Querido webmaster... y otros rollos publicitarios

/
43 Comentarios

Esto del proceloso mundo del bloguerismo, ya os he comentado varias veces que es complicado. O más bien, cuando no te conoce nadie y sólo te lee tu madre es muy sencillo, y con el tiempo (y un pírrico éxito) se va complicando. 

Al principio, Fulanito/Zutanita se abren un blog porque están aburridos y quieren vivir una trepidante vida paralela y anónima en internet, o porque creen que lo que cuenten al mundo puede ser interesante (los menos), o solamente por probar. En mi caso concreto, fue en un momento de juicio nublado y exaltación de la propia voluntad.

Fulanito y Zutanita dedican días a pensar un nombre y cambiar colorines de la plantilla, y con un frenesí de posesión diabólica comienzan a escribir entradas mientras pasan los ratos muertos mirando el contador de visitas. No me digáis que no, porque sí. Cuando tienes la primera visita (que no es tuya, ni de tu madre, ni de tu novio ni de esa amiga a la que le has pasado el link) tus ojillos se iluminan.

Como Fulanito/Zutanita se conocen el percal, ya han hecho ronda por todos los blogs habidos y por haber y se han hecho seguidores, o mejor aún, han dejado un comentario. Y esto no es una operación encubierta de fraude y extorsión taimadamente planificada, de comentario a cambio de comentario. Puede ser que acabe siéndolo, pero habitualmente sólo quieres que los que están ahí, los que ya tienen un sitio respetado y leído por ti sepan que tú existes. 

Así que por h o por b, van llegando las visitas y también los comentarios, con los que se te hacen el corazón agüita y el culo pepsicola. 

Fulanito, de afición blóguer, contestando a los comentarios

NOTA: como yo tengo un blog de cocina, hablo de lo que conozco, pero supongo que puede ser extrapolable a otros ámbitos, sectores y depravaciones.

Escribir un blog conlleva tiempo, esfuerzo y dinero (dominio, hosting, ingredientes, cámara, yo qué sé) y muchas satisfacciones. Cual Gollum cuidas tu tesoro, tuyo y sólo tuyo, porque lo creas tú de cabo a rabo, y eso ya es memorable. Palabra a palabra y post a post, el blog va creciendo y como los grandes, tienes tu tuiter y tu feisbu. Fulanito empieza a pensar en contratar un dominio porque queda más pro, y Zutanita invierte en una cámara réflex digital con chorrocientos megapíxeles o en rediseñar el blog. 

El trabajo empieza a tener recompensa y alguien retuitea tu entrada, o un lector te manda un mail entrañable, o conoces en persona a otros blóguers depravados como tú. 

También empiezan los sinsabores, quizás porque te agobia no poder escribir con regularidad, o porque esa entrada que te costó tanto escribir no consigue que nadie la lea, o vete tú a saber qué. 

blóguer desesperado porque no le termina de salir el post

El mundo blóguer, con sus dimes y diretes, cotilleos y filias/fobias, tiene sus propias reglas éticas y estéticas. Tácticas de captación de seguidores (los famosos sorteos), memes o cadenas de premios, protocolos de actuación en redes sociales (agradecer, favoritear, compartir, enlazar) ....

Fulanito y Zutanita empiezan a darse cuenta de que hay diferencias entre tener un blog de soldado raso en el que todo te la pela y ser blóguer. 

El acontecimiento que diferencia una cosa y la otra es el primer mail de "Querido webmaster". Les puede pasar como a mí, que creía que el correo estaba dirigido a mi persona por error y me perdí una cena Michelín y una noche loca en un 5 estrellas. ¿Por qué? Pues porque ¿quién me a invitar a MÍ a algo ASÍ? ¿Por la cara? ¿Gratis et amore?

En los anales de los community managers, relaciones públicas, dinamizadores y comunicadores corporativos quedará un correo que escribí diciendo "perdona, creo que os habéis confundido y..." al que respondieron muy amablemente diciendo que no, que me habían invitado de verdad de la buena y que me lo podía creer. Ya era tarde, claro. 

Fulanito y Zutanita están hondamente sorprendidos de que su humilde blog merezca la atención de nadie, y menos de alguien que quiera su opinión o disfrute sobre algo. Y aquí las opiniones son encontradas: uno piensa que por qué no, que está bien sacar un beneficio de su trabajo, y el otro que ni de palo, que es comprometer su independencia. 

Uno optará por poner anuncios de Adsense, apuntarse a una red de afiliados, aprender SEO y recibir lotes de productos, mientras que el otro se hace el digno y sigue marcando como spam todo los emails de "Estimado blogger:". ¿Pero son las dos opciones igualmente válidas? ¿Es mejor una que otra? ¿Venderé mi alma al diablo y me caerán las siete maldiciones por sacar provecho de mi blog? ¿Qué es lo que buscan realmente las empresas de los blóguers?


La mayoría de los remitentes de Querido webmaster tienen más morro que espalda. Desde el "me gusta mucho tu blog, qué te parece si hacemos un intercambio de links" (sólo quieren enlaces para subir el posicionamiento) al "tenemos una información que puede ser de interés para tus lectores" (copia pega una nota de prensa por la patilla), pasando por el más directo "te mando esto para que lo compartas".

Casi ninguno usa tu nombre, porque es un mail masivo para ver a qué incautos les meten el gol, y suelen decir "me encanta tu blog", pero nunca "nos pareció muy interesante tu artículo sobre x". NO se han leído tu blog. De hecho, seguramente circula por ahí una gigantesca base de datos de blóguers entre comiunitimánayers y se la pasan unos a otros como el teléfono escacharrado. Algunos son tan cándidos que cuando le das a "responder a todos" puedes ver la lista interminable de otros blogs a los que han enviado el mismo correo. Sí, ése en el que te decían que tu blog era único e irrepetible. Já.

