sobre mí

/
0 Comments

Ana Vega. Bilbaina sin tilde y mala comedora de niña. Golosa irredenta y amante de la cocina sin tonterías, de las calorías, los libros apolillados y los mapas. 

Apasionada de los mercados de pulgas, los ultramarinos viejunos y las librerías con mucho polvo. Leo, cocino y como a partes iguales aspirando a la imperfección. Desempolvo y saco brillo a la cocina pobre, sencilla y ancestral de la que venimos todos. Terapeuta de recetas antiguas para tiempos modernos e injustos con el pasado.

Políticamente incorrecta, reivindico la untuosidad de la mantequilla, los beneficios de todo lo anti-light, y los caprichos gastronómicos zampados con nocturnidad y alevosía. Intento hacer disfrutar (y engordar) a los demás (y a uno mismo) desde una cocina minúscula (en Bilbao).


"Las personas a las que les gusta comer son siempre las mejores" Julia Child.
Yo añado: nunca te fíes de alguien a quien no le guste comer. Nunca.


Biscayenne. Con la tecnología de Blogger.