Feliz Navidad nostálgica

/
7 Comentarios
Si leen ustedes este bloguito desde hace poco, podrían pensar que el viejunismo y sus circunstancias son una gracia mía para pasar el tiempo y echar unas risas. Que también. Pero yo, que tengo alma de abuela pellizcadora de carrillos y librero viejo, pienso que echar la vista atrás siempre es entretenido y aleccionador, un ejercicio de cariño hacia todos los que vivieron antes que nosotros.

En Navidades me pongo nostálgica y yeyé, veo "La Navidad de Charlie Brown" e intento pensar en cómo serían las fiestas de allá cuando Maricastaña, cuando reinaba el capón y el turrón blando (que ahora nadie quiere, no lo neguéis) era un lujo desmedido y una fiesta para el paladar. Aprovechad estas fiestas para hablar con algún vejete, recordad las historias familiares, charlad con esa señora pesada que intenta entablar conversación en la cola de la pescadería. Por muchos recuerdos que conserven los libros y las fotos antiguas, no sirven de nada si no abrimos sus páginas, copón.


Desde aquí la Biscayenne os desea feliz Navidad y os da las gracias por seguir al otro lado de la pantalla aguantando su rollo. Ya que estamos lacrimógenos y sensibles, aprovecho para mandar un achuchón especial a todos los que se toman la molestia de escribirme contando sus historias o mandarme un libro apolillado, a los que me han dado nuevas oportunidades y a los que me confirman que hay mucha gente perra pero también amable, encantadora y generosa.

De regalo de Navidades os dejo un vídeo que vi hace poco y me recordó por qué escribo este blog. No salen morcillas, ni bizcochos o recetas, pero es hamor con h del bueno. 



Entradas relacionadas

7 comentarios:

  1. Feliz Navidad a ti también y gracias por recordarnos todas estas cosas. A mí el turrón blando MENCANTA

    ResponderEliminar
  2. Felices fiestas, preciosa! Gracias por las risas que me sacas últimamente con las comidas viejunas y gracias, sobre todo, por escribir y recordar que no hace tanto vivíamos en el pueblo, hacíamos cosas 'de pueblo' y éramos tanto o más felices que ahora.
    Un abrazaco desde el sur de la provincia de Ciudad Real, al lado del Valle de Alcudia, donde aún quedan pueblos pequeños con gentes y tradiciones grandes.
    Cristina.

    Pd. Cuánta razón tienes, deberíamos escuchar más a los vejetes, aunque sólo sea por puro interés de no perder todos esos conocimientos e historia que no aparecen en las páginas de ningún libro.

    ¡¡¡Y a disfrutar con los árboles de langostinos suicidas gelatinados!!! =D

    ResponderEliminar
  3. Felices fiestas! Hace poco que te he descubierto y estoy encantada. Gracias a tu blog me han entrado ganas de sacarle el polvo a mi "Enciclopedia de Cocina Paso a Paso" y recuperar alguna que otra receta viejuna. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12/25/2014

    Oooh, el vídeo <3

    ResponderEliminar
  5. Ana te sigo leyendo,ya te ezcribiré más tardeFELICES FIESTAS!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/01/2015

    ! Madre mía! Esa imagen del final del video es como la casa donde nací, que perdí y con la que sueño siempre. Gracias por traérmela. Y había que hablar en castellano. ¡es toda mi infancia! Graciñas.

    ResponderEliminar
  7. Precioso documental....triste realidad que se vivió en una de las regiones más duras y pobres de Galicia, la montaña de Lugo. Yo conocí de refilón aquella época. Prefiero la de ahora. Los desayunos eran de papas de maíz y leche gorda recién ordeñada....
    Felicidades por tu blog. Te sigo intensamente. Buen año 2015

    ResponderEliminar

Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.