02 mayo 2012

9

Nieve de manzana para cenas desesperadas

Ya hemos hablado antes de los postres de urgencia. En mi casa, son recurrentes debido a mi total incapacidad para la previsión o la medida real del tiempo. Impepinablemente pienso que las horas son más largas para mí que para el resto de la humanidad, en torno a 75 minutos más o menos.

Para esos casos en que las dichosas horas se encogen, o suena el teléfono anunciando una visita de cuñados, vecinos o amigos intempestivos siempre a veces hay una solución. 

A grandes problemas, sencillos remedios.

La nieve de manzana se hace un chimpún con con 3 ingredientes básicos que hasta los más despistados tendrán en la despensa: manzanas, claras de huevo y azúcar. Si estáis espléndidos y habéis hecho la compra hace poco, se pueden añadir parches gourmet como especias, limón, nata ...




Nieve de manzana

Dificultad, así de primeras: cero coma  Probables complicaciones: montar el merengue a mano a falta de batidora  Sabor: a frio y navidad Receta de inspiración: omenalumi, de Scandi foodie

                  INGREDIENTES (para 2 - 3 personas)

3 manzanas grandes, Granny Smith para los más ácidos, o reinetas.
Zumo de medio limón.
2 claras de huevo.
3 cucharadas de azúcar.


La nieve de manzana es una receta típica del norte de Europa, en finlandés se llama “omenalumi” pero en Gran Bretaña también se conoce como “apple snow”. Se puede cambiar la fruta de base y hacer nieve de limón, de plátano, de pera … incluso de fresas, pero en ese caso el color ya no sería blanco y no parecería nieve 

PREPARACIÓN: 

Necesitamos una salsa o compota de manzana, así que hay que cocinar la fruta hasta que esté blanda, junto con una cucharada de azúcar y el zumo de limón. Con el método queprefiráis: asándolas enteras en el horno, o peladas y cortadas al fuego en un cazo o en el microondas. Tan sólo hay que regarlas con el zumo, espolvorear el azúcar y dejar que las manzanas se ablanden y se vuelvan translúcidas. En el micro, calentadlas a tope de potencia durante intervalos de un minuto.

Cuando estén cocidas, pasamos las manzanas y su jugo con la batidora para obtener un puré, o las aplastamos bien con un tenedor. Después, dejad enfriar la mezcla.

Sólo queda montar el merengue con la restante cucharada de azúcar, hasta que haga picos duros. Es decir,  hasta que cuando levantemos el batidor, la clara montada que haya en él se quede tiesa y no resbale. 

Tan sólo queda mezclar el merengue con la salsa de manzana, colocarlo en copas y decorar con canela, galletas trituradas o lo que prefiráis. Quedaréis como unos reyes al sacarlo a la mesa.



Trucos:

Al hacer la salsa de manzana se puede omitir el limón, si no tenéis, o añadirle especias como vainilla, canela, jengibre, etc.

Se puede agregar un poco de nata montada para que el resultado sea más untuoso.




9 comentarios:

Montse dijo...

Me encanta¡¡¡¡¡tiene que ser como comer una nube, jajaja.

Espe dijo...

pues es una idea buenisima

miscelanea dijo...

Qué apañádisima! Me voy a por esa receta.
Muero por ver la revista!!!! Me gusta!
Besitos

Mar dijo...

Gracias por la idea.....seguro que merece la pena, me paso por el otro blog.
Bss
La cocina de Mar
http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

Susana Menéndez dijo...

Verdaderamente es un postre de supervivencia, no requiere ningún ingrediente raro o que haya que haber previsto, vamos, que este postre es ideal para un desavío :)

blogandcook dijo...

nieve de manzana vaya receta más sugerente y fácil!!! para una emergencia o para cualquier día!

saludos, Anja de blogancook

EnLaLuna dijo...

Tú eres de las mias: horas de 75 minutos!

Teresa dijo...

Delicioso, no lo conocía y me lo guardo automaticamente!! Me paso por el otro blog!!
Besoss

Celi [diario de crecer] dijo...

Siempre hay que tener un postre de urgencia en la manga. Me lo agendo y te sigo!

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios viciosos, aquí: