La galette de centeno perdida

/
25 Comentarios
Ser ordenado es bueno y bonito. A mí me gustaría serlo, pero por mucho que me empeño no me sale.

Vivo en medio de una maraña de cosas que nunca sé dónde están. Que no os engañen con lo del "desorden ordenado". Ése es un lema que los desharrapados pre-diógenes como yo esgrimimos de vez en cuando frente a los demás. Es una excusa barata porque yo nunca puedo encontrar las tijeras: sé que tengo no unas, sino dos, pero en algún lugar ignoto. 

En otro sitio secreto de mi casa deben de estar todas las recetas que apunto y después pierdo. Enterradas, sepultadas para la posteridad o tiradas al cubo de la basura, las muy puñeteras cobran vida propia y desaparecen cuando más las necesito. 

Eso me pasa por ser vaga y desidiosa (lo tengo todo), y no escribir las entradas del blog cuando tendría que hacerlo. Espero, espero, me entra pereza, y para cuando me animo el dichoso papel ha volado. 

Esta galette con harina de centeno y fruta la hice hará un mes con varios cambios sobre la receta original. Como, ejem, la he perdido, intentaré encontrar un equilibro entre lo que recuerdo y lo que debería ser. 


Esta galette es muy sencilla y rápida de hacer. Rústica y sin ser demasiado dulce, sirve para aprovechar cualquier fruta que esté amohinándose en una esquina del frutero.

Yo usé ciruelas (claudias, rojas) y moras. Moras de árbol o morus nigra, que son unas moras descomunales poco comunes, como las que tenía mi vecino Gabino en el pueblo cuando yo era pequeña y del que siempre me acuerdo por los atracones que me pegaba subida a su árbol.

Galette de centeno y ciruelas

Dificultad, así de primeras: cero coma  Probables complicaciones: ninguna en absoluto  Sabor: a postre crujiente e indulgente con excusa sana Receta de inspiración: gingered plum galette, de A sweet spoonful

                  INGREDIENTES

75 g de harina de centeno
75 g de harina de trigo
110 g de mantequilla fría en dados
1 pizca de sal
1 cucharada de azúcar moreno
3 - 4 cucharadas de agua fría

1 huevo

5 ciruelas
40 g de azúcar moreno
8 g (1 cucharada) de maizena
1 limón
jengibre en polvo


Podéis utilizar harina blanca o integral, sólo de centeno, mezclada con trigo o sólo de trigo, como queráis. 

En cuanto a la fruta, es mejor usar una que tenga jugo, como las ciruelas, frutos rojos, melocotones etc. Si queréis utilizar algo más seco como manzanas o peras, sería recomendable agregar el zumo de medio limón al relleno, para que suelte líquido.

En cuanto al azúcar: esta receta lleva poco, pero podéis eliminarlo del todo en la masa o añadir hasta 100 g dentro del relleno. Claro que entonces ya no tendrá la excusa de que es muy saludable...

PREPARACIÓN: 
Mezclar en un bol la harina, la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla fría cortada en dados o trozos pequeños y mezclar todo con las manos, desmenuzando la mantequilla con los dedos. Si tenéis las manos muy calientes, mejor hacedlo con un tenedor o herramienta similar.

Cuando hayamos conseguido unas migas sueltas, añadimos el agua (muy fría) poco a poco, una cucharada cada vez, y mezclamos con una cuchara hasta que la masa ligue y se convierta en un trozo unido. Dependiendo de qué tipo de harina uséis, puede que no utilicéis todo el líquido o que necesitéis más.

con esta consistencia ya es suficiente
Este pegote de masa lo envolvemos bien en film y lo metemos en la nevera una hora, o si tenéis prisa, 10 - 15 minutos en el congelador.

Mientras, cortamos la fruta (en cuartos, octavos, mitades... depende del tamaño) y en un recipiente la juntamos con la ralladura de medio limón, un poco de zumo, la maizena, el azúcar y una pizca de jengibre en polvo. Dejamos macerar esta mezcla mientras la masa se enfría en la nevera.


Sacamos la masa del frigorífico y enharinamos ligeramente la mesa o superficie de trabajo.

Con las manos manchadas de harina, amasamos un poco la bola hasta tener una masa lisa y la estiramos con el rodillo hasta conseguir un círculo (más o menos) de 5 mm de grosor. Con la ayuda de una espátula o algo parecido, pasamos la base a un plato grande cubierto con una hoja de papel de horno o silicona. Debería ser la bandeja del horno, pero a mí no me cabe en la nevera, así que plato ha de ser.

Con cuidado de no verter demasiado líquido, echamos la fruta sobre el centro de la masa, y la extendemos dejando unos 4 cm libres en el borde.

Doblamos el exceso de masa hacia dentro apretando los bordes para que no haya resquicios por los que salgan los jugos.


Enfriar la galette ya rellenada 15 minutos en el congelador, y encender el horno a 190 grados arriba y abajo.

Transcurrido ese tiempo, pasar la galette con el papel de horno que hay debajo suyo a la bandeja del horno. Batir el huevo junto con una cucharada de agua, pincelar los bordes superiores de la masa y espolvorear con azúcar. 

Hornear durante 45 minutos aproximadamente, o hasta que la masa se dore. Dejar enfriar al menos media hora para que el almíbar que haya soltado la fruta se asiente y no se salga al cortar. Disfrutar sin pudor.


