Colorantes naturales: amarillo, verde y marrón

/
34 Comentarios
Ya hemos hablado sobre los pros y contras de los colorantes alimentarios artificiales, acerca de su composición, efectos y la regulación chiripitifláutica según la cual algunos son considerados perjudiciales en unos países y en otros no.  

Como este blog versa acerca de repostería casera 100%, y no uso nunca aditivos químicos ¿por qué voy a utilizar compuestos artificiales para colorear la comida?. De modo que empecé tiñendo unas galletas con remolacha, pintando otras con , y sigo buscando la manera de aplicar satisfactoriamente colorantes alimentarios naturales.

Hoy os enseño la primera paleta de color:


Ésta es la gama del amarillo, verde y marrón (y algo que se parece al gris) conseguida con diversos ingredientes, algunos muy fáciles de encontrar en casa.

De base he usado chocolate blanco, y añadido colorantes en estado sólido. ¿Es eso importante? Pues dependiendo del uso final que le vayáis a dar, sí: lo mejor es usar polvo muy fino, o una pasta espesa para no alterar el estado de la masa en la que vayamos a incluir el color.

El chocolate no se endurecerá al enfriarse si agregamos líquido; en una glasa ésta se licuará, al igual que una masa de bizcocho. Según sea la preparación en la que incluimos colorantes líquidos, habrá que variar un poco los ingredientes de la receta. Por ejemplo si echáramos café, habría que reducir la cantidad de otros líquidos (leche, huevos) o añadir más azúcar en el caso de una glasa real. 

Tened en cuenta también que los colorantes naturales funcionan muy bien en recetas sin calor: bombones, cremas o frostings, glaseados... En un bizcocho o preparación que requiere horno, en general hace falta mucha más cantidad para que el resultado final tenga el mismo tono, que suele ser un poco apagado.


Azafrán natural en polvo, cúrcuma, café instantáneo, cacao 100%, semillas de amapola y té verde matcha. Tened en cuenta que los colorantes naturales, además de color, aportan sabor, pero todos estos estaban para chuparse los dedos (literalmente).

Cúrcuma:
La cúrcuma en polvo se puede encontrar fácilmente en la sección de especias de los supermercados, y no aporta prácticamente sabor, puede utilizarse más o menos para conseguir diferentes tonos de amarillo de un color uniforme.


La raíz de la cúrcuma es una de las especias más usadas en la gastronomía de la India como colorante alimentario para el arroz, carne y diversos platos. Da color al curry y aporta un tono amarillo intenso. El extracto de esta planta es utilizado como colorante alimentario de dos formas, como cúrcuma (extracto crudo E-100ii), y curcumina (estado purificado o refinado). Es poco estable en presencia de la luz pero se puede mejorar su estabilidad añadiendo zumos cítricos. Se emplea para teñir algodón, lana, seda, cuero, papel, lacas, barniz, ceras, tintes, etc.

Azafrán:
Aunque todos lo conocemos como colorante alimentario, básico en las paellas, el zafrán fue usado también como perfume y tinte textil en la antigüedad. 

Es bastante caro y no da un color tan intenso como el de la cúrcuma. Empleado en polvo, como hice yo, deja pequeñas motas rojas pero también se puede diluir en agua o leche y después colarlo. Deja un leve sabor amargo pero interesante.


Té verde matcha:
El té matcha tiñe espectacularmente bien: usando muy poco se consigue un color verde brillante, que va desde el jade hasta el verde oscuro, y aporta un sabor muy agradable. Es muy importante tamizarlo para que no queden grumos.


El matcha es un té verde molido empleado en la ceremonia japonesa del té. Es caro debido a su meticuloso proceso de producción: las hojas tiernas del té se cubren para ocultarlas del sol, se recolectan a mano, se vaporizan, secan, y finalmente pulverizan finamente en molinos de piedra. Existen diferentes calidades pero el matcha puro tiene un sabor fresco y dulce a té, además de un color muy intenso.

Se puede encontrar en tiendas especializadas en té, o comprarlo por internet. Un sobre, aunque os parezca pequeño, rinde una barbaridad, porque se usa muy poco.

Café instantáneo:
Aquí el resultado dependerá del café que utilicéis. Algunas marcas consiguen un molido mucho más fino que otras, y esa cualidad es básica para conseguir un color homogéneo y no granuloso. 

