De pintalabios y pollos

/
11 Comentarios
Una tiene sus filias, fobias y debilidades, como todo hijo de vecino. Yo, entre escritura y escritura (que ahora me gano más o menos la vida escribiendo, pero eso ya os lo contaré otro día), necesito procrastinar. Lo que viene siendo tocarse un rato la vaina, de toda la vida. Y como me paso el día frente al ordenador, cultivando lorzas y buscando en Google, llego a encontrar cosas muy locas en internet.

Todas las historias que me parecen interesantes o curiosas las guardo en una carpeta kilométrica de favoritos y me mando un mail por partida doble. Todo para nada, porque almaceno tanta morralla que luego me da pereza revisarla y pierdo cosas que podrían estar salvando al mundo del aburrimiento mañanero. Igual que yo procrastino, vosotros procrastináis en presente del indicativo y llegáis hasta aquí para evadiros un rato del trabajo. Y así se cierra el círculo perfecto del tocarse la vaina.

Hace un rato, hablando con una amiga he recordado un artículo que leí en verano. Algo tan lóquer que merece un post en sí mismo.


Fijaos en la foto de estas señoritas tan monas. Todo como muy bucólico, en plan imagen de revista de moda, de ésas que hacen sesiones de fotos en sitios raros, con modelos en poses dislocadas y llevando un conejo al hombro.

Van todas vestidas en plan retro, con sus pañuelicos y sus labios pintados de rojo carmesí. Sonrientes con su pollo en brazos. Divinas.


Todo es ideal, y monísimo de la muerte. Seguro que van a hacer una meriendita en el campo con banderines de color pastel y cupcakes, muchos cupcakes. O siguiendo el estilo viejuno rural folk que ahora está en boga, una pastel de zanahoria ecológica y cerveza artesana con levadura traída de Paíslejanokistán hace 4 siglos.

Ay, almas de cántaro, cómo nos la clavan. Porque lo siguiente, lo que no veíais venir, es esto:


o.O

Oh. Cáspita.

El artículo que aúna conceptos tan contrarios como son pintalabios y matar pollos se titula "Pintando la granja de rojo: la matanza de pollos con chicas pinup de Marion Acres", de la web estadounidense Modern Farmer. En él cuentan cómo en una granja avícola y ecológica hacen un día al año la "cosecha de pollos para señoritas". No tengo palabras.

Obviando que por supuesto para cualquier vegetariano la idea y las imágenes son ofensivas de por sí, a mí, que como pollo y filetes y callos, también lo es. Ya cuando os hablé el año pasado de mi matanza familiar y casera, predije que el apocalipsis vendría en forma de gastrotendencia.  Esa tontería mayúscula que es ponerte a hacer algo porque quieres molar.

La molaridad de la matanza está en alza. Algo potencialmente peligroso que puede derivar en modas tan odiosas como las panaderías deluxe y los gastrobares. Pero esto, esta fiestilla fashion de vísceras y sangre es demasié. Convertir un trabajo duro, honesto y a veces desagradable como matar animales para comer en una chuminada de domingueros es el colmo. Aparte de las connotaciones sexistas que haberlas, haylas.

No tengo nada en contra de consumir carne. De hecho, abogo por que todos los omnívoros sepamos cómo se obtienen esas pechugas tan limpias de las bandejas del súper. Quizás así hubiera más veganos convencidos y menos hipócritas. Pero las fotos monas y el pintalabios cuquérrimo están fuera de lugar.


Ale, decidme vuestra opinión!






Entradas relacionadas

11 comentarios:

  1. Te cagas! así te lo digo. Te le he dicho por Twitter, pero esto lo ve mi abuelo,y aun estando enterrado el pobre, se descojona de estas mamarrachas. Lo de "para señoritas" es has ofensivo fijatetúloquetedigo, pero encima potenciarlo con la vestimenta tan propia de una matanza, no se ni describirlo.

