Primer encargo de cupcakes o cómo filosofar sobre lo dulce

/
36 Comentarios
Ayer entregué mi primer encargo de cupcakes (magdalenas, vamos...) y tengo las mejillas coloradas porque hace un rato me han llamado para decirme que les han chiflado y encantado. La oficina se ha convertido en un festival del azúcar y espero que hayan pasado una mañana más entretenida de lo habitual.

Hoy justo, El Comidista (aka Mikel Iturriaga) ha escrito un post sobre los cupcakes, acerca de esta moda importada de yuesei, la ñoñería imperante en sus diseños, y cómo romper el molde.

"El contenido físico y moral de los cupcakes comienza a empalagar. No son pocas las críticas que se pueden leer por la Red hacia el invento norteamericano: que si llevan demasiado azúcar, que si son unas bombas de grasa, que si las magdalenas de toda la vida son mejores..."

"Coincido más con los que denuncian los excesos estéticos a los que nos está llevando la espiral cupcakera, con decoraciones de un rococó subido que rebosan cursilería."

Los cupcakes (alias "bizcocho con forma de magdalena decorado con crema") no tienen por qué ser una bomba de grasa, ni son peores que las magdalenas. Tampoco tienen por qué ser una moda caduca, ni una ñoñada. Son bizcochos horneados en cápsulas de papel (originalmente dentro de tazas, de ahí el "cup"), de pequeño tamaño, y que pueden ser rellenados o cubiertos de varias cremas. Básicamente, son como una tarta de capas en formato bolsillo.

Mi encargo: cupcakes de chocolate rellenos de toffee con ganaché de chocolate, y de bizcocho de lima con crema de queso de lima y coco.

Magdalenas, muffins, cupcakes? Hay gente muy sesuda y estricta que establece los límites entre cada una de estas cosas: método de elaboración, origen, bla blá.

En sustancia, los muffins tradicionales eran muy densos, pudiendo ser salados o dulces y llevando frutas y harinas no refinadas de cereales. Hoy en día, un muffin de chocolate comprado en un starbucks o similar es una magdalena esponjosa de chocolate, sin más. Como no llevan decoración por arriba suelen ser redondeados en su parte superior.

Las magdalenas tradicionales españolas, por las que tanta gente se rasga las vestiduras pensando que los cupcakes las van a borrar de la faz de la tierra, son un bizcocho esponjoso, casi siempre elaborado con aceite de oliva o vegetal, y sin adornos. Recias y sencillas, son perfectas tal y como son. Alguna vez suelen pecar de secas, pero eso se arregla untándolas hasta los nudillos en el cola cao. Una magdalena española con denominación de origen también puede ser un cupcake. Horror y pavor! Pues sí, sólo hay que usar su receta para la base y luego darle el toque cupcakero, o sea, el frosting o la-cosa-de-arriba. Aunque hay que tener en cuenta que la crema no es un mero adorno, tiene que ser el complemento justo al sabor del bizcocho, que debe ser húmedo y de muy buena calidad.

Qué ha hecho tan populares a los cupcakes entonces? Pues que son bonitos, novedosos, y todo lo que es nuevo y de fuera nos parece lo más en su momento: comer perritos calientes, tomar el café por la calle, el microondas, las faldas plisadas o la penicilina. Con el tiempo, todas esos inventos importados desaparecen o se asientan, dependiendo del éxito que tengan y de su adaptación a nuestras necesidades.

Tienen los cupcakes posibilidades de sobrevivir a la fiebre de "lo mono"? A Sexo en Nueva York? Mis catadores de hoy dicen que sí.


Modas y tendencias aparte, cuando cocinamos, lo tenemos que hacer bien. Después del encendido debate sobre el fondant, sólo faltaba discutir sobre los cupcakes!!

Yo también pienso que el asunto de la decoración de los cúpaqueis (como los llama Mario Vaquerizo) se está yendo un poco de las manos: algunos son cursis, otros son excesivos, unos son preciosos y otros espantosos... Como en el caso del fondant, los hacedores de cupcakes nos ponemos retos y pensamos en rizos y volteretas de boquilla, flores por aquí, animalitos por allá.

Para gustos hay colores. Y para cada ocasión hay un estilo. Un cumpleaños infantil o una despedida de soltero no son lo mismo que una cena elegante o un picnic en el parque. Si tu objetivo es que te salga un cupcake perfecto, que la flor de arriba parezca natural, etc, y te sale, genial! Nadie debería decir que ese trabajo es una estupidez.