Spamspamspamspam Lo mejor es cuando además, en un ejercicio de cercanía y chanantismo, dicen cosas como "Hola guapa", "échale un ojo a esto" o "pues ya me dices que te parece, ok?". ¿Cuando escriben a un cliente también lo hacen así? No, porque un cliente es algo serio, y un bloguero al parecer es un mindundi de buen rollo al que le puedes hablar como si estuvieras en el bar. 

Hay propuestas sonrojantes y hasta ofensivas, porque te toman por el pito del sereno. Y creo que lo peor es que aceptándolas, Fulanito no sólo denigra su propio trabajo y le resta seriedad, si no que sus lectores se darán cuenta. Unos anuncios de Adsense o un banner de algo relacionado con tu blog tienen un pase, pero ésas entradas de "estuve el otro día en la presentación/evento/sarao de tal comiendo canapés y aprovecho para contaros sus maravillas", si se van acumulando junto a posts patrocinados, pues no. Para que funcionen, tienen que aportar contenido e información útil a tus lectores. 

¿Cuántos hemos dejado de seguir un blog porque no hacía más que poner recetas de determinada marca? O nos hemos apuntado a un sorteo, de esos sibilinos que piden un megusta obligatorio, para luego borrarnos en cuanto dicen quién es el ganador. Porque lo importante es que aunque sea publicidad, aunque quien lo escribe reciba un jamón o dinero contante y sonante, sea interesante. Y creo yo que para las marcas que quieren ser relacionadas con un blog también debería ser eso lo principal.

Últimamente, Zutanita y Fulanito han recibido muchos mails de queridoblóguer y alguno incluso del siguiente escalafón, de los que te ofrecen parné. Yo también. Por eso me he llegado a preguntar a mí misma si me valdría la pena rentabilizar el blog. Monetizar. Money money money. Porque la vida está muy malita. 

A raíz de eso me he enterado de muchas cosas que antes desconocía, como pageranks, alexas, estadísticas, relevancia, entradas patrocinadas, links contextuales, bla blá. Gente que pide que pongas precio a algo que tú haces por placer, pero que evidentemente tiene un valor de mercado. No sé si yo alguna vez lo haré, no por dignidad ni altanería, sino porque igual no me cuadra. Quizás sea éste un mercado en el que simplemente gana el mejor postor, pero por si sirve de ayuda a blogueros desnortados que viven en la inopia como yo, dejo un par de links de ayuda sobre el tema. 

Porque como nadie habla de ello sin tapujos, parece una cosa secreta e incluso ilícita. ¿Vosotros como blogueros tenéis publicidad? Como lectores, ¿qué os parece?


NOTA: creo que la mayor diferencia a la hora de encarar la monetización estriba en si el blóguer en cuestión quiere mantener su espacio como afición o sueña con vivir de ello. Lógicamente, si quieres "profesionalizarte" tendrás que "asalariarte", de una u otra forma...


Entradas relacionadas

43 comentarios:

  1. Yo empecé a escribir un blog allá por 2007, lo dejé, lo retomé... al de un tiempo me decidí a empezar a escribir en inglés, para llegar a más gente y porque parece que los americanos / ingleses están más dispuestos a compartir, colaborar... hace poco empecé a escribir en castellano, y otra vez lo he vuelto a dejar.

    En el que tengo en inglés, puse algo de publicidad para por lo menos cubrir los gastos de hosting y demás. Tampoco da para mucho más. Aunque por lo que me dicen, con el número de visitas que tengo, si le pusiera empeño al asunto podría ganarme un sobresueldo majo. Pero todavía no he encontrado la manera de hacerlo "bien", sin venderme ni nada.

    Y sí, estoy un poco harta de los emails que recibo – que al final no son más que spam – intentando que coloque links y notas de prensa varias. Aún así, yo creo que hay maneras de monetizar sin que sea ofensivo para los lectores. A mí que pongan anuncios con adsense no me importa, sé lo que cuesta llevar un blog y es una manera de no perder tanto. Otra manera es colaborar con empresas que *realmente* están en linea con tu blog. Si siempre hablas de comida casera y de repente un día escribes acerca de los nuggets precocinados Knorr, pues como que no... pero, por poner un ejemplo, yo los postres de chocolate los hago con Nestlé Postres o con Valrhona, así que estaría encantada de la vida de que me propusieran colaborar con ellos y creo que no me estaría vendiendo en ese caso.

    ResponderEliminar
  2. Has tocado el quid de la cuestión de cualquier blogger. Creo que poner publicidad o banners es lícito, intentaría mantener una coherencia entre lo que anuncias y tu blog, y que no machaque mucho el diseño.

    Si me regalan algo prefiero sortearlo. Soy una pipiola en el mundo blogger, mi blog sólo tiene un añito, pero si me envían algún producto para probar si me gusta hablo de él y si no... pues nada.

    Leeré los links que mencionas, gracias. Me gusta cómo has enfocado el tema. A ver si se
    abre un buen debate ;)

    ResponderEliminar
  3. Que conste que solo dejo éste comentario para enlazar a mi blog...

    1. Hace años puse adsense en el blog. Me las prometía muy felices por ser tan PRO pero luego me di cuenta de que solo recibía CÉNTIMOS al mes. Además no sueltan la guita hasta que llegas a una cantidad importante.

