que el Gordo de Navidad. (Te mando poor privado mi dirección para que lo pongas en la caja jeje). Un besazo guapa.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Te mando mi dirección por mail? Mirá que cruzar el Atlántico tiene sus bemoles eh? Jaja
    Me encantó lo de puturrú de fuá, que lindas palabras ;-D
    Una explicación impecable.
    Cariños

    ResponderEliminar
  20. A mi me flipa el momento pegatinitas customizadas. FAN FANFAN.

    MUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  21. genial me a encantado viene muy bien x cierto k es eso de guardar en favopritos?anda k no ando pegada yo ni na me lo podeis explicar para guardarla yo tb jejej preciosa la caja y las galeltas divinas un besito guapa

    ResponderEliminar
  22. Gracias por este pedazo de tutorial!!
    Una preguntina, con que cortas las etiquetas?? con esa forma redonda y zig-zag??
    Quiero comprarme uno y ni idea de donde puedo encontrarlo...

    GRACIAS!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Como me divierte leer tus post!!!
    Oye, por lo demás, un muy buen tutorial y la cajita es divina, envidia cochina del que la va a recibir ;)

    ResponderEliminar
  24. Qué artes tienes hija mía, es que la que vale....vale.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. @eva Se refieren a guardar la dirección de este post en los favoritos del explorer o marcadores del Firefox, para tenerlo siempre a mano en tu navegador!

    ResponderEliminar
  26. Dónde te mando la dirección de mi casa guapa???

    Estupenda entrada. ;D

    ResponderEliminar
  27. Qué chulo tu blog! Esta entrada es genial, me será de gran ayuda. Un beso

    ResponderEliminar
  28. jajajajaja, ay biscayenne, eres una loquita de la vida, pero da la casualidad que a estos locos de la vida son a los que yo mas amo y adoro!!!

    Genial tutorial, me lo guardo para cuando te mande alguna de mis galletitas.

    Un beso asi de grande,

    muuuuuuuuuuuuuuuakkkkkkkkkkkkkk!!!!

    ResponderEliminar
  29. No necesito hacer un repaso por mi lista de blogs favoritos para saber que, sin duda, el tuyo es mi preferido. Me encanta abrir el correo y encontrarme un mail con una entrada nueva de biscayenne, pincho corriendo en el link para empaparme de lo que hayas creado, porque siempre acabo sonriendo y con buen sabor de boca, aunque no haya probado tus exquisiteces. Eres un sol, no sé de dónde sacas tiempo para crear tanto! Yo tengo el mío algo abandonadillo (pocos ratos de ocio porque para mí es temporada alta, soy heladera...), y confieso que me das algo de envidia... cochina, de la mala, nada de envidia sana, jeje... Me encanta esta entrada, un besito!
    elfaritodeazucar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  30. Biscayenne, ni te preocupes, que en cuantito descubra la receta más sublime de galleta y ésta adquiera la presencia de "perfecta", uno de los primeros envios será para ti!!!

    Yo creo que te lo debo, porque tu no paras de regalarme recetas exquisitas, asi que... sigo ganando con el cambio.

    Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  31. hola guapa, me ha encantado el taranna de tu blog, seguro que me tendrás por aquí merodeando, me encanta tu manera de expresar, un saludo

    ResponderEliminar
  32. Por fin me deja comentar con mi nombre...

    ResponderEliminar
  33. Genial el tutorial!!.
    Donde compras el plástico con burbujas??
    Voy a bichera más por tu blog ;-)

    ResponderEliminar
  34. Anónimo5/28/2012

    Gracias por tu ayuda:)Angela

    ResponderEliminar
  35. Tengo pendiente mandar pan, imagino que esto vale también para bollitos, hogazas o barras de toda la vida, ¿no?

    ResponderEliminar
  36. @adri todo depende del tiempo que tarde en llegar el paquete (y del pan). Si mandas con mensajería 24h llegará perfecto, si no, no estoy tan segura ...

    ResponderEliminar
  37. Anónimo8/29/2016

    me encantó el tutorial :), me salvaste la vida, tengo las galletas y pensaba en mil formas de mandarlas hoy de viaje, ahora sí! voy de compras por el plástico de burbujas y las bolsitas. gracias :)

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.