Pero yo ya os he contado en otras ocasiones que cocino para comer, y como para disfrutar, con unas expectativas cada vez más altas. Así que por ahora, he decidido centrarme más en el contenido que en el aspecto: conseguir la receta perfecta, la combinación justa, el sabor chiripitifláutico. Y todo ello desde el trabajo y la dedicación artesana, usando ingredientes naturales y procesos sencillos.

Los hermanos Mast, chocolateros y barbudos de profesión, decían en el vídeo del otro día que ellos han elegido la elaboración artesanal de chocolate porque aman todo lo hecho a mano, todo aquello en lo que se nota el toque imperfecto del autor: los libros antiguos, los barcos de madera, los mapas...

Esa filosofía es lo que yo soy. No quiero hacer postres niquelados, de portada de revista; quiero que sepan bien, que se note que se han hecho en una cocina, a mano, de una manera "antigua" que en los tiempos que corren vuelve a ser nueva.


Estas son mis prioridades dulcineras a día de hoy, toda una aventura. En los próximos días, la receta de estos cupcakes de chocolate y toffee, y lima y coco en vuestras pantallas.

Gracias mil a los que han disfrutado con el encargo: Itziar, Guillermo, todos los pobladores de la oficina y sobre todo a Dori! muchos besos

Entradas relacionadas

36 comentarios:

  1. Que pinta tan rica y que gustazo da cuando te dicen que estaban riquísimos!!!

    Y aunque me chifla hacer cupcakes y cebar al mundo con ellos, he de decir que donde esté la magdalena de siempre, que se quite lo demás

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, ya sabes que yo también soy de las que cocina para disfrutar de lo que come y para que otros disfruten de lo que cocine, con sabores deliciosos y texturas que conquisten nuestro paladar, pero tampoco me gusta dejar de lado el aspecto, principalmente porque si yo veo dos tartas, de igual sabor, y una es bonita y la otra es sosa, evidentemente me voy a por la bonita y me la como, por eso, también intento cuidar la estética en los postres, e igual que la cuido en una tarta la quiero cuidar en un cupcake, porque un cupcake es una tarta, de tamaño individual pero una tarta al fin y al cabo.

    Y los que dicen que son una chorrada, que es un invento horroroso y demás... creo que es porque o no han dado con un cupcake que realmente les gustase o porque no ven que tienen un uso ciertamente práctico. En cuanto a lo del cupcake que les guste... es cierto que las buttercream, que es lo que se les suele poner a los cupcakes son hiperextradulces, y a mí no me gustan nada, por eso, yo mis cupcakes los hago con las coberturas que a mí me gustan y creo que a los míos les pueden gustar. Y respecto a lo práctico de los cupcakes... pues no tengo más que poner mi ejemplo, vivo sola, y me encantan las tartas y dulces, pero hacerme una tarta para mí sola (incluso de 15 cm) es exagerado, porque la mitad no soy capaz de comerla (la otra mitad sí, por supuesto!) y acabo tirándola, sin embargo, si hago 6 cupcakes, en 3 días me los como y si los conservas bien se aguantan perfectamente, así que para mí sí que son prácticos porque me permiten disfrutar de una tarta sin tener que tirar la mitad a la basura.

    Bueno, y ya no me extiendo más... que vaya chapa! jeje Tus cupcakes para el encargo preciosos, no podía ser menos y seguro que ricos, me tomaba uno de lima ahora mismo :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Aplauso. Lo has pillado, y bien. Me alegro mucho leer este blog. Seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
  4. @Magdalena de Chocolate Amén a todo! nosotros somos 2, pero los cupcakes son una manera más rápida y fácil de hacer algo rico de vez en cuando que montar una tarta entera, que yo por lo menos, sólo hago en ocasiones señaladas. Hago unos cuantos cupcakes y tengo para días, guardándolos en un táper!

    Lo de la decoración, es como todo, para gustos. A mí me encanta dejarlos lo más bonitos posible, pero soy de un estilo más sencillo que el de corazones, margaritas y demás. Menos es más, que dice mi madre, jjjjjj.

    Y es normal que a mucha gente no el gusten las cosas esas que ofrecen ahora en mil sitios llamándolos "cupcakes": buttercream de colores a cascoporro y bizcocho seco. Pues normal. Yo la buttercream la tengo baneada y a veces me cuesta inventar otro tipo de frostings que sean consistentes para que no se apachurren sin llevar tanto tanto azúcar...

    ResponderEliminar
  5. Aplauso. Creo que lo has pillado, y bien. Me ha encantado esta entrada.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades!! me encantan los cupcakes, sencillos, ricos, con chocolate, crema... no demasiado "recargados" y no demasido dulces, ya ves! hay gusto para todo, no se si será una moda pasajera, pero en casa han venido para quedarse, y también coincido; mejor que sepan rico a que se vean de "revista". Besitos

    ResponderEliminar
  7. me ha gustado mucho tu entrada, pienso que lo más importante siempre es que este bueno y tambien creo que una decoración bonita no está de más! besines ah los cupcakes fantasticos!

    ResponderEliminar
  8. Para gustos los colores... ¿pero para qué entrar en debates absurdos (bajo mi punto de vista, claro)? LO mejor de todo ¡Enhorabuena por ese pedido! Te han quedado de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena fenómena! Me encantan los letreritos que has hecho...son ideales!

    ResponderEliminar
  10. lo mejor de todo es que tú has disfrutado y que quien los ha recibido y degustado les ha gustado, no???

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena por tu primer encargo!!! Que satisfacción cuando te dicen que estaba rico eh??? Y que nervios cuando se entregan pufff!!! Tienen una pinta deliciosa!!! Yo, digan lo que digan.... adoooro los cupcakes!!! Que son cursis...bueno... mini obras de arte a mi entender!!! Tematicos?..... y divertidos para cumpleaños!!! Mientras esten sabrosos y buenos... que vistan como quieran!!! Es como las personas...lo importante está en el interior ;)

    ResponderEliminar
  12. Nena, estoy de acuerdo contigo en lo que escribes.

    Por cierto que encargo más bien presentado y delicioso.

    Saludos y espero que te sonrojes con muchos encargos más.
    Te lo mereces

    ResponderEliminar
  13. Buenas tardes Biscayenne. Enhorabuena por ese primer encargo, pero por la pinta que tienen te aseguro que te vas a cansar de prepararlos con mucha asiduidad.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena y que te sonrojes muchas más veces.Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo soy ultra fan de los cupcakes!! vamos, no hay más que ver las rutas que me marco sólo para probarlos en diferentes sitios, y me chiflan sus decoraciones ñoñas, cuanto más mejor!! viva el cupcake!!!! (que no magdalena por diosssss) jeje

    http://www.lasrecetitas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. Bueno, pues a ver si después de estos te animas a hacer muchos más. Seguro que con esa cabecita tuya nos sorprenderás con recetas espectaculares. De momento aquí me dejas esperando la de chocolate y toffe porque el coco... no es mi fuerte!
    No tardes!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Pues ya que te veo tan aplicada en el mundo cupkero además de preocuparte por que tenga buen sabor, a ver si te estiras (que es que yo estoy muy vaga)y nos haces una buena selcción de frostings o "lo que va arriba" que sepan bien buenos porque en cuanto a la "magdalena" los españoles, como tú bien dices, ya la tenemos muy rica. Un besito y enhorabuena por tu éxito.

    www.cajondesastredesandra.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Nopongo en duda que les gustaran. Se ven muy ricas. Te deseo toda la suerte del mundo. Besinos.

    ResponderEliminar
  19. Muy buena entrada! A mi me encantan los cupcakes y siempre que puedo los hago, quedan muy bonitos (no siempre tienen que ser cursis) y es una manera perfecta de presentar unas mini tartitas. Felicidades por tu primer encargo ;)

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo contigo y me divierte mucho leerte. A mí me encantan las magdalenas españolas, pero me divierte mucho hacer y comer cupcakes. no veo por qué tenemos que rechazar lo de U.S.A. sólo por ser americano y no probarlo o adaptarlo a nuestros gustos. En mi casa mis niñas han crecido con cupcakes hechos por mí y ahora están los Whoopies pisándoles los talones. Yo pruebo, si me gusta, me lo quedo.

    ResponderEliminar
  21. Bueno siempre existirá critica para todo, en mi caso me encanta el dulce en todas sus expresiones.
    Y felicidades por tu primer encargo =D

    ResponderEliminar
  22. Preciosos, y que bien presentados y esas etiquetas, que te gastas...... si no te falta detalle, estan para sacarlos de la caja y no dejar ninguno.