    2. Como lector no me molesta en exceso la publi pero sí los publireportajes y el product placement sin venir a cuento.

    3. En resumen. Me muevo entre una insana envidia y un orgullo proletario blogueril.

    ResponderEliminar
  4. Bisca, plis plis plis, si decides mezclar el vil metal con tu blog, porfavortelopido, no vendas tu alma. El otro día, hablando con Cannella, ambas opinábamos que ya hay demasiados blog sin alma en el mercado.

    Yo soy de las destroyer, de las que tiene el banner de "blog sin publicidad". Lo hago, es cierto, porque ya tengo un curro del que puedo vivir sin problemas y no paso necesidad, así que en un momento dado decidí que mi blog (y mi huerta) eran rincones que se mantendrían puros y no se mezclarían con la pela. Cuando tengo excedentes en la huerta, los regalo a los amigos. Y publico cuando quiero y lo que quiero. A pesar de eso me han llegado ofertas que he rechazado educadamente. Es lo que tú dices, es gente que no se ha leído mi blog, en el que despotrico a diestro y siniestro contra la mercadería, la industria, las transnacionales y lo que se ponga en medio. Mi blog es un blog para frikis, nunca será popular ni lo pretendo. Y a pesar de eso me escriben.

    He dejado de leer blogs que antes seguía, cuando dos entradas de cada tres eran patrocinadas (es que hay quien hasta ha hecho madalenas con fanta naranja.... coooooño, es de traca!!!)

    Otros, que están monetizados pero con un poco más de elegancia, sí los sigo. Así que bueno, confío en tu criterio. Pero por dios, no me plantes una promoción de nada relacionado con Monsanto ni unilever!!!!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/13/2013

    Como ávido consumidor y lector de blogs debo decir que la calidad de los contenidos desciende a raíz de los patrocinios/sorteos/etc...
    Todavía no he visto ningún bloguer que haya hecho una transición hacia la monetización exitosa desde el punto de vista de los lectores. Se pierde frescura y originalidad en pro de réplicas de notas de prensa, frases hechas... Por no hablar de la publi encubierta que me hace directamente dejar de leer/visitar el blog.
    Estoy segura que tiene que haber un modo de compaginar rentabilidad económica con autenticidad de la experiencia que se comparte aunque todavía no se haya dado con la fórmula.

    ResponderEliminar
  6. Pues no, no tengo publicidad, aún no he vendido mi alma al diablo porque no creo que me merezca la pena (nunca diré de este agua no beberé, quién sabe) de momento. Odio esos blogs con mil banners intermitentes captando la atención, en realidad desvirtua el propio trabajo de ése bloguer que se ha tomado el trabajo de hacer tal o cuál cosa, fotografiarla y enseñarla.
    En la actualidad prefiero que miren mi blog por lo que es, por lo que enseño, bueno o malo, regular o interesante.
    Y respecto a la publicidad, de verdad se consigue dinero con eso?? no creo que me sacara de pobre, con lo cual, mi espacio de momento, no lo vendo.

    Besotes maja.

    ResponderEliminar
  7. Vikingo6/13/2013

    Hola!a mi como lector y seguidor de tu blog no me importa que de vez en cuando se usen patrocinios de productos en las recetas, lo que no me gusta es que sea sistematico o cada 2 x 3 sea más de lo mismo con tal de usar tal harina o no se cual levadura. En cuanto a publicidad en la web, pues bueno, siempre y que no sea una saturación...el tema de patrocinios y publicidad lo veo justo en cuanto a que el autor del blog por lo menos recupere lo que invierte en materiales, ingredientes, hostings... Una vez que se supera ese limite no lo veo ya tan justo...

    ResponderEliminar
  8. Nosotras hemos puesto Anuncios de Adsense hace muy poco, en parte por ver si podemos costear algo de lo que invertimos, vivimos de la pensión de mi marido y hay cosas que no puedo costearme, tampoco creo que con esos anuncios pueda hacerlo, pero me niego a pasarme el día haciendo recetas con un montón de cosas que nunca en la vida compraría, me gusta hacerle publicidad al que me vende el aceite porque es un autónomo que se lo curra el solo, en definitiva a la gente que conozco. Mi blog es sencillo y sin pretensiones, la comida que subo al blog es la que nos comemos, ese día o nos la hemos comido, no me puedo permitir hacer un montaje fotográfico para cada receta, con su atrezo, porque todo eso vale mucho dinero.

    En algunas ocasiones no soy capaz de comentar las recetas de algunos blogs en la que todos o casi todos los ingredientes son de publicidad.

    Pero cada uno ve las cosas de una manera.

    Estupendo Post.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo no sé vosotras pero a mí Adsense, no me merece la pena no me da nada creo que en cuatro meses que lleva he ganado quince céntimos y ni si quiera son tangibles ya que hasta que no consiga 50 euros no puedo cogerlos. Os aviso meteros en Adsense a no ser que llenéis vuestro blogs de publicidad no os va a servir para nada yo creo que al final lo acabare quitando. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  10. @Dr. Muerte
    Me adhiero al prefacio (;P), y a los puntos 2 y 3 (al 1 no, porque no he puesto adsesnsnse de ese en ningún sitio...).
    Comprendo la publi, y no me molesta nada, cuando es lo que es. Cuando intentan disfrazarla me parece que me toman por el pito del sereno, y suele ser motivo de divorcio... afortunadamente, cada vez hay menos casos!
    Ah, y como blogger incipiente me motiva bastante poco el poner publicidad. Aunque igual es porque no se me ha ofrecido nada interesante, claro!

