Scones, la merienda de los señoritos

/
30 Comentarios
Yo, que soy muy rancia y anticuada, tengo una querencia especial por todo lo decadente. Decadente, pasado de moda y calórico, como los postres victorianos, las rosquillas con manteca de cerdo y la leche entera. 

Cuando me pongo rumbera y recuerdo mi educación de pago, a veces saco el mantel y las tazas buenas para merendar como una señorita. Y no hay nada más finolis y decadente que tomar un cream tea. A lo lady británica, pero sin tener que estirar el dedo meñique. 


Contraviniendo todas las reglas de la decencia y la moral, los scones son escandalosamente fáciles de hacer. Pronunciado "escons", como diría Mrs. Patmore, no "escóuns", que eso es una americanada. 

Si tenéis vuestra propia cocinera victoriana particular, decidle que los tenga listos para las 5 de la tarde. En caso de tener que manchar vuestras finas manos, no os preocupéis. Se hacen en un momento y ya preparados se pueden congelar para hornearlos cuando os visite la reina de Inglaterra.


Scones

Dificultad, así de primeras: aptos para cualquiera que no tenga criados.  Probables complicaciones: ninguna, es vergonzoso. Sabor: wonderful, dear Tiempo: 30 minutos Receta de inspiración: Plain scones, del libro "Breakfast, lunch, tea" de Rose Carrarini

INGREDIENTES para 15 scones

500 g. harina
1 puñado de harina de maíz amarilla (opcional)
2 cucharadas de impulsor (Royal o similar)
2 cucharadas colmadas de azúcar
1 cucharadita rasa de sal
110 g. de mantequilla fría cortada en trozos
300 ml. de leche
huevo batido o nata para pincelar

PRA ACOMPAÑAR:
clotted cream o en su probable ausencia, mantequilla o mascarpone
mermelada de fresas
un buen té


Aclaro que los que veis en las fotos eran descongelados, por eso la forma no es muy canónica ya que se me pegaron los unos a los otros en el congelador, ejem. 

PREPARACIÓN:  
Tamizar la harina junto con el puñado de maíz (si lo echáis), el impulsor, el azúcar y la sal. Añadir la mantequilla en trozos y mezclar todo con los dedos hasta conseguir una especie de migas.

Hacer en el centro del recipiente un hueco o volcán y verter la leche. Juntar todo con la ayuda de un tenedor, y cuando esté más o menos homogeneizado, meter las manos y amasar hasta conseguir una masa suave y firme. No tiene que ser pegajosa: en ese caso, añadir un poquito más de harina. 

Precalentar el horno a 200 grados y poner un papel de horno sobre una bandeja.

En una superficie ligeramente enharinada, extender la masa con un rodillo hasta que tenga un espesor de unos 2 cm. Con un cortador, aro, vaso o herramienta casera parecida, cortar círculos de unos 4 - 5 cm. de diámetro.


Los recortes que sobren se pueden volver a amasar, estirar y cortar, para no perder ni un scone.

Colocad los círculos de masa sobre la bandeja del horno y pinceladlos con una mezcla de nata y sal (a lo tradicional) o con huevo batido (esta opción los dorará más). 

Sólo queda introducirlos en el horno y cocerlos durante 15/20 minutos, hasta que estén ligeramente dorados y hayan subido. That´s it, darlings. Mientras, podéis preparar el té, sacar la vajilla de herencia y poneros las perlas. 


Están mucho, mucho más buenos un poco calientes, partidos en dos y servidos al estilo de Devon (primero la crema y luego la mermelada). Si no encontráis clotted cream fresca, podéis extender por encima una buena mantequilla, nata montada o queso mascarpone. Y la mermelada de fresa, of course. Casera, aún mejor.

Otro día que esté rumbera os enseñaré a epatar al personal con un afternoon o low tea completo, con sus sandwiches de pepino decadentes.


God save the Queen!


Para saber más:
- Cream teas
- Scones y cream tea, El foro del pan

Oigan, ya puestos, me dicen que aproveche para vender. La tetera - cafetera de lad fotos, a la venta aquí, y las tazas, próximamente.

Entradas relacionadas

30 comentarios:

  1. Un fallo muy gordo mío es no haber probado nunca los scones cuando estuve en Inglaterra. Tengo pendiente tu tarta de queso, que creo que la prepararé para un cumpleaños que se me viene encima y, ahora, también tengo estos scones en mi lista. En cuanto me pase el último mes de carrera (¡AGOBIO!) voy a meterme con más cosas que vayan más allá de meras comidas "rápidas". Cheers! :D

    P.D. tienen una pinta ESTUPENDA

    ResponderEliminar
  2. me apunto a este tea , sin estirar el dedo meñique, of course!!!
    y espero ansiosa el afternoon tea ¡lo prometido es deuda!

    ResponderEliminar
  3. Nunca los he probado, si así fuera seguro me acordaria, tienen una pinta estupenda y con la mermelada umhh que tentación!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los scones, mira hace días que no hago y me llevo tu receta porque esto de la harina de maíz me ha gustado...feliz fin de semana...besos

    ResponderEliminar
  5. Amo los scones, nunca pensé que pudieran "ser tan simples" ojalá no me "muerda la lengua" al hacerlos.