    ResponderEliminar
  23. Esos cupcakes tienen una pinta estupenda y seguro que son un éxito en cualquier fiesta o merienda.yo me comería uno, o varios. A estas horas varios. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena por ese primer encargo.
    El que te digan que les han gustado es lo que te tiene que valer. Lo demás son comentarios que siempre habrá sobre cualquier cosa que se ponga de moda.
    A mí me pasa como a muchos de vosotros, una tarta grande está bien para un día especial, pero para diario es mejor muchas pequeñas......
    Siéntete orgullosa de tus cupcakes y que cada uno los presente y los haga como más me le gusten.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
  25. Yo no tengo habilidad ni paciencia para hacer cupcakes, pero os admiro a quienes la teneis. No creo que sean ñoños, me parecen preciosos, y además los gustos son una elección tan personal...

    ResponderEliminar
  26. Yo me declaro fan total de magdalenas, muffins y cupcakes.
    Me encantan porque se preparan muy rápido, son deliciosos, tengo un par de recetas base que no fallan nunca y quedan jugosos y tiernos e ideales para compartir.
    Cuando hago una hornada suelo decorar la mitad, casi todos para regalar y el resto los guardo en una lata para el desayuno/ merienda diario.

    Unas veces quedan más bonitos otras no tanto pero siempre procuro que sean sabrosos y nunca uso buttercream por eso no quedan perfectos.

    Bicos

    ResponderEliminar
  27. Tus cupcakes geniales! Y la entrada más! Me encanta tu blog :)

    Para gustos los colores....hay a gente qu ele gustan más normalitos y a otros más rococós :) A gente má sdulces, a gente menos.... es lo bonito del asunto, los diferentes gustos y opciones! Creo yo.....

    Y los cupcakes llevan mucho tiempo danzando, a España les costó llegar, pero yo llevo obsesionada hace años! Son como el bocado perfecto si consigues hacerlo! (Aunque yo me comería una tarta entera...en mi casa somos así!)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  28. te han quedado estupendas. Y si las hace como dices seguro que super ricas. Felicidades por tu primer encargo. Bss.

    ResponderEliminar
  29. Estoy contigo, prefiero algo sencillo pero que esté rico, tantas florituras para que luego no sea para tanto. Yo aún no he hecho ningún cupcake, estoy esperando mi boquilla para hacer los primeros así que espero ansiosa tu receta porque seguro que no me defraudarán.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Enhorabuena!!!! Si sigues haciendo cupcakes tan riquísimos en poco tiempo te veo con el teléfono ardiendo de todos los pedidos que te van a llover. Me alegro muchísimo!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  31. Ay, Anita, si es que no puedo estar más de acuerdo contigo. De las opiniones se crece, pero ya lo de criticar el trabajo de otros... Yo estoy encantada con el descubrimiento de los cupcakes (o llámalos equis, me da igual), y pienso seguir haciéndolos, disfrutando al hacerlos y más aún al comerlos. Y para gustos, los colores. Enhorabuena por tu primer pedido, ¡y que cumplas muchos más! Besos.
    http://elfaritodeazucar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  32. Ana, felicidades: por el cumple, por los encargos, por el post, y por la actitud. Bss!

    ResponderEliminar
  33. Pues lo que yo creo esque la esencia está en el equilibrio: ni todos los días cupcakes, ni ausencia total de cupcakes. Son calóricos, sí, pero un caprichito...no hay que ser extremista. Lo mismo con la decoración: hay que adaptarse a la situación en la que van a ser engullidos...
    A tí te quedaron fabulosos!!!no me extraña que encantaran.
    Me ha gustado mucho lo del "toque imperfecto del autor". A veces yo tiendo a ser perfeccionista, pero me doy cuenta y freno...y en verdad creo que la verdadera esencia está en hacerlo a mano con mucho amor, más que en que las cosas te salgan como salidas de una máquina.
    También me ha hecho gracia la palabra chiripitifláutico. En toda mi vida sólo se la he oído decir a mi madre.
    Te he enlazado en mi blog(http://galletasdecapricho.blogspot.com/), para no perderme detalle del tuyo, que me ha encantado leerte.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  34. Enhorabuena!!! tu primer encargo, la recompensa al buen trabajo y además la presentación de lujo!
    Un besote grande!!!!

    ResponderEliminar
  35. Debes estar muy orgullosa de tu 1º encargo,jeje.
    Cupcakes,muffins,magdalenas...me gustan todos.Cada uno para un momento y lugar.De colores,de chocolate,blancos...Dulces,salados...Todos tienen a sus fans incondicionales.
    También creo que hay muchas personas que nunca han probado un buen cupcake y hablan sin saber lo que se pierden repudiándolos.
    Me ha gustado leer tu opinión sobre este tema.Me gusta leer tu punto de vista porque siempre aprendo algo nuevo.
    Gracias.

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.