Pudding sepsi de manzana y caramelo

/
21 Comentarios
Yo de pequeña quería ser bailarina y veterinaria, todo a la vez. Cuando me di cuenta de que las ciencias no eran lo mío, lo dejé en bailarina a secas. Luego quise ser historiadora, exploradora y arquéologa. Después crecí, estudié y acabé siendo diseñadora en paro. 

Si ahora me dieran a elegir, querría ser pechugona, cocinera e inglesa, como Nigella Lawson. Esa británica encarnación de la voluptuosidad mantequillosa que es elegante incluso cuando unta el dedo en las salsas. Digo más, cuando unta el dedo cualquier hombre, mujer, niño y animal querría estar a su lado babeando. Así de musa es. 

Mrs. Nigella disfruta cocinando, pero sobre todo comiendo y poniéndose gocha mientras hace guiños seductores a los espectadores. Cualquiera de sus vídeos en youtube te pone los dientes largos y te enamora de ella en menos de veinte segundos. 

Para mí, una de sus mejores y más rápidas recetas es el Caramel Croissant Pudding, que cuando lo dice ella suena muy fino y sexy, pero que no es más que una receta de aprovechamiento para cuando tienes curasanes, bollos o pan un poco revenidos y duros. ¿Veis cómo yo le quito el glamour a todo?

Por eso a mí no me salió sexy como a ella, sino sepsi a duras penas.


Ló único que hago diferente es, aparte de no comerlo en camisón de raso a horas intempestivas, echarle manzana en compota y el doble de todo, para que me dure más el subidón.

Mirad cómo se pone la muy cochinota:



Pudding sepsi de croissants, manzana y caramelo

Dificultad, así de primeras: convertirlo en sepsi Probables complicaciones: cuidado al echar la nata sobre el caramelo!  Sabor: ohhh ahhh yeah baby Receta de inspiración: Caramel croissant pudding, de Nigella Lawson

                  INGREDIENTES para 6 - 7 personas

200 g de azúcar
4 cucharadas grandes de agua
250 ml de nata
250 ml de leche
1 chorrito de whisky, brandy o lo que tengáis
2 manzanas reinetas grandes
3 huevos
croissants o similar, secos como la mojama


Se tarda sólo media hora en tener listo el pudding, por eso es tan maravilloso. Bueno, por eso, porque está buenísimo y porque da pie a comérselo a cucharadas mientras ves una película repanchingado en el sofá en pijama. Lo del punto sepsi ya es decisión vuestra.

Yo usé una bandeja de ésas de curasanes del súper (horror) que por cosas del destino acabó en mi casa. Podéis usar cualquier bollo, la barra de hace 3 días o ese paquete de pan de molde que está a punto de caducar. Aprovechamiento y ahorro son la clave, porque si tenéis que comprar o hacer croissants caseros, no hacemos negocio.

Si no tenéis a mano nata, podéis usar el doble de leche, no quedará tan libidinoso pero no pasa nada.

PREPARACIÓN: 
Primero, pelar y trocear las manzanas para convertirlas en compota. El cómo lo hagáis lo dejo a vuestro libre albedrío: en un cazo, en el microondas, con un poco de limón y agua, sin nada ...


En un cazo grande aparte, se echa el agua y el azúcar y se remueve para que se disuelvan los granitos. Se pone a fuego vivo hasta que empiece a oscurecerse y formarse el caramelo. Importante no revolver con cuchara ni nada para que no se cristalice, sólo darle unas vueltillas al recipiente para que el calor se reparta.

Cuando el caramelo esté de un color ámbar oscuro (3 - 5 minutos), se aparta del calor, nos acercamos al fregadero y vertemos la nata. Mejor con el cazo lejos de la cara porque puede salpicar y sisear, y no queremos salir escaldados. 

Volvemos a poner el cazo al fuego, bajando la temperatura, y añadimos la leche y el licor. Si se forman pegotes de caramelo, no pasa nada, hay que meter las varillas y revolver todo el rato hasta que se disuelvan. Apagamos el fuego, batimos los huevos y los añadimos a la mezcla de toffee. En una fuente de cristal, cerámica, molde o lo que sea ponemos los trozos de bollo o pan, siendo generosos.