    ResponderEliminar
  11. Como lectora no me molestan en absoluto patrocinios de ningún tipo o la publicidad, en mi mano está continuar leyendo o no.

    Como pseudoescribiente que intenta manejar el tema bloj... He pasado por todas las fases posibles, muchas de ellas las que mencionas en el post.

    Creo que he llegado a una entente cordial conmigo misma... Y hago las cosas que me apetecen. Me encanta desarrollar recetas para la gente y cualquier reto chorra que me propongan, si encima me compensan por eso y no tengo que perder mi identidad a la hora de escribir pues ¿por qué no? ¿acaso no le pagan a Arguiñano por la pirólisis? (salvando las distancias) Ya que estamos si podemos no perder dinero en algo que a veces echamos mas horas que en un trabajo... pues mola.

    He de confesar que he probado un par de sorteos, quería saber como de relevantes resultarian para las mierdas de analytics (la publicista que hay en mi, que le vamos a hacer) pero todas esas cifras se van al guano cuando le mandas un correo al ganador y te responde "me has alegrado el día, muchísimas gracias"," ahora estoy pasando un mal momento y me anima un monton" y cosas así dices, oh, a la mierda las cifras, como si se apunta una sola persona. Merece la pena. O eso o es que es muy fácil llegarme a mi a la patata.

    ResponderEliminar
  12. @Dr. Muerte te ha faltado el "me encanta la receta, me la llevo" :) jjjjjjjj

    ResponderEliminar
  13. @Miss Vinagre yo tengo un dilema con los sorteos, porque me gustaría hacer más, pero por regalar algo que me parezca genial, elegido por mí y porque me da la gana. Me repatean esos concursos patrocinados en los que el blóguer no hace nada más que ganar "me gusta" indiscriminados.

    ResponderEliminar
  14. Luego está el tema de los feeds. Si te leen por feeds, pierdes visitas directas al blog, con lo que dejas de "ganar" en la publicidad tipo adsense. Como lectora, me repatea sobremanera que me obliguen a ir al blog a leer la entrada (existe la opción de que si te leen por feed solo se les deje el primer párrafo), porque la única justificación que se me ocurre es que lo hagan para tener más visitas, ergo más dinero en publicidad. Es motivo automático de mi expulsión en el feed.
    Como bloguera, pusimos adsense para intentar recuperar lo que me dejaba en concursos para los lectores. Lo quitamos porque molestaba más que otra cosa.

    ResponderEliminar
  15. Hombre, yo no creo que estemos todos tan faltos de cariño y tan deseosos de "compartir con el mundo" que hagamos esto del blog por amor al arte.
    O esos comentarios del tipo "¡Que rico!" que no aportan mas que la ocasión de calzar nuestro enlace a modo de cuchillo....
    Seguro que todos hemos fantaseado con vivir de esto (o de algo, tal y como está el tema)
    Como todo se puede hacer bien, mal o regular, e incluso eso es subjetivo ¿quien no ha entrado en un blog de esos impersonales y absurdos y se le han saltado las lágrimas viendo como cae una visita por segundo y leyendo esos comentarios tipo "Nena, me troncho contigo"?
    Pues eso que un blog es personal y seguirlo mas así que creo que cualquier opción es respetable, o intragable según se mire.

    ResponderEliminar
  16. Como bien dices, Ana, esto es extrapolable a otras tematica blogueras. Yo, la experiencia que tengo como fashionblogger (más extensa que por gastrobloguer) es parecida a lo comentado aquí.

    Existe una división bastante grande entre unos y otros. Monetizar un blog es difícil, sobre todo si lo quieres hacer con cierto criterio. Y muchos blogs han perdido calidad no tanto por tener post patrocinados, sino por SÓLO hacer post patrocinados. Y con digo patrocinados, no me refiero a que Pull & Bear/La Casera/Casa Pepito te pague un dinero por post escrito, sino que te mandan una camiseta/botella de tinto de verano/patatas bravas embotadas y te lo regalan a cambio de que tu escribas sobre ello.

    Cada día son más las egobloguers que se visten con todo regalado, especialmente las famosas, tipo Paula Etxebarria, etc.

    En cuanto a los canaperos, pues es lo mismo. Están los que van a todos, y monetizan en base a no comprar comida para la cena en meses y otros que van a los que interesan y publican SÓLO los que quieren.

    Y en el momento gastrobloguer es lo mismo. Yo estoy a favor de patrocinios, e incluso de algún post subvencionado, pero yo soy de los que cuando habla de una marca/bar/marca de desengrasante es porque lo uso y me gusta y creo que a mis lectores (o lector) puede interesarle.

    ¡Monetizar es BIEN, pero con criterio!

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6/13/2013

    Soy Cruz, te comento mi opinion como lectora,ya que no tengo blog.
    creo que estoy de acuerdo con la mayoria de los comentarios que has tenido en esta entrada, es decir si el contenido del blog se basa siempre en productos de publicidad,para mi ese blog no tiene personalidad pro lo cual no me interesa y lo dejo.
    Pero puedo entender que necesiteis algo de publicidad para seguir, asi que como todo en esta vida "nada es malo sino se abusa".
    Las entradas en tu blog son geniales, asi que por mi sigue asi, que necesitas un poco de publi para la vida que esta malilla, pues mientras que tus historias sean tan buenas adelante,aqui seguire y seguiran muchos de tus seguidores.