    Se ven delicosos

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco los he probado, es lo que tiene la educación pública, que merendábamos pan con chocolate.Pero como ahora nos hemos vuelto muy finolis apunto la receta, y la hago seguro porque tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  7. Riquísimos! Los provaré.
    Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  8. Que bueno que bueno que bueno.. quierooooooo

    ResponderEliminar
  9. mmmnnnn tengo una mantequilla especial ideal para estos scones, ja ja muy buena la entrada, besos

    ResponderEliminar
  10. Espero ansiosa ese día porque voy a disfrutarlo muchísimo. De momento me quedo con estos delicious scones. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu explicación jejeej, eso de las que tengais criadas victorianas.... este fin de semana mismo voy a hacerlos scones, aunque la receta que yo hago varía un poco a esta, me apunto algunos truquillos gracias.
    además el martes dia 15 me voy a Londres así que alli los probaré y degustaré en su ambiente, me pica la curiosidad de un auténtico afternoon tea a ver si puedo.
    chao.

    ResponderEliminar
  12. Mmm!! una criada victoriana, yo prefiero un mayordomo, me encantaría!! jeje, pero como ni tengo ni tendré ni uno ni otro pues me quedo con los scones que a eso si llego. Un besito

    ResponderEliminar
  13. Hace tiempo que no tengo continuidad en visitar los blog amigos por falta de tiempo (ahora estoy en el hospital con mi mami) y me voy a dar una vuelta a ver qué has publicado. Seguro que todo delicioso o estupendo o genial o todo a la vez....estos sconnes....se los voy a enseñar a mi madre ahora mismo porque le estaba hablando de tu blog...para que se haga una idea.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Me imagino que lo de echar en trozos es la mantequilla, ¿verdad?... es que esto de trasnochar en el hospital me deja un poco perjudicada.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Fantásticos!!! Qué color tan bonito....Besos

    ResponderEliminar
  16. No sabía lo de la pronunciación, mira tú.

    Ya los tengo en pinterest.

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Tengo que hacer los scones!!... ahora que me lo has recordado con tu receta, me la llevo y así los puedo probar.


    un besazo

    ResponderEliminar
  18. Te han quedado de cine, me han gustado hasta sin hornear, y tu entrada como siempre divertida y simpatica, Un besazo amiga
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. @Mar sí, gracias, a trozos es la mantequilla!!!! ya está corregido :) besos

    ResponderEliminar
  20. Otra receta para apuntar en "pendientes". Solo que yo los acompañaré de un buen café, lo del té como que no me va... (espero que esto no lo lea mi criada victoriana, je, je). Un saludo y muchas gracias por explicar de forma tan amena las recetas. Hasta ahora me daba un poco de vergüencilla escribir, pero que sepas que te sigo en la sombra desde hace un tiempo. Zorionak por el blog! Cris.

    ResponderEliminar
  21. Quedo a la espera de los sandwiches de pepino!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Ohhh, qué delicia.No me importaría nada estirar el dedo meñique si me invitas a uno de tus maravillosos scones, qué buenísimos!!!

    ResponderEliminar
  23. Maravillosos!!! que ganitas de prepararlos me han entrado .Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Muy buena pinta!! nunca los he probado y los tengo pendientes, así que me quedo con la receta.
    Susanna.

    ResponderEliminar
  25. Acabo de conocer tu blog y estaba poniendo en "pendientes " tus recetas según las íba viendo...pero no, ya puse en "pendiente" el blog entero! Me encanta todo, tus recetas, tus fotos, tus comentarios...me quedo de fiel seguidora!

    ResponderEliminar
  26. Que pinta tiene eso para un aperitivo.

    ResponderEliminar
  27. Los hice! muy ricos, aunque no tan bonitos como los de tus fotos. Gracias por las recetas. Gaby

    ResponderEliminar
  28. Pasé un verano entero sirviendo scones en un hotel de arquitectura georgiana del siglo XVIII en el sur de inglaterra hace como un millón de años... la verdad, ¡acabé hasta el gorro de ellos! Sin cloted cream pierden bastante, en mi opinión. A pesar de todo esto, reconozco que son deliciosos. Mi pregunta es... ¿qué pasa con Alma Obregón y contigo que últimamente estáis tan compenetradas con los posts? No sé porqué, confío más en tu receta, así que ¡la probaré antes o después!

    ResponderEliminar
  29. Ohhh my good!!! Bueno esta expresión es más americana, me encanta tu blog, tus explicaciones y recetas, estos "escons" (lo he dicho bien?) Tienen una pinta uhmmmmm!! Te he conocido por HORNETTE ya de paso me suscribo. Besos.

    ResponderEliminar
  30. Tienen una pinta estupenda, a mi también me dan arranques de nostalgia, prometo hacerlos y contarte mi experiencia. besitos

    ResponderEliminar

Comentarios viciosos, aquí:

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.