Propósitos de finales de octubre:
- buscar las recetas perdidas
- pasar las recetas a limpio
- no seguir así:



Entradas relacionadas

25 comentarios:

  1. Menuda pinta que tienen. Ahora mismo me comía un trocito.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Da gusto empezar la mañana contigo!!! y las galletes ta las copio, tienen una pinta fabulosa.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, me encanta tu desorden!!! y ¿sabes qué?, yo no lo cambiaria en absoluto, deja la tu naturaleza sea esa misma, tu naturaleza!!

    A veces esa parte desordenada que tienen algunas personas es lo que le dan ese encanto especial a sus vidas, ese encanto que tu tienes...

    Y ahora vamos a la recetaaaaa, que me ha requetechiiiiiiiiiiflado!!! sobre todo porque se puede hacer con cualquier fruta, es una receta de aprovechamiento ideal!

    Un besito preciosa mia.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, cómo me suena eso del desorden "ordenado". La receta tiene una pintaza mortal!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmmmmmmmmmm qué pinta! A mí me pasa algo parecido con las recetas, improviso, no lo apunto y luego me olvido de la improvisación... ergo... allá fue todo el trabajo... jejeje
    Las moras de árbol son las mejores, me gustan muchísimo más que las de zarza, pero no las he vuelto a ver desde hace por lo menos 12 o 15 años, cuando era pequeña delante de casa había unos árboles de mora... pero reformaron todo y los quitaron :( y nunca más volví a ver árboles de mora :(
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. @Yolanda - Magdalena de Chocolate me apasionan las moras de árbol, tienen mucho más sabor que las de zarza pero son muy difíciles de encontrar (a no ser que tengas una morera fichada) Alguna vez, muy de cuando en cuando, creo que las tienen en El Corte Inglés!

    ResponderEliminar
  7. Jajjajaja mis papeles son como los tuyos!!! SIEMRPE llenos de manchurrones...
    Esta galette la tengo que probar!

    ResponderEliminar
  8. Soy muy puntillosa y ordenada y no soporto a la gente que utiliza esa frase que tu muy bien has anotado: "desorden ordenado", no me importa que la persona sea desordenada o un caos, pero por favor que no "se" engañen con la frasecita...
    Aparte de este comentario decirte que la galette tiene una pinta espectacular y riquisima, me tengo que animar a preparar cosas con harina de centeno... el sabor es diferente y con lo que me gusta a mi el pan de centeno uuummm.
    Nieves

    ResponderEliminar
  9. Jajja sabes que me ocurre a mi ?....Copio, paso a limpio recetas y recetas , pero con tanto mimo y tanto cuidado las quiero tratar, que las guardo bajo llave para que no se me pierdan y luego se me olvida dónde las he puesto y vuelta a empezar jajajaja.....

    La galette ideal pero yo no se si me podría aguantar esa media hora de reposo sin probarla.

    Besinos lindura.

    ResponderEliminar
  10. ¿Las moras de El Corte Inglés son de árbol? entonces ya puede que el precio sea más razonable, porque no recuerdo cuando fue que me quede helada con el precio de la bandejita ¡¡

    ResponderEliminar
  11. Esas recetas manchadas son las buenas , las que se usan sin tiempo de limpiarnos las manos, acierto seguro.

    ResponderEliminar
  12. mmm, que pintaza!! Se ve dleicioso con las ciruelas..un beso

    ResponderEliminar
  13. Tiene pinta de quedar buenísimo :)

    ResponderEliminar
  14. Jaja, tengo igual montones de rectas así como las tuyas, pero las uso, y normalmente las encuentro. esta galette se ve tan crujiente y apetitosa…
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. ¡Jaja, geniales las recetas perdidas!
    ¡Una galette genial, me encanta!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. No se si seras tan desordenada como dices, creo que no, lo que si se que tienes una cabezita bien ordenada y unas manos mejor aun para poder hacer estas delicias, esta que nos traes hoy me ha enamorado. Besicos

    ResponderEliminar
  17. qué aspecto más impresionante tiene. Respecto a lo saludable, me has convencido totalmente, me parece un recetón, y me lo apunto sobre la marcha

    ResponderEliminar
  18. Exquisito y muy lindo me encanta,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Si te hago la ola me quedo corta...vaya pinta que tiene. Me llevo la receta y gracias por endulzarnos la vista!

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno, el post. No solo porque la receta es espectacular, sino por eso del desorden ordenado y los futuros Diógenes y esas cosas que me suenan tanto :)

    ResponderEliminar
  21. Los genios son así, jajajaj

    Una galette deliciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. ¿Aceptamos llamarlo sano por llevar harina de centeno a pesar de la cantidad de mantequilla? PUES CLARO QUE SÍ. A mis brazos, hermana.

    ResponderEliminar
  23. Magnífica galette! Me gusta el colorcillo que le da el centeno a la masa.
    Besitossssssss

    ResponderEliminar
  24. Que galette tan bonita. Tiene unos colores preciosos. Se ve super apetitosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. ¡Me encantan las moras de árbol, tan jugositas!, aunque las de zarza también me gustan.
    Desde luego que la galette tiene una pinta riquísima,tengo que probarla.
    Y si se cumple la ley de Murphy la receta o te ha aparecido ya o está a punto de hacerlo ja,ja.
    Un saludo
    Cristina

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.