    ResponderEliminar
  18. La cuestión es seguir siendo tu misma, si puedes elegir los sorteos, los anuncios...mira porqué no, pero me temo que todo eso es una ilusión y después por ética propia te ves obligada a hablar del chorizo Censlifuds aunque te pareció horrible. Tengo un blog muy humilde y admiro los blogs con grandes recetas, atrezos y fotos alucinantes pero si por ello tengo que comprarme una vajilla o 30 nuevas, una reflex con 50 filtros diferentes y no llegar al final de mes por ello, va a ser que no !!
    Como seguidora tuya, mira cuando no me gusta una entrada no la leo y ya esta, cada uno libre de moverse como quiere y de hacer lo que quiere con su blog. Por cierto, te he dicho ya que me encanta tu blog !! Petons.

    ResponderEliminar
  19. Buenísimo tu post...el problema para los bloguers es que no somos profesionales, y a veces caemos en la tentación....hasta que te das cuenta de que a pesar de que lo hacemos porque nos gusta, tenemos derecho a sacar tajada del pastel, pero lo que tenemos que tener claro es que hay que mantener una coherencia y no saturar a nuestros lectores.
    Yo ya ni contesto a los mails pidiendo publicidad, jejej, y cuando son impertinentes, les mando mis datos de tráfico y pido, y entonces les entran las dudas...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Dejo el comentario después de comprobar que existen magdalenas de "franta laranda"... y en varios blogs, creo que tenía razón mi amama cuando decía que el mundo se va terminar.
    Me hace ilusión vivir en la más absoluta ignorancia, no tener ni pajolera idea de quien es "adssseeennnnssseeee", ni qué son los links contextuales" y disfrutar del amasado francés y de mi masa madre.
    A mi me gustas como hasta ahora.
    Un beso.
    Flori.

    ResponderEliminar
  21. Anita....ya sabes como pienso....solo me preocupa que mi blog debería hacerse la estética despues de estos dos años.....pero lo de las publicidades y esas cosas me la trae al pairo, no tengo blog para sacarle un rendimiento económico....pero respeto y entiendo por qué lo ibas a hacer tu....ya hemos hablado....Me niego a hacer la tortilla con huevos de Maripepi y aceite pitiflú porque me lo digan ellos, me aburren las recetas que dan tantos nombres publicitarios..pero de nuevo te respetaría y te entendería....¡O NO HACEN ESO LOS AMIGOS!...¡ME ENCANTAN TUS RECETAS!....Besos pochola

    ResponderEliminar
  22. @biscayenne

    Yo he experimentado las dos cosas (así tenía los dos puntos de vista)

    Es más satisfactorio cuando eres tu quien elige el premio y no pones ningún cortapisas. Tanto a nivel de tráfico como a nivel moral. Repetiré en cuanto pueda.

    Con el patrocinado la marca puso la condición a que le dieran al me gusta y mucho me repatea, pero querian poner mas condiciones y yo les dije que sólo esa y ya. Supongo que es ponerse un poco firme y ya esta. Como experiencia he aprendido cosas interesantes. ¿Lo repetiré? Pues no lo sé, la verdad...

    ResponderEliminar
  23. Muy buen post Ana!
    Creo que cada uno puede hacer y debe lo que mejor le convenga. Si quiere monetizar que monetice, y si no le hace falta, que no lo haga.

    Cada bloguer del campo que sea debe hacerse valer, eso lo tengo desde que me di cuenta de que las empresas tienen mucho morro, ojo, no todas, no es la primera vez que tengo que decir: oye no hace falta que me pagues, lo hago porque me gusta tu producto!

    Hasta la fecha hemos rechazado todos los post patrocinados muy jugosos que nos ofrecen a diario, y no son los típicos genéricos, que también los hay. Hablo de los personales, de los que saben perfectamente quién eres y qué haces, pero aunque el dinero ahora nos vendría muy, ya lo sabes, prefiero no comer hoy y pasar hambre mañana, convirtiendo el blog en un escaparate.

    A los que lo hacen lo respeto por supuesto y no te digo que mañana busque la forma de sacar rendimiento a esas visitas desaprovechadas.
    La relación que tengo con algunas marcas la he seleccionado yo, y creo en que debe ser siempre recíproca. La decisión de tener patrocinadores ha venido desencadenada por la crisis económica personal, y o dejaba el blog, cosa que me gusta y no quiero, o necesitaba a alguien que me proporcione los necesario para poder cocinar y sacar los post. Pero supongo que cada caso es diferente. Al menos he encontrado mi solución y creo que sin molestar al lector, si no está claro que el blog no seguiría creciendo tal como lo hace.

    El tema de concursos, sorteos y demás es un plus para cualquier espacio. Normalmente soy yo la que pido que se hagan y elijo lo que quiero. Si hasta hace nada pagaba de mi bolsillo todo lo que ofrecía y regalaba, ahora no puede ser, y he buscado esa otra forma. Yo te doy un pequeño espacio, entiéndase banner por ejemplo, y tú me das las cosas que necesite/quiera para los lectores.

    Al que no le guste me resbala muchísimo sinceramente. Si me da la gana de pedir "me gusta" lo haré y si lo doy por la cara, como muchas otras veces, también. Creo en la libertad absoluta, que por supuesto también se extiende al mundo bloguero :) Y como lo más importante es la esencia del blog, no debería influir en nadie que tengas puesto un banner o saques aceite "marijuana" si el blog sigue siendo el mismo y te ofrece lo mismo que cuando te "enamoraste" de él.

    Lo que hagas estará bien hecho.