Apachurramos la manzana compotada hasta tener una especie de puré con tropezones, y lo mezclamos con el caramelo y los huevos. Todo junto se vierte sobre los trozos de pan y dependiendo del grado de sequedad/dureza/revenimiento que tenga éste, se deja empapar un tiempo proporcional hasta que esté blando.


Mientras, precalentamos el horno a 180 grados y cuando esté listo, metemos el pudding dentro durante unos 20 minutos o hasta que se dore ligeramente por arriba y haga una especie de costra.

¡Tachán! Listo para degustar a cucharadas y seducir al personal. Comer es sexy.



Por cierto que igual que Nigella está más guapa cuanto más jamona, porque es una musa del food porn, la lujuria y la gula...


... las manzanas bonitas no saben a nada. Cuanto más feuquinas, mejor.



Entradas relacionadas

21 comentarios:

  1. blanca20830@hotmail.com3/15/2013

    hija, cada cual tiene su encanto y tu eres una cachonda (simpatica en plan fino)....
    y ahora que sales en la tele ya ni te cuento..
    yo me lo paso muy bien cuando te leo..
    Agur.......

    ResponderEliminar
  2. ¡Me he reído mucho con tu entrada!
    Mi bisabuela hacía un pudding muy parecido que mis hermanas y yo seguimos cocinado para nuestra familia.
    El tuyo me parece muy apetecible, así que esta noche de postre ¡pudding!
    ¡Ah! lo de las manzanas es verdad, aquí decimos que cuanto más "roñosa", mejor sabe.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta el Pudding, voy a preparar esta receta este finde.

    ResponderEliminar
  4. Me he enamorado... ah, no... que esto no va de amor ;)

    ResponderEliminar
  5. Jajjjaaaaaa la verdad que la cámara la quiere, es seductora , sí ........... pero tu no te puedes quejar eh ?.......Anda que no sales guapa y destilas arte y simpatía a raudales.
    El puding fue de lo primero que comencé a preparar allá por.......bueno anteayer jajaja....y también le pongo manzana reineta, me gusta mucho mas ;)
    Buen fin de semana. Besinos.

    ResponderEliminar
  6. ¿A pero tu no cocinas con camisón de raso y taconazos? Lo que me he reído. JAJAJA.
    Este finde cae el puding aunque tenga que comprar los cruasanes revenidos. En el super los tiene a veces porque en mi casa sobrar sobrar no sobra nada de nada. Así estoy yo. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  7. Es un chiste más que usado, pero Ana, tú lo que querías era ser Barbie xD

    Mira que es petardo ver a Nigella, es de esas cosas que haces, pero que no querrías reconocer. Bueno, vale, yo lo reconozco, soy superfans xD

    Ese pudding de croissant siempre he querido hacerlo, pero sus recetas me dan miedo, ¿¿cuánta mantequilla hay que tener en la nevera para hacer una de sus recetas??

    Gracias por las imágenes tan explicativas, la de las manzanas me ha marcado (cuántas veces he cogido pink lady, por bonitas, y es morderlas y odio su textura!!).

    Y bueno, ahora que te estás convirtiendo en una estrella de la televisión, irás pensando en la bata de seda y el tono cochinorro a la hora de explicar las cosas, ¿no?

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Amemos a Nigella! As always jajaja.

    ;)

    Como siempre, marvellous!

    ResponderEliminar
  9. Acabando de comer el pudding de manzana y caramelo. Espectacular y facilísimo aunque he tenido que comprar los cruasanes rancios del súper

    ResponderEliminar
  10. Anónimo3/16/2013

    No sabía nada de este blog. Entré después de verte disfrutar con esos bollos de mantequilla... me encantó el programa.
    El lunes hare el pudding para empezar bien la semana! Y los bollos ... y todos esos vicios que tienes...!!