Desde un tenue beige hasta un marrón profundo, también se consigue un sabor más o menos intenso, así que cuidado si no os gusta demasiado.



Si usáis café líquido, que sea muy concentrado y tened cuidado con la consistencia de la receta!

Cacao en polvo:
El cacao puro 100% en polvo tiñe muy bien, también en la gama de los marrones, como el café, pero con un sabor más agradable para todos los públicos. 


Semillas de amapola:
Las semillas de amapola molidas dan un tono grisáceo, pero si no tenéis un molinillo potente os pasará lo que a mí, que quedan pequeños puntos negros... Buen sabor y textura crujiente.



El color verde también puede conseguirse con pasta de pistacho, aguacate, clorofila y juego de espinacas, aunque no los he probado.  Igualmente, un tono marrón se obtendrá de la utilización de caramelo o canela.

Para usar estos ingredientes en glasa real, siempre hay que usarlos en polvo muy fino y tamizados. Para pintar galletas, pueden mezclarse con vodka y aplicarlos con un pincel. 

Otro día, una nueva paleta de colores con colorantes naturales!

Entradas relacionadas

34 comentarios:

  1. Sinceramente me encanta que nos abras los ojos a muchos!! Desde que vi tu otro post sobre colorantes naturales he estado dándole vueltas y aunque no puedo decir que no usaré más los artificiales, debo decir que mi mente no para de pensar en alternativas para dar color a lo que hago sin ir a lo fácil que es el colorante, pues como a ti, me gusta comer sano!! Muchas gracias por estos post :D

    ResponderEliminar
  2. La pega que le veo a esto es que además de color aportan sabor. Pero, vamos es cuestión de ajustar las recetas. ¡Bravo por tí!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información, resulta muy interesante. A ver cómo nos sorprendes la próxima vez ;-)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. ayyyyyyyyyyy si es que te mereces más que un altar, me sigo recreando ante semejante gama de colores :D Y ya espero con ansia la próxima entrada con una nueva paleta de colores ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Me has dejado impresionada! A raíz de leer el post le estoy dando a la cabeza sobre que colorantes naturales existen. Por casualidad, ayer hice tempura y le añadí curry para darle color y el sabor ni se notaba, no sé si esto sería así para todas las masas y mezclas.

    ResponderEliminar
  6. @MA :) lo que le da color al curry es la cúrcuma, que no sabe a casi nada, así que usando sólo ésta ya tienes color amarillo! claro que si te gusta el pastel con sabor a curry... jjjj

    el sabor que dejan los colorantes naturales depende del que tengan los demás ingredientes, en una tempura frita igual no se nota mucho el curry, pero en una glasa cruda, o un bizcocho suave, se olería a kilómetros

    besos

    ResponderEliminar
  7. Muy, muy interesante. Emepezaré a experimentar. Besos.

    ResponderEliminar
  8. qué interesante! me ha encantado esta entrada!

    ResponderEliminar
  9. Super linda e instructiva tu entrada!
    Una forma diferente y natural de hacer las cosas!
    Ole por tu imaginación e iniciativa!
    un beso
    MER

    ResponderEliminar
  10. Qué guay estos experimentos, son una chulada los colores que has conseguido!

    ResponderEliminar
  11. Me han gustado mucho tus colorantes, siempre es mejor los naturales.
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Impresionante post! Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado un blog precioso, muy de tu estilo, me encanta!!!
    Increibles los colores que has conseguido, me han fascinado los amarillos de la cúrcuma y los verdes del té matcha, a ver si pruebo yo, quiero ver el sabor que dan a las galletas...