    ResponderEliminar
  24. Jaja me ha encantado la entrada y me he reído mucho! :P

    ResponderEliminar
  25. Yo lo primero que voy a hacer es felicitarte por las imágenes del post... me parto :)

    Y en cuanto a la publicidad... yo nunca me lo he planteado por dos razones, la primera es que no vine a cuento porque mi blog es más bien tirando a cutre (alguna vez como un lujo me he comprado algún cacharrín de cocina, pero nunca una cámara nueva, ni atrezzo) y la segunda es que me fastidia bastante cuando la hay en otros blogs; no tanto cuando se hace de manera transparente, pero sí cuando se pone como quien no quiere la cosa, como en las entradas patrocinadas. Así que me quedo como estoy.

    Muy maja la entrada :)

    ResponderEliminar
  26. Álvaro6/13/2013

    @Ainhoa

    Opino de la misma manera. No tendría reparos en promocionar cosas con las que me viese identificado, del mismo modo que dejo de leer blogs cuando veo que van por un camino que no es mío.

    Por eso mismo, en el ejemplo que propone Ainhoa, dejaría de seguir un blog por el simple hecho de publicitar una marca tan contraría a mis ideales como Nestlé.

    Ahora es muy fácil conseguir información de las marcas para saber dónde te metes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Anónimo6/13/2013

    Tu blog es una pasada, escribes genial, y las ilustraciones y fotos que pones están muy curradas, se ve que hay muuuchas horas de trabajo. Deberías sacarle algún rendimiento económico, seguro que si pusieses publicidad lo harías con mucho gusto y a los que te seguimos no nos molestaría.

    ResponderEliminar
  28. Hola guapa, las dos formas de ser bloguers son muy lícitas, únicamente somos nosotros los que elegimos el camino, la forma. Hay muchos blogs que viven de la publicidad y me parece muy bien, si ellos quieren hacerlo. Yo por mi parte no. Puede que alguna vez me ofrezcan probar un producto y acepto, pero de forma puntual pero a mi nadie me dice que tengo que publicarlo en mi blog. Si quiero lo pongo, si no quiero no. También me han ofrecido dinero por poner publicidad o que ponga precio por algún artículo de mi blog. El blog es mi trabajo favorito y lo hago porque quiero. para trabajo remunerado ya tengo el mío. La publicidad afea el blog muchísimo y hace que el lector se fije en algo que no es lo que tu realmente quieres que llame la atención del lector como es la entrada. En mi blog cuando entras solo podrás leer la entrada que es eso en lo que quiero que tu te fijes, para publicidad ya tenemos bastante con la tele.
    Pero que cada uno es libre y blogs hay muchos. Solo hay que saber escoger.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  29. jajaja 100% de acuerdo en todo. Aún pico pero me hago dura con el tiempo.. ;)

    ResponderEliminar
  30. ¡Madre mía, cuantos temas! Por partes:

    - Muy buena la entrada, y geniales las imágenes. :)

    - Yo, como Dr. Muerte, pongo este comentario para tener más visitas, ¡jaja! (Mentira...)

    - Yo nunca me he planteado el blog para sacar ni medio euro. De hecho, es muy personal y minoritarísimo, no solo por el poco tiempo que llevo sino también por la escasa difusión que le doy, lo poco especializada que estoy, el nombre tan infantiloide que tiene... Lo hago porque me gusta escribir, porque con los años, si esto sigue existiendo, quiero tener un recuerdo de las cosas que hacíamos en familia y porque es una motivación para encontrar temas y cosas que hacer. Es una inspiración como otra cualquiera, pero el objetivo es puramente mi satisfacción personal. Si luego me leen y la cosa gusta, pues miel sobre hojuelas.

    - Yo pagué creo que fueron 30 dólares por quitar la publicidad gratuita de Wordpress. Al principio no me molestaba demasiado, aunque sacar una entrada de comida sana para niños y que te planten un anuncio de McDonalds pues no mola. El colmo fue la foto de un pibonazo en tanga en la entrada del árbol de Navidad, con Adriana justo encima, disfrazada de arbolito. Decidí que Wordpress también tenía que sacar su rentabilidad, aunque fuera a mi costa.

    - Estoy bastante de acuerdo con que, a base de entradas patrocinadas (según cómo sean) se pierde mucho la autenticidad de un blog, si es que la tiene. Pero muchas veces también se pierde credibilidad. Muchos de los que seguimos blogs de cocina ahora somos fans incondicionales de determinadas marcas y productos precisamente porque los blogueros las recomendaron sin llevarse nada a cambio.

    - A mí me parece que el blog es muy tuyo y es genial, me encanta tu manera de escribir y también tu forma de pensar y enfocar las cosas. Creo que tienes todo el camino andado para seguir haciéndolo genial.

    ¡Ea, fin de mi rollo!

    ResponderEliminar
  31. Permíteme que te diga que siempre es un placer leer tus entradas, pero esta en concreto es muuuuy buena. Saludos desde Barna. :)

    ResponderEliminar
  32. Querida webmaster,
    Me encanta tu blog. Así, en general. Y lo digo de verdad, que yo ni te regalo mortadela ni te invito a un hotelazo. Soy seguidor desde que Mr Mikey F.(A.K.A. MikeyPosh) me convirtió al Biscayennismo y disfruto de tu blog y de la gastronomía vasca de ayer y hoy (esas recetas recuperadas de los libros tradicionales son lo más).
    También tengo un blog, pero por ahora sólo lo visita mi madre (cuando se acuerda de la dirección y no se mete en una web porno por equivocación) y los amiguis, que para eso les tengo comprados a base de dulces.
    Muy de acuerdo con todo lo que dices y cómo lo dices. Me parece que una de las virtudes de los blogs es precisamente el recibir recomendaciones de otros usuarios y consumidores sobre determinados productos, contándote los pros y los contras de los mismos desde su experiencia. Esto se pierde (o se vicia) con los posts patrocinados, obviamente. Para eso, prefiero los típicos banners de publicidad de terceros o las tiendas on-line que se marcan algunos. Al menos así, el contenido de los posts no pierde calidad.

