sobre mí

/
0 Comments

Ana Vega. Bilbaina sin tilde y mala comedora de niña. Golosa irredenta y amante de la cocina sin tonterías, de las calorías, los libros apolillados y los mapas. 

Apasionada de los mercados de pulgas, los ultramarinos viejunos y las librerías con mucho polvo. Leo, cocino y como a partes iguales aspirando a la imperfección. Desempolvo y saco brillo a la cocina sencilla y pobretona de la que venimos todos. Este blog comenzó siendo una cosa (recetas de repostería sin más), después se convirtió en otra (recetas antiguas e historia gastronómica, lo que yo buscaba y no encontraba en internet) y vete tú a saber cómo acabará. Lo importante es que divierta y a la vez enseñe, que haga leer y no sólo mirar estampas.

Políticamente incorrecta, reivindico la untuosidad de la mantequilla, los beneficios de todo lo anti-light, y los caprichos gastronómicos zampados con nocturnidad y alevosía en una cocina minúscula (de Bilbao).


Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.