    ResponderEliminar
  14. Me encantó tu primer post con el colorante natural de la remolacha y ésta nueva paleta de colores te ha quedado genial!!!
    Tengo ganas de ponerlo en práctica

    ResponderEliminar
  15. Muy buena idea!! así vamos dejando lo artificial.... Espero tu próxima paleta de colores ;)
    Susanna.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante tu entrada.
    Buen día

    ResponderEliminar
  17. muy interesante este post de colorantes naturales y una primera paleta de colores magnifica
    beso

    ResponderEliminar
  18. Qué montón de cosas aprendemmos¡¡¡¡¡ .Muchas gracias.Un beso

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por la información, nos será muy útil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Como me ha gustado este post, es genial, que colores mas bonitos, me he enamorado del verde del té Matcha. Gracias por compartir tus experimentos

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me ha gustado mucho este post...siempre se aprenden cosas y la verdad es que pudiendo utilizar lo menos posible los colorantes artificiales...
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Un post muy interesante, he aprendido un montón.
    besos

    ResponderEliminar
  23. Menuda lección magistral que nos has dado, me he gustado y he aprendido un montón. Conseguir colorantes naturales es una opción fabulosa y además has logrado unos tonos preciosos. Gracias por compartirlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. A eso se le llama I+D en cocina, me gusta toda la energía que dedicas a todas tus recetas, es impresionante, se nota que te gusta esto, gracias por mostrarme tantas cosas. Por cierto si te apetece pasarte por mi pagina de principiante sin complejos, aunque viendo tu pagina joooo http://comoencasasingluten.blogspot.com/ un saludo!

    ResponderEliminar
  25. Me parece muy interesante este tema y recibo con mucho agrado todas tus experiencias al respecto ya que yo también estoy bastante en contra de utilizar mucho los colorantes artificiales y que además afectan a multitud de enfermedades infantiles. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Qué chulos, has sacado una gama de colores preciosos..ahora a darles uso! un besitoo

    ResponderEliminar
  27. Me parecen geniales estas entradas sobre colorantes naturales. Creo que son necesarias, cada vez se está extendiendo más el uso de colorantes artificiales en la repostería casera, cosa que a mi me parece completamente contradictoria si se pretende desmarcarse de la bollería industrial y dar un plus de calidad.

    ResponderEliminar
  28. pues me parece una idea genial, además salen unos colroes estupendos. a mí lo de los colorantes artificiales no me acaba de convencer, pero por ahora no conocía más opciones.
    me ha encantado la entrada. besos!

    ResponderEliminar
  29. :-) me encanta!!! una entrada genial. A mí me han dado incluso ganas de meter el pincel

    ¡un aplauso!

    ResponderEliminar
  30. Antes que nada,Feliz año Biscayenne!hace un par de días descubrí tu blog a raíz de investigar sobre colorantes naturales y así leí ésta entrada que me pareció buenisíma.A mi tampoco me gusta mucho lo de los colorantes artificiales,pero a veces en el mundo de la decoración es difícil de dar con esos colores perfectos.Yo estoy recién comenzando con mi blog y ahora estoy haciendo cursos y empezaré en una escuela de pastelería también a estudiar,quiero formarme lo mas que pueda para poder dedicarme a esto,es mi pasión hace muchos años y como a vos me gusta todo lo menos artificial posible y hecho en casa claro jeje!te invito a mi blog http://pastelestortasydulcesdedaniela.blogspot.com.es/y así algún día me das tu opinión que seguro me servirá muchisimo.Enhorabuena por tu blog y espero no dejes de publicar tus ideas.daniela.

    ResponderEliminar
  31. Es que cuando compré los colorantes para hacer magdalenas con la crema de colorines y leo los asteriscos de los escipientes y leo que pone: atención, pueden producir efectos negativos en la actividad y atención de los niños. Y para que un empresario tenga que poner eso en sus productos...es que cosquillas no hace precisamente....fueron a la basura directos...vamos. Con la salud de mis niñas no se juega. :)

    ResponderEliminar
  32. Es increíble lo que hace con los alimentos. A mí personalmente me horroriza la masificación de aditivos que consumimos a diario, nos guste o no los consumimos... Recientemente compré unos colorantes para hacer unas tartas y ya me da cosa usarlos, porque sobretodo los colorantes, son muy peligrosos para la salud. Los contras de usar los alimentos para colorear es que le añaden sabor y no es viable para según que recetas. Esperemos que la ciencia continúe avanzando y pronto podamos tener ambas cosas. ¡Muchas felicidades por el blog, es precioso!

    ResponderEliminar
  33. Me has abierto los ojos completamente!!! el té no me va... pero es buena opción la del cacao, café o semillas de amapola...
    Gracias wapa!! A veces soy ciega para ver las cosas más sencillas y me lo tiene que chivar gente como tú.
    Gracias!!

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.