    Por cierto, la de los pollos muertos si la pones en blanco y negro, sin tanto colorin, creo que da hasta miedito.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/24/2014

    Bueno, parecido hacen los que van a la vendimia, yo lo he visto, la bodega de txakolí que el fin de semana prepara para urbanitas con niños, principalmente, porque a los niños hay que enseñarles todo y si no eres un mal padre... Pues eso, que pagan su pasta, van allí, les dan las tijeras y a podar, o a coger uvas vamos, fotos bucólicas de familias cogiendo racimos y metiéndolos en cestos de mimbre of course! luego ya hamaiketako o comida con vino o txakoli dependiendo de la bodega. ¿Eso no es lo mismo que lo de los pollo pero para familias guays? Itziar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hombre, yo no lo veo igual. Me parece fantástico que la gente urbana vaya al campo a aprender y valorar la materia prima. En el caso de los pollos no se trata sólo de una experiencia didáctica, de gastroturismo o como lo queramos llamar. Está estilizada de un modo que a mí (que sean sólo chicas guapas y jóvenes, que vayan así vestidas, maquilladas y peinadas) me da patrás. No sirve para enseñarte cómo es criar pollos o sacrificarlos, sólo para hacer "bonito" de una manera que a mí personalmente me parece repulsiva. Tampoco tiene nada que ver recoger uvas con matar animales, cuestión que si la realiza alguien que no tiene ni idea puede causar más daño al animal en cuestión e incluso si nos metemos con cuestiones de higiene y método, mejor no hablar

      Eliminar
  3. Me has dejado muerta. Del todo.

    ResponderEliminar
  4. Pero, pero, pero… ¡¿Esto qué es?! Por empezar por algo porque todo es muy fuerte. El concepto y la imagen de una pin up son tan opuestos a matar pollos que no se quién fue el lumbreras al que se le ocurrió la idea. Queda igual de mal que ir vestida de chica Gibson. Y hasta eso tendría un pase siempre y cuando la chica Gibson decidiese traicionar su esencia urbanita para aventurarse a la conquista del Oeste. Además todo el mundo sabe que el outfit ideal para una matanza es vestirse de leather face, con motosierra incluida, que como esto son pollos será más bien feather-face. Y lo de fotografiarse en posturitas con el pollo antes y después…

    ResponderEliminar
  5. Me has matado. Obviando que mi compañera de piso [vegana] nunca verá este artículo porque le da un arrebato y se va a la granja a matar pinups para salvar a los pollitos, es ofensivo a más no poder.

    Yo soy carnívora, más o menos responsable porque soy contraria a la ganadería intensiva aunque mis riquezas solo me permiten comprar carne en la carnicería de mi barrio, y no en el shopping center ecológico de postín, y entiendo que la matanza, ha de ser.

    Pero lo de matanza para señoritas... santo cielo... como si los señores hombretones hubieran hecho la matanza alguna vez a lo largo de la historia. Quede claro: la matanza la ejecutan mujeres, y si no que hablen con mi abuela que a sus 70 cogía con su hermana, mano a mano, un cerdo, y lo convertían en conservas de carne en menos de una tarde.

    Los hombres no se han ocupado de la matanza, históricamente y salvo alguna excepción que lo mismo desconozco, nunca. Como mucho, han sujetado al animal un rato, por eso de la fuerza bruta, y para de contar. Así que la matanza para señoritas, y no digo ya para pinups, es una farsa de narices.

    En fin, que perversión de la historia, que falta de respeto a nuestras abuelas y que machirulismo americano sin límites!

    ResponderEliminar
  6. Con lo simpática que me había parecido a mi la primera foto, tan colorida, tan naïf... Hasta pensé que era una foto tuya (no me veo) haciendo el ganso con unas amigas... Y resulta que no va de gansos si no de pollos...
    ¡Ay madre qué mal estamos! ¿A dónde vamos a llegar? Ay (suspiro desalentado)

    ResponderEliminar
  7. Flipada me has dejao! Con lo monas que estaba ellas...
    Antes muertas que sencillas, habrán pensado seguro
    bss
    Cristina

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10/26/2014

    Que por desgracia tenemos que matar animales para comerlos, pues es asi que le vamos a hacer pero hacer de esto una exhibicion de moda con los pobres pollos minutos antes del garrotevil, es realmente desagradable y de un mal gusto total. Por otra parte viniendo de una website americana no me sorprende, lo raro es que no hayan puesto banderas de barras y estrellas de fondo,,,,,,,,,,,
    Javier

    ResponderEliminar
  9. No sé porqué, me han venido a la cabeza los Hollister y la cerveza de zarzaparrilla. Oh! Cáspita!

    ResponderEliminar
  10. Estoy contigo 100x100, m parece horroroso y una hipocresía total! Q existe la matanza ya se sabe, pero no a modo d exhibicionisme, m parece repulsivo

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.