    ResponderEliminar
  11. No veas como me rio con tus explicaciones.. A partir de ahora voy a cocinar en plan sepsi, con taconazos (a ver si me esmorro) y bata de seda, aunque sean unos simples macarrones, y mi marido va a flipar.. jajajaja

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, me encanta todo: la receta y tu reflexión sobre Nigella, estoy totalmente de acuerdo, mucho mejor cuanto más tocina!
    Yo no suelo hacer pudding porque es raro que en casa sobren bollos, pero una vez lo hice con restos de roscón y estaba bien bueno.
    Por cierto, me encantó verte en Robin Food, estabas muy guapa y el programa fue muy divertido :)

    ResponderEliminar
  13. Jajajajaja yo también soy un poco fan de Nigella, aunque la odio porque a ella le queda todo bien y yo cada vez que leo una de sus recetas solo veo mantequilla y más mantequilla y no entiendo como lo hace esta mujer para no parecer el muñeco de la michelín... vale estoy verde de envidia que pasa? Hm.

    ResponderEliminar
  14. No conocía a Nigella, gran descubrimiento! he visto el vídeo y tengo 2 comentarios: llega después de todo el día, se quita los zapatos, y se pone a desmigar cruasanes sin lavarse las manos? maaaaal; y luego lo saca del horno y le pega un bocado sin quemarse?? ja!! con la de veces que he perdido la sensibilidad por dejarme llevar por la gula! Pero reconozco que sí parece que hasta caramelizar el azúcar sea sexy... aunque para sexy el pudding!! qué pinta, en cuanto me quede pan lo haré! ;)

    ResponderEliminar
  15. Estoy contigo en muchas cosas: mejor feas que corchopán, mejor jamona que flacucha y yo también quería ser bailarina al 50%... pero el otro 50% era astronauta. Aquí tonterías las justas.

    Flipo en el momento luscious, smoooth... combinado con camisón de raso negro. Esto no es un pudding sexy, es casi un orgasmo. Yo quiero ese poder (y ese horno).

    Besote.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, lo que me he podido reír! Yo creo que el camisón de raso se lo pone solo para las grandes ocasiones… seguro que va por casa en chándal del mercadillo o con el “burkini” ese que se pone para ir a la playa =D

    Le tengo echado el ojo a esta receta desde hace tiempo, pero como en esta casa nunca sobran croissants! Tendré que comprarlos y esconderlos para no caer en la tentación.

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Pichurri.....la manzana sobra...te ha chupao todo el liquidillo pecaminoso, jajaja......
    No obstante, no tengo duda de que está buenísimo, pero si querías haber hecho un croissant butter pudding.....sin elementos adelgazantes mejor....todo engordante.
    Besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  18. Me recuerda mucho al apple brown betty.... que está mu bueno pero que se hace con pan. El tuyo estará mejor por lo de los "croasanes"
    Me voy poner como un lechón

    ResponderEliminar
  19. Anónimo3/23/2013

    No hay amor más genuino... que el amor a la comida.
    Mañana salgo de viaje y me sobraban limones, manzanas, leche y bollitos.
    El lemon curd salió de la muerte, el pudding me mira con ojos libidinosos en ésta, la hora bruja, entre un día y otro, esperando que caiga mi cuchara...
    Visto lo visto, "qué horas son, mi corasón!", me voy solita a la piltra, dejando atrás una estela tentadoramente perfumada de manzana, mantequilla, limón y ron.
    Perdona nuestros pecados...

    Castos y agradecidos abrazos desde la Selva Negra,
    Patricia, alias Ohio Goza i Más

    ResponderEliminar
  20. Hola potxola. Te sigo desde Robin Food. Hoy me he atrevido a hacer el pudding con el pan de ayer. Tiene una pinta estupenda y estoy deseando que enfríe un poco para meterle la zarpa. Pero el mío ha tardado un poco más en el horno porque siempre tengo las mismas dudas: calor arriba, abajo o los dos; en qué piso del horno lo pongo; con o sin ventilador? Te agradecería que lo especificaras en las recetas. Una principianta.

    ResponderEliminar
  21. @Italia.Samarrehola repotxola :) Yo tengo un horno que es una birria, sin posiciones, ventilador ni nada, así que mis recetas son siempre (a no ser que indique lo contrario) con calor arriba y abajo, sin aire.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.