    En cualquier caso, yo te apoyo en tu cruzada y te agradezco que te mantengas "pura" en tus convicciones. :)

    ResponderEliminar
  33. TE podríamos decir mil cosas, que no te vendas o que no pasa nada...

    Que dejaras de ser tu o que el blog es tuyo y hagas lo que quieras...

    Pero la verdad es que solo tu puedes elegir la forma de hacerlo. Yo te recomiendo que lo hagas, por si tenías dudas, pero intenta mantener "tu espiritu".

    Es dificil, pero con tres reglas básicas es suficiente.

    1) Tu eliges que o de quien escribes. Aunque te parezca fácil, no lo es.
    2) tu eliges como escribes. La nota de prensa no mola mucho.
    2) Tu eliges cuanto estas dispuesta a cobrar, porque todos tenemos un precio. Y espero que no elijas que sea 0.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  34. Han dicho tanto, que casi que no te digo nada más. Sabes lo que pienso y te entiendo como si estuvieras dentro de mi. Besitos para mi #MariMoldesVictorianos.

    ResponderEliminar
  35. Anónimo6/14/2013

    Hola Ana,
    Soy lectora aficionada, no me leo todos los blogs que existen, y eso que hay algunos que están genial seguro, porque sencillamente con una vida no es suficiente para estar al día de todos. Mira qué suerte que de los poquísimos que sigo el tuyo es uno de ellos. ;)

    Arriba veo que hay nivel Maribel un rato largo y dicen cosas sensatas. Así que tampoco voy a hablar de algo que desconozco.

    En principio pienso que depende de cada uno, de la circunstancia economica que se tenga, tiempo que se quiera dedicar al blog o las ganitas que uno tenga. Lo importante es no perder de vista qué es lo que te llevó a meterte en este lío y si puede ser que te compense pues mejor. Sólo se vive una vez y hay que sentirse a gusto con uno mismo ante todo. Pero sin caer en el pardillismo.

    Sería ideal que la publicidad, o artículos patrocinados tuvieran algo que ver con lo que escribes (temática, me refiero).
    No sé, me gusta la idea de que al final todos salgamos ganando, y a veces es complicado verlo.

    Hagas lo que hagas, seguro que haces bien. Por lo que te veo me pareces una "Fulanita" sensata y con iniciativas. Así que ánimo!!!

    Eugenia

    ResponderEliminar
  36. Hola Ana, un post muy bien enfocado y muy interesante. Te doy mi opinión, vamos allá :-D

    En mi caso concreto escribo por placer pero tambien es verdad que creo que si puedes compaginar el placer de escribir sobre algo que te gusta con llevarte cuatro perras al bolsillo (pocos pueden vivir de esto) pues creo que es lícito.

    Un blog lleva muuuuuuuuchas horas de trabajo, un tiempo que no volverá y creo que tratar de monetizar tu trabajo no es nada de lo que avergonzarse.

    Además, en general, si un blog da dinero u otras ventajas es porque tiene éxito y el éxito solo se consigue con trabajo y ofreciendo algo interesante para las visitas.

    De nada sirve hacer un blog con la intención de monetizarlo si no lo trabajas, no le das contenido y, en definitiva, no resulta interesante.

    Así pues, la monetización de un blog o de cualquier página web es lícita y en el fondo responde muy directamente al trabajo y el mimo que le hayas puesto.

    Dicho esto, por mi parte, monetización SÍ.

    Luego están los componentes éticos o morales. Quiero decir, sí a la publicidad pero no a cualquier tipo. Por ponerle un nombre, digamos que lo que debería buscarse es una "Monetización Responsable".

    En mi caso huyo de la publicidad invasiva (anuncios tipo capa, banners que ocupan media pantalla, popups..) porque lo que quiero es que la experiencia de los lectores en el blog sea placentera para que vuelvan.

    También huyo de todos los mails que te escriben para proponerte que hables de un tema sin ofrecer nada a cambio. Tan mal me parece "comprar bloggers" como intentar aprovecharse para hacer publicidad gratuita.

    Y en este tratar de comprar bloggers, huyo de todas aquellas propuestas que me ofrecen un texto para copiar y pegar o que no quieren oir lo que no me gusta.

    Así, en mi caso concreto, solo acepto artículos "patrocinados" (pagados, invitaciones, pruebas de productos... etc) si voy a tener libertad para redactarlos a mi manera, osea, alabando lo que me gusta y criticando lo que no... porque como dices bien en el post, esa es la clave, que el artículo aporte algo y sea interesante para los lectores independientemente de que sea un artículo patrocinado o no.

    Obviamente esta es mi forma de proceder en estos temas y hasta ahora creo que la fórmula funciona ya que el analytics así lo indica... pero también opino que cada cual es libre de enfocar su blog como mejor considere.

    No nos olvidemos de que un blog es algo muy personal y personas "habemos" muchas :-D

    ¡Un abrazo!
    GASTROURDIALES.COM

    ResponderEliminar
  37. No me imaginaba yo escribiendo esto, pero ya que sacas el tema...

    Para mi esto de la blogosfera y demás no deja de ser una interesante vía para transmitir, compartir y sobre todo aprender de mi gran pasión, que es la cocina y (cada vez más) muchas de las cosas que hay alrededor de ella. Respeto a quien entre en líos de sorteos, post obligados de ciertas marcas porque te mandan algo, etc. Pero personalmente no me interesa eso, así que no entro: publico lo que quiero, menciono alguna marca si verdaderamente me gusta (y nunca me han mandado nada), y sigo blogs y respondo a post si lo que se cuenta me dice algo en el sentido más amplio de la expresión. Este blog es un ejemplo: la repostería (que es el 99.9% del contenido de Biscayenne) no me interesa especialmente pero aquí hay algo más que dulces: se cuentan historias de personas, tradiciones y sitios, siempre aprendo algo o, cuanto menos, disfruto y sonrío, aunque los bollos y/o las tartas me den igual como aficionada a la cocina, pero lo que dices antes, después y/o sobre el dulce de marras me gusta. Paso de lo demás. Por eso leo y disfruto tus post aunque casi nunca digo nada... Dónde voy yo opinando de dulces... pero me encanta leerte :)

    ResponderEliminar
  38. Como siempre, respetando que cada uno hace con su casa lo que quiere, le dan publicidad, la alquila, la vende o lo que sea..supongo que a veces sera por necesidad, otras por codicia de rascar algo de dinerillo y otras porque les da la gana. La realidad es que yo todos esos correos los borro porque no me apetece llenar mi casa (blog) de publicidad, aunque si me hiciese falta lo haria. Como lectora de blogs tengo quecdecir que muchos los he dejado de seguir por su publicidad, algunas veces veo post que me resultan hasta cutres con lo que anunncian...si hasta he llegado a ver que hacen una receta y, al final, le dan publicidad a algo que no tiene nada que ver. Una incoherencia total! Pero para gustos colores, no?? Un post genial. BS

    ResponderEliminar
  39. Manel Caballé6/17/2013

    Hola, yo soy un humilde lector, mi comentario supongo que solo merece el sitio que ocupa (este) y ni siquiera tiene que ser leído.
    A mi no me molestaria la publicidad, ni los productos ni nada de lo que quieras poner, soy mayor para decidir y discernir; como diria Don Corleone: "...no me importa lo que una hombre hace para alimentar a su familia...", en este caso, tú para alimentar a tu blog.
    Y lo continuaré leyendo :o)

    ResponderEliminar
  40. Yo tengo el blog de cocina hace mucho, y el personal más aún (diez años he cumplido), pero debo ser una mindundi sin interés comercial ninguno, porque nunca me han ofrecido nada. Y me alegro infinito, porque yo he dejado de seguir a blogs con esas reseñas de eventos guays o lotes de productos enviados y con los que curiosamente guisan. Creo que se pierde mucha libertad pasando por el aro de las relaciones públicas y el mercadeo.

    ResponderEliminar
  41. Vaya post!!! Cuanta intensidad....
    Tengo la suerte de ser una mindundi en fase me leen mis amigas y cuatro más pq mi madre pasa y mi hermano me descubrió el domingo pq le dije que había puesto una foto de la mitad de mi hijo en un post. Siempre he tenido claro que no ponía Adsense, te destroza el blog con anuncios feos, y tienes que tener miles de visitas para obtener money, y si tienes miles de visitas digo yo que alguien te puede proponer patrocinio. No tengo ningún problema en hacer publicidad de alguna marca que me guste o utilice, y no me molesta que los blogs que leo hagan publicidad de esas marcas de una forma coherente. Lo que si me molesta es que a cambio de una piruleta tengas que leer un post infumable, clicar al me gusta de 5 patrocinadores o que estés leyendo una receta y te vayas encontrando la publicidad de siete patrocinadores uno detrás de otro... hay blogs por los que ya no paso. Y estoy de acuerdo en que hagas un concurso y regales algo que te gusta... que tal un curso de Carolinas o algo en Barcelona? ;)

    ResponderEliminar
  42. Qué interesante, me la llevo!

    :P

    Bueno, bueno. No sé por dónde empezar. Tengo la inmensa suerte de no tener que plantearme qué hacer si me llega un correo de esos porque no le intereso a nadie. Esto suena un poco a drama baratuno y reclamo calimero pero es verdad. Al vivir en la quinta puñeta nadie quiere enviarme productos para que los pruebe porque los gastos de envío se salen del presupuesto (alguna vez me ha llegado un mensaje y he respondido en ese plan -"estás seguro? mira que vivo en Finlandia" - Hasta luego). A esta Zutanita la patrocina Zutanita Inc (y Fulanito, los bienes gananciales es lo que tienen). Tengo una tienda de libros en Amazon, que me da la comisión de lo que yo compro (a este ritmo me forro).

    Alguna vez me he hecho esas preguntas y no he encontrado respuesta. Basándome en mis propias reacciones como lectora de blogs, me gustan las entradas que recomiendan productos cuando percibes que la persona al menos los ha probado y da una opinión sincera. No me gusta que el día X, 5 blogueros a los que sigo escriban sobre un mismo producto y no indiquen que es una entrada patrocinada. Tampoco me gusta que otros escriban por ellos. Ni que recomienden productos que yo sé que son un mojón de pato. No me gusta que intenten venderme cosas cada dos por tres ni que me pidan que me prostituya para entrar en no sé qué sorteo. Me gustan los sorteos cuando son por echar el rato, en plan déjame aquí un comentario y si eso ya te aviso.

    El mundo bloguero este a veces me cansa. Veo tres entradas chungas y me harto, o te dejan el comentario típico y te dan el día. Pero luego vengo a sitios como este y me gusta leerte y ver que la gente te lee y reflexiona con tus propias reflexiones. Y merece la pena toda la morralla